La era de la madurez

Publicado en Destacadas

Trébol se había quedado muy cerca muchas veces, pero una tarde le llegó la hora: le ganó de visitante 11-6 a Old Christians y clasificó a la final del Torneo Apertura

 
 
Trébol estaba ahí, merodeando. En los últimos años se le había ido por muy poco varias veces, y había alternado esos momentos de “casi” con bajones que lo habían dejado afuera de semifinales. Una historia ciclotímica, si se puede decir, de un equipo que prometía mucho y siempre terminaba dejando la sensación de que estaba para más.
 
Pero en el camino fue madurando. Y esa madurez, que significa llegar al momento justo en el que todo empieza a cerrar, fue lo que empezó a regalar satisfacciones en el Torneo Apertura. Y también fue lo que ayer lo depositó en la final, tras ganarle como visitante a Old Christians por 11-6.
 
Fue un partido muy cerrado, parecido a la mayoría de los encuentros entre los rivales de arriba en todo el torneo –quizás sólo se salve el abierto primer tiempo de Old Boys-Polo el sábado-. En el arranque las defensas ganaron claramente, porque apretaron a los creadores rivales impidiendo que la pelota tomara ritmo, lo que hizo que casi hasta los 20 minutos ambos se prestaran la pelota.
 
Sin embargo, poco a poco empezaron aparecer los síntomas que la estrella que Christians había tenido en el Apertura se iba a empezar a apagar. Joaquín Pérez se iba lesionado, y en su lugar ingresaba Carracedo, con lo que el azul perdía aún más peso en un scrum que había caminado por la cornisa durante todo el torneo.
 
Trébol comenzó a aprovechar eso en el scrum, aunque todo se equilibraba porque el sanducero tenía una mala tarde en el line. Las oportunidades solo aparecían a través de penales, y así el tanteador se ponía 3-3 a los 25.
 
 En ese trámite, el sanducero le empezó a encontrar la vuelta al final del primer período, cuando encontró la dinámica en el juego de sus forwards. Así tuvo un par de chances sobre el final del primer tiempo, aunque se terminó contentándose con una corta ventaja de 6-3 gracias a un penal de Durán.
 
Pero lo que el sanducero no había encontrado en el primer tiempo, apareció en el segundo: casi como una consecuencia natural del dominio del primer período, finalmente Trébol tuvo su premio a los 7 , tras un line, largo maul, los gordos caminaron ante un rival que no podía hacer frente en esa formación, y el try del 11-3, que en un partido tan cerrado era una ventaja considerable.
 
Christians estaba jugando cerca de su límite, y en el momento crítico le faltaron las ideas que se adaptaran a lo que podía hacer en la cancha. Ya no podía ganar con los forwards, pero tampoco con el pie, porque el viento cruzado que lo había favorecido levemente en el primer tiempo ahora era una contra. Una y otra vez el azul intentaba apostar a salir jugando desde el fondo, a correr una y 100 pelotas, pero entre que la claridad no aparecía y la defensa de Trébol aparecía a puro tackle, las oportunidades brillaban por su ausencia.
 
De todos modos, la insistencia, el tesón y las ganas de Christians lo pusieron de cara al try al menos en tres ocasiones. En una fue una pelota abierta que Carracedo no apoyó por centímetros, antes de pisar el touch.  En otra fueron los errores de manejo, que le sacaron la chance. Fueron al menos tres chances de esas que cambian el rumbo de un partido, de la misma manera que las había tenido en el partido de la primera fase. Pero esta vez no entró lo que las otras sí, y empezó a reforzarse la idea de que la tarde iba a parar a Paysandú. 
 
El azul veía que se le iba, y rebelado, buscaba llegar como sea al try, aunque no se daba cuenta de que de penal también tenía la oportunidad de ponerse en zona de try y, con uno más por amarilla a Durán, buscar con más tranquilidad en los últimos minutos. El azul se dio cuenta tarde, cuando quedaban dos minutos y jugaba con uno más. Arocena pateó entre los palos, y  Christians se puso 11-6.
 
Quedaron pocos minutos, jugados mucho más con el corazón que con la cabeza, de ambos lados. Christians corrió y corrió y Trébol tackleó y tackleó. Otra vez Llovet o Favaro quebraron algunos tackles y ganaron metros, pero el juego colectivo necesario para transformarlo en chances no apareció.  Trébol, que había dominado buena parte del partido y que en el cierre se dedicó a defender con unas y dientes, por fin pudo festejar cuando Crocci pitó el final. La madurez, ese sentirse que se va llegando al momento en que todo empieza a cerrar, fue lo que le dio a Trébol el pasaje para definir el título del Torneo Apertura.
 
Old Christians 6-Trébol 11
 
OCC: Formoso / M. Espiga / Harley / J. Horta / R. Espiga / Sciarra / M.Horta / Pérez / Martínez / M. Arocena / S. Arocena / Leivas / Llovet / Favaro / Vázquez. DT: N.Inciarte
 
TRÉBOL: Bota / Arboleya / Rombys en / Alzueta / Bianchi / Krauss / Otegui / Grignola / Lijstenstein / D. Lussich / J. Durán / A. Lussich / M-Fernández / Bulanti / Cuello. DT: MN. Grille
 
Cambios Christians: Carracedo, G. Storace, Bermúdez
Cambios Trébol: A. Durán, Krauss
Cancha: Old Christians
Juez: R. Crocci
Puntos: 23’ penal Durán (T), 25’ penal Arocena (OCC), 37’ penal Durán (T), 47’ try de Maul (T), 78’ penal Arocena (OCC)
Amarillas: Horta (OCC), Arboley, Durán Botta (T)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder