Renace el proyecto del Charrúa para el rugby

Publicado en Destacadas

La idea de que la URU reciba la concesión del escenario se conversó en la primera sesión de Directiva
 
 
Fue uno de los temas hablados en la primera sesión de la Comisión Directiva de la URU, y recoge una gestión que había comenzado la anterior Directiva, aunque luego había quedado por el camino por falta de fondos: la posibilidad de que el Estadio Charrúa se transforme en la casa del rugby.
 
El estadio, propiedad de la Intendencia Municipal de Montevideo, ha sido el lugar de los partidos de Los Teros en forma ininterrumpida en los últimos cuatro años, desde el Sudamericano de selecciones 2008. Y la intención es que la Intendencia formalice algo que ya había propuesto en los últimos años: la chance de ceder el escenario a la URU en concesión.
 
Las ventajas del Charrúa, además de ser un estadio en condiciones de ser mostrado al rugby internacional, es que posee facilidades varias para hacer funcionar allí todas las instalaciones del rugby uruguayo: desde la sede, que hoy funciona en una casa alquilada en el barrio Cordón, lugar de Concentración –generalmente Los Teros van al Hotel Cottage- centro de a conferencias –en los últimos tiempos la URU ha utilizado el Cottage y el Four Points, y eventualmente le ha pedido lugar a los clubes-. 
 
Por sobre todo, tiene la ventaja que se encuentra en un lugar céntrico de la ciudad, muy cerca de Carrasco, uno de los puntos neurálgicos del rugby uruguayo, lo que también o haría atractivo para recibir partidos importantes del campeonato local.
 
Claro que de prosperar la iniciativa, habría que decidir qué hacer con lo que hoy es la casa del rugby: el Country Los Teros, que pertenece a la URU y que fue rehabilitado durante la anterior Directiva, pero que presenta varias desventajas para ser el lugar de las principales competencias del rugby uruguayo: por ejemplo, su lejanía y su difícil acceso; además de lo que le falta para poder ser presentado como un escenario internacional –pese a todo lo que se le ha mejorado en los últimos años-.
 
Sin contar eso, otro obstáculo aparece indudablemente en el camino: los costos que implicaría hacerse cargo del Charrúa, que ya habían  trancado la iniciativa anterior. Mantener el Estadio tiene un costo de 300 mil pesos por mes, que incluyen todo el mantenimiento del Estadio y además la seguridad del Parque Rivera. La idea es, una vez aprobada la Ley del Deporte, conseguir apoyos económicos que ayuden a llevar adelante los costos.
 
Desde el lado de la Intendencia se desea hacer algo concreto con el escenario, que nació como estadio de alternativa para el Centenario en 1985, pero que en la práctica nunca fue usado como tal, sino como lugar para algunos de juveniles o de clubes menores de fútbol. 
 
De hecho, el ex Director de Deportes de la Intendencia de Montevideo, Gonzalo Halty, manifestó en noviembre de 2010 –previo al encuentro Uruguay-Rumania por las eliminatorias- la intención de la IMM de cederle el escenario al rugby. “El Charrúa se ha transformado en el estadio del rugby, y por qué no soñar en repensar los actuales convenios para analizar que la URU tenga un escenario propio, que sea el Charrúa. Son elementos que venimos conversando y no descartamos nada, somos de tener la mesa de trabajado preparada para profundizar los temas. En este caso las credenciales de la URU dan la certeza y la seriedad para respaldar una propuesta de este tipo”, había manifestado en aquél momento.
 
Por ahora, la nueva iniciativa está en los papeles, y no avanzará hasta que la Directiva se complete y se formalicen los principales objetivos. Pero la intención está planteada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder