Los detalles hacen la diferencia

Publicado en Destacadas

Old Christians pegó en los momentos clave, y por eso consiguió una buena victoria 19-9 ante Trébol en una tarde difícil para jugar

Los partidos como los de ayer en Christians son previsibles. No son fáciles, para ver ni para jugar. Son como esos trámites que uno no tiene más remedio que hacer, esos parciales para los que uno estudió poco, esos trabajos que uno debe hacer a pesar de tener dolor de cabeza y ser viernes a las 19:30. No salen bien y el compromiso es sacarlo como se pueda, aunque se sepa de antemano que el brillo no va a estar presente.

Eso le pasó a Old Christians y a Trébol. Los dos entraron sabiendo que la persistente llovizna que empezaba a caer iba a condicionar el partido. No había un barrial que condenara a un eterno pick and go, pero había suficiente agua como para atentar contra un juego desplegado y dinámico. Ojo, los dos lo intentaron por momentos, pero se dieron cuenta que era un partido para sacar la carpeta, especular, arriesgar poco y sumar en cada oportunidad que se tuviera.

El primer tiempo fue bien flojo, y solo se destacó la intensidad de la lucha cuerpo a cuerpo. Los dos se alternaron los ratos de dominio, en los que conseguían poner el juego en campo rival, intentar jugar a partir de las formaciones y acercarse, de a poquito, al ingoal.

Trébol pegó primero, con un penal de Durán, que se hacía cargos de los kicks a falta de Morales y Lussich, e incluso el sanducero se acercó alguna vez al ingoal rival y se encontró con un rival que defendió bien. Pero luego sería el momento en que Christians se estacionaría en campo rival, y merodeando allí, largando alguna puntada con los forwards y alguna pelota abierta, llegaría a los dos penales que Passadore transformó en el 6 a 3 parcial. Más allá de la leve ventaja azul, el panorama era similar de ambos lados: patada de un lado, patada del otro, ganas de sacar la pelota del ingoal propio y presión sobre la defensa rival para obligar al error. Y sin embargo, casi nulos acercamientos al ingoal, porque los equipos fallaban más allá de la tercera o cuarta fase.

Así y todo, el único que se salió un poco del libreto fue Trébol, cuando en el final de la primera parte tuvo algunas jugadas en las que pudo sumar fases moviendo la pelota y ganando metros. Sin embargo, le faltó profundidad para hacer de ese intento algo más serio.

El complemento empezó similar, hasta que a los 6 minutos empezó a cambar todo. Otegui se fue con amarilla, y a los 9 Christians logró poner la pelota cerca del ingoal rival, conseguie el line, hacer caminar al maul y que Bermúdez se zambullera para poner el 11-6.

Con cinco puntos de diferencia, el partido empezaba a ponerse del lado del azul. Por eso el equipo empezó a jugar con esa ventaja. Consciente que la tarde estaba difícil, limitó las pelotas abiertas por las bandas y aumentó las patadas al cajón y arriba, para que los forwards intentaran ganar la parada.

Allí empezó a sacar ventajas, porque Trébol no podía responder de la misma manera en ese juego de patadas, entonces generalmente terminaba retrocediendo en lugar de poner el juego adelante. Además fallaba en algunos intentos con el line, con lo que perdía otra de sus posibles plataformas de lanzamiento. Del otro lado, Christians no era un ejemplo de precisión, pero se limitaba a hacer lo básico, bien, y a jugar con la ventaja.

La insistencia de Trébol tuvo su premio rápidamente, con dos penales a partir de los errores de Christians, que Durán transformó en el 11 a 9. Nuevamente el partido volvía a estar a tiro del sanducero.

Sin embargo, la duró poco. Lo suficiente como para que Christians pusiera la pelota en campo rival y llegara el penal de la defensa de Trébol, que Passadore transformó en el 14 a 9 que volvía a sacar diferencias. Nada tranquilizadora, por cierto; pero en un partido en el que llegar al ingoal era una tarea titánica, en la práctica los cinco puntos significaban dos jugadas.

Trébol buscó, pero demostró que no tenía armas. En los momentos claves no pudo responder con el line, y tampoco con el scrum. Sin un juego efectivo con el pie, probó con kicks cortos que le permitieran ganar terreno, pero tampoco así consiguió plantear juego más cerca del ingoal rival, Y no tuvo paciencia para buscar el juego corto, para construir lo que había hecho en el final de la primera parte.

Hasta, que, en un kick cruzado buscando salir de su defensa, llegó el final. El juvenil Federico Inciarte la tomó en el fondo de Christians y salió con todo hacia adelante y sin marca. Probó un sombrero ante el primero que le salió, luego quebró un tackle y se fue solo para apoyar el 19-9 que liquidaba el partido para el azul y que dejaba son bonus a los sanduceros. Que le daba la victoria al que fue más inteligente, que no brilló, pero que se sacó a un rival dificilísimo de encima, al que no le ganó en todo 2009. La diferencia no fue mucha, pero sí en momentos clave. Y con rivales tan parejos, y en un día con tan pocas opciones para jugar, esas péquelas diferencias lo fueron todo.

Old Christians 19-Trébol 9

Old Christians
Bermúdez / Inciarte / Harley / F. Storace / Demarco / Iturria / Carracedo / Cattivelli / Passdore / Barreiro / Peluffo / Lestido / F. inciarte / Martínez / Vázquez. N. Inciarte

Trébol
Botta / Barragán / González / Bianchi / Medina / Otegui / Alzueta / Krauss / Cuello / Durán / Bulanti / Ariano / Fernández / Zanoniani / Rey. M. Grille

Cambios Christians: De León x Peluffo, Epiga x Iturria
Cambios Trébol: Cibils x Krauss, Vázquez Varela x Barragán, F. Cibils x González
Puntos: 9’ penal Durán (T), 15’ penal Passadore (OCC), 30’ penal Passadore (OCC), 46’ try Bermúdez (OCC), 22’ penal Durán (T), 25’ penal Durán (T), 27’ penal Passadore (OCC), 37’ try F. Inciarte (OCC)
Cancha: Old Christians
Juez: J. Montes, C. Bueno, H. Manzur
Amarillas: Barragán (T), Carracedo (OCC)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder