Negocio perfecto

Publicado en Destacadas

Aprovechando los momentos justos para pegar, Carrasco Polo le ganó a Old Christians 16-8 y recuperó la punta del Torneo Apertura

 
 
En un partido de defensas, casi sin espacios, como muy pocas oportunidades, ganó el que las supo aprovechar. Carrasco Polo fue un poco más que Christians, y por eso se llevó en  forma merecida la victoria por 16-8, que le devuelve la punta y le asegura la entrada en semifinales del Torneo Apertura.
 
¿Fue justo? Sí, lo fue. Porque cuando los espacios no aparecen, cuando largar la pelota afuera se hace complicado, cuando los rucks son una auténtica batalla, cada oportunidad cuenta. Y quizás Polo tuvo menos opciones concretas, pero fue implacable en cada una de ellas.
 
El primer tiempo fue una durísima lucha en los rucks. Similar al arranque de Old Boys-Polo hace una semana, ambos equipos intentaban jugar con dinámica para mover la pelota sumando fases. Polo más cerca del eje, Chistians probando a veces por allí, y a veces con las manos por afuera. Sin embargo, las defensas ganaban el duelo, sacándole velocidad a la pelota, marcando encima de manera de no poder explotar a los medios y a los centros. Christians tuvo alguna oportunidad más, cuando Leivas logró colarse por el centro de la defensa, y alguna otra surgida de presión defensiva y buenos tappings. Sin embargo todo seguía 0-0.
 
Fue una de las últimas del primer tiempo que torció las acciones. Como lo había hecho Leivas, esta vez fue Vecino, para CPC, quien vio la falta de poste en el ruck y se metió por el callejón del centro, hasta allí clausurado. La primera vez que el caballito lograba quebrar la línea de la ventaja, provocaba el desorden de Christians, el hueco por la punta, el pase, la corrida de Rodrigo Martínez que derivo a Tati Gibernau, quien apoyó el primer try del partido. El primer tiempo se iba con ese golpe psicológico del 5-0, premio a quien había logrado hacer algo diferente, ante un Christians que también había tenido sus lapsos de dominio, aunque no había tenido ideas para quebrar la igualdad.
 
Y si ya eso había sido un golpe, lo siguiente cambió el partido: a los 30 segundos del complemento Vecino apoyó el segundo, luego de tomarla por el ciego, fijar marcas, tirar un rastrón, continuar corriendo y apoyar el 10-0, en una jugada en la que los azules protestaron knock on. En un partido cerradísimo, Polo sacaba una diferencia gigantesca.
 
Era el momento para que Christians fuera a buscarlo, pero en cambio, el azul demostró que no era su tarde. Sí, hizo el 80 % bien, obtuvo la pelota con un pack más liviano y en el line anduvo bien. Recuperó pelotas en rucks y se puso en disposición de ataque. Pero a pesar de todo eso, falló en su fuerte, el juego abierto y de velocidad. Los pases fueron malos, pero también la toma de decisiones. Faltó también el uso del pie para abrir a una defensa buena y abroquelada. Y además Polo le encontró los puntos y asfixió con muchísima marca la salida de juego de Christians, sobre todo entre el 9-10 y en los centros, de manera de que esa salida nunca fuera cómoda. El local protestó penales de offsides y también en los rucks, y si bien es cierto que algunos fueron, Polo completó una inteligente y efectiva defensa al límite que anuló el fuerte del azul., y encima, al cruzar la mitad de la cancha, ampliaba hasta el 10-3 con otro penal de Asuaga.
 
El azul se acercó con un penal de Passadore, aunque también erró otras patadas que lo hubiesen acercado. luego quemó cartuchos, y lo fue  buscar con el libreto B, el de los forwards. Tuvo oportunidades de scrum que no supo aprovechar -incluso un par de giros polémicos, en los que Christians protesta que la primera línea de Polo renunció al empuje- o con un line y maul que nunca pudo terminar de traducir en puntos Fue la paciencia de intentar una y otra vez, que le dio resultados cuando luego de un ruck la pelota Salió rápido a la punta, llegó salteo, y Tato Arocena puso el try del 13-8. Christians acertaba en la cuarta o quinta chance de try, y aunque se ponía a tiro, parecía tarde.
 
En efecto, Polo lo fue a buscar nuevamente y consiguió otro penal lejano, que Asuaga transformó en puntos gracias a su efectiva zurda, para casi sentenciar todo con el 16-8.
 
Quedaron unos minutos para que Christians fuera a buscarlo. Sin embargo, el azul se siguió repitiendo en errores que nunca lo dejaron explotar. Polo, mientras tanto, hizo el partido adecuado a las circunstancias: pegó cuando debía, defendió con todo y después jugó con inteligencia de acuerdo a la ventaja que tenía. Eso le permitió retomar la punta, y poder empezar a pensar con las semifinales.
 
OLD CHRISTIANS 8-CARRASCO POLO 16
 
OCC: Formoso / M. Espiga / Herley /R. Espiga / García / Sciarra / Horta / Pérez / Martínez / S. Arocena / S. Arocena / Leivas / Llovet / Passadore / Vázquez. DT: Nicolás Inciarte
 
CPC: Sánchez / Ortiz / Capó / Álvarez / Rega / Aquistapache / Campomar / Conti / Vecino / Asuaga / M. Etcheverry / Parra / R. Martínez / Gibernau /Labat. DT: Ormaechea-Mendaro-Amarillo
Cambios: J. Horta, G. Storace
Cambios CPC: Ormaechea x Aquistapache, Protasi x Álvarez, Colucci x Capó, Ávalo x Ortiz
Puntos: 40’ try Gibernau (CPC) 5-0, 41’ try Vecino (CPC) 10-0, 45’ penal Passadore (OCC) 10-3, 64’ penal Asuaga 13-3, 74’ try S. Arocena (OCC) 13-8, penal Asuaga (CPC) 16-8
Cancha: Old Christians
Juez: Eduardo Blengio
Amarillas: M. Etcheverry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder