La venganza del Dragón

Publicado en Internacionales, Noticias, Videos

Gales, que había empezado mal el torneo, goleó 30-3 a Inglaterra y le sacó el título del Seis Naciones

El equipo que se reconstruyó. Que era una lágrima en la primera fecha, luego que Irlanda le perdonó la vida. Que comenzó a apelar a las raíces de aquel Grand Slam 2012, y sorprendió al mundo con una generación joven despreocupada, valiente. Así, se fue recuperando en el torneo y puso el broche de oro con una tarde soñada: un partido casi perfecto, con una intensidad asombrosa, para golear a Inglaterra 30-3, sacarle del buche el título del Seis Naciones y para colmo sumar el bicampeonato.

Fue un partido de una enorme intensidad, con un primer tiempo que se resumió en una titánica batalla en el contacto: marca encima de la pelota, tackle agresivo para enlentecerle la pelota al rival y no dejarlo jugar, y para recuperar pelotas. No había espacios, y las únicas –pequeñas- ventajas que sacaba Gales era en ese breakdown y en el scrum, hasta ahora punto fuerte de los ingleses. Por eso se iba al descanso 9-3.

El segundo tiempo empezó con la misma intensidad, pero de a poco Gales empezó a mostrar que estaba preparado para la gravedad de la hora, mientras Inglaterra empezaba el derrumbe y el hundimiento: mientras Goode pateaba afuera y le regalaba un line en ataque a Gales, el Dragón sumaba la jugada de más fases del partido en pick and go para sumar otro penal y el 12-3. Mientras la primera línea galesa enloquecía a la rival en el scrum y la forzaba a penales, Inglaterra veía como la defensa de Gales afilaba los colmillos, le encimaba la marca en los pocos ataques ingleses y le robaba la pelota.

El Dragón estaba más claro que nunca. Tackle, pelota recuperada en el centro de la cancha, pase a la punta y buena corrida de Cuthbert para apoyar el 17-3, que hacía estallar definitivamente al estadio. En un partido hasta allí cerrado, la defensa y la pelota recuperada ponían a Gales definitivamente cerca de la histórica victoria.

Agrandando por las circunstancias, y por darse cuenta que definitivamente era su tarde, a partir de allí fue una auténtica paliza galesa: otro penal en el scrum, line y pelota abierta para que Davies penetrara como nadie lo había logrado en todo el partido: varias fases y drop de Biggar para irse 20-3.

Casi enseguida Warburton mostró la intensidad necesaria para estos momentos: robo en el ruck, y corrida por la base de la formación para ganar varios metros, desacomodar a la defensa y jugar a la punta, para que Vituric hiciera todo el trabajo y se la dejara a Cuthbert, que definitivamente le puso la tapa al partido con el 27-3, que luego amplió Biggar con un penal más para el 30-3.

Fue goleada, y paliza. Fue la mejor forma que tenía Gales para ganar este Seis Naciones


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder