“El que lo conoce a Santiago jamás iba a dudar”

Publicado en Destacadas

Rafael Di Meo, padre de Santiago, contó cómo vivió la familia los dos meses de espera, antes que la Justicia sudafricana declarara la inocencia de su hijo

 
Ignacio Chans-Redacción Rugbynews
Se había propuesto no hablar durante todo el caso, porque así se lo habían pedido los abogados en Sudáfrica. Por eso este viernes, cuando la justicia finalmente declaró la inocencia de su hijo Santiago, Rafael Di Meo contó a Rugbynews cómo vivió la familia estos dos meses interminables, esperando que la Justicia sudafricana finalmente declarara la inocencia de los tres acusados.
 
“Se terminó esta farsa, era todo muy grotesco, prorrogaron varias semanas pero no dio para más”, dijo a Rugbynews Rafael, ya en plenos arreglos para que Santiago pueda –si las cenizas volcánicas se alejan de Uruguay- llegar a Montevideo el domingo.
 
“Desestimaron el juicio, porque no tenían pruebas. El parte forense era contundente, y a eso se sumaron las declaraciones que consiguieron los abogados sudafricanos, de la gente del hotel, los videos de los boliches, declaraciones de otras mujeres. No había juicio posible. Esto tendría que haber pasado a lo sumo el 26 de abril y se tendrían que haber venido una semana después de nosotros, pero lamentablemente se extendió todo”, agregó Di Meo, que adelantó que el próximo paso será presentar una denuncia civil contra la justicia sudafricana. “Nos llevará 10 años, pero lo vamos hacer no solo para resarcirnos en el costo económico que ha tenido todo eso, sino también en la parte moral”.
 
Di Meo también se mostró dolido por la cobertura que tuvo el tema de parte de algunos medios uruguayos. “Fue muy grande la indignación que me provocó como padre haberme encontrado con notas de prensa que reproducían declaraciones de una mujer que no conocían. Santi es un atleta esforzado, que jugó en la selección, no es un tarado que anda en la noche bobeando. Ahora está viviendo afuera, trabajando en Paraguay. Me pregunto por qué algunos medios no averiguan de quién están hablando. Vi como 500 notas de prensa hablando con nombre y apellido de Santiago Di Meo, cuando era una acusación sin fundamento, y de repente hay tipos q van presos por violar niños y sólo aparecen sus iniciales”.  
 
“Hasta me dolió más eso que toda la situación. Sentí que afuera de mi país respetaron más a Santiago que en mi propio país. En Ciudad del Cabo le dieron la posibilidad de ingresar al Hamilton Rugby Club, un club inglés de 136 años de historia, donde hay blancos, negros y asiáticos, para entrenarse y jugar. La gente le abrió las puertas de su club y lo cobijó en sus casas, lo que fue fundamental para poder soportar estos dos meses, porque hubiese sido muy duro no tener nada que hacer. Se dieron cuenta enseguida la clase de persona que era”.
 
Además, Rafael destacó el apoyo que tuvo Santiago en Uruguay, que incluyó la semana pasada una fiesta para recaudar fondos, de manera de ayudar a solventar los costos de una larga estadía en Sudáfrica. “Rescato lo bueno, cómo los amigos lo respaldaron. Fue muy duro, el que lo conoce a Santiago jamás iba a dudar. En el rugby todo el mundo nos conoce, hemos armado un club en Punta del Este porque creemos en el rugby. Y el que no lo conoce tampoco iba a dudar, bastaba con entrar a los medios sudafricanos y leer la opinión de la gente”.
 
“Ellos nunca negaron que tuvieron sexo con la mujer. Podrás discrepar de ese tipo de prácticas sexuales, que los muchachos de hoy las hacen, pero nunca hubo nada de mala fe”, reconoció el padre.
 
Los dos meses trastocaron la vida de los tres acusados. En el caso del jugador uruguayo estaba trabajando radicado en Paraguay, hacia donde deberá retornar en los próximos días, una vez que se reencuentro con su familia. “Gracias a Dios los que le dan trabajo allá es gente del rugby, lo han bancado, y le van a dejar unos días más para que se recupere en Uruguay, porque si la madre no lo ve la va a dar algo. No se qué es lo q va a hacer después, pero si va a ir a ponerse a la orden, porque la gente allá lo apoyó en todo momento”. 
 
Por último, Rafael dejó patente la angustia con que la familia vivió todos estos meses, en los que estaba seguro de la inocencia de su hijo, pero frente a la incertidumbre de estar en manos de la justicia de un país extraño, en una causa en la que encontraron varias irregularidades. “En última instancia la Justicia pasa por los hombres y los hombres se equivocan. Siempre confié, pero te queda una cuotita de incertidumbre porque a veces se equivocan, y estás a 8 mil kilómetros, en un país donde se manejan otros códigos culturales. La situación no era sencilla, pero por suerte ya se terminó todo esto”, finalizó Rafael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder