¡Cuartetazo!

Publicado en Destacadas

Carrasco Polo le ganó 3-0 la final a Old Boys y se proclamó Campeón Uruguayo de M19, su cuarto título en la temproada sumados a los de Primera, Intermedia y M17

Ignacio Chans-Redacción Rubynews

Tan parejo como lo fue todo el año, porque no podía ser de otra manera. En una final en la que ambos dejaron bien en alto su prestigio con un partido jugado al 110% Carrasco Polo le ganó 3 a0 a Old Boys, se proclamó campeón Uruguayo de M19 y completó la cuarteta de oro: Campeón en Primera, Intermedia, M17 y ahora el escalón previo al rugby grande.

Demás está decir que fue una final cerradísima. Los dos apostaron al kick para sacar la pelota de sus 22 y jugar a partir del line, pero con el correr de los minutos se fue viendo que ninguno podía liberar la pelota para avanzar con velocidad. Muchísima presión en el juego de forwards, que llevó permanentemente a knocks on y a pelotas pescadas, y a una sucesión de scrums que durante un buen rato no dejaron ver la pelota, porque encima, cuando alguno la obtenía, apostaba con el pie al line y luego al maul.

En ese contexto, Old Boys había conseguido un par de pelotas más que su rival en el line, pero en la primera que Polo tuvo de penal, Asuaga sumó el 3 a 0. Poca diferencia en ese momento, pero sin que nadie lo supera, era la patada que definía el encuentro.

Old Boys lo fue a buscar, y otra vez con el maul tuvo un arma de peligro. Pudo ser de penal, pero lo perdió Vilaseca, y luego cada uno probó jugar un par de veces por afuera, pero se encontraron con defensas bien paradas.

Hasta que Old Boys encontró el arma que contra Christians había clave: kick del apertura al line, Polo que la pierde con un free kick, y el azulgrana que empieza a hacer caminar la formación móvil. Penal de Polo, y el rival decide seguir con el line y maul, hasta generar otro penal, que bien podría haber sido amarilla por la repetición. Luego de sumar ya algunos minutos en las últimas 10 yardas del caballito, era la chance para patear y empatar.

Old Boys decidió ir nuevamente al line, confiando en sus posibilidades. Pero esta vez falló en el lanzamiento y perdió su chance más clara del primer tiempo. En la última Polo pudo elaborar por primera vez juego con sus tres cuartos, avanzó con velocidad sumando fases y terminó forzando un penal, pero el tiro de Tachela Asuaga se fue largo y el primer tiempo terminó 3-0.

Quedaban 40 minutos y todo estaba abierto. Old Boys lo fue a buscar, ganó en el scrum, intentó acumular fases bien agrupadito, y estuvo muy cerca de entrar al ingoal, pero la defensa de Polo bancó bien y ya ahí empezó a ganar una parada psicológica fundamental., porque por tercera vez el rival se iba con las manos vacías

Claro que el azulgrana estaba lejos de rendirse. Era todo entrega y corazón, y otra vez tenía a unos forwards determinantes, pero enfrente tenía una defensa aún más grande, que no le daba chances. Claro, Polo tampoco podía salir, porque con la pelota no estaba claro como en otras tardes. Entonces, el juego se reducía a las 22 del caballito.

Nuevamente Old Boys apostó al line y maul, y tuvo un penal casi bajo los palos -y encima Sagario se iba con amarilla en Carrasco-. Pero el azulgrana volvió a confiar demasiado en su maul, fue a buscar el line y la perdió, y allí el partido empezó a definirse. Porque a pesar de ser solo tres puntos la diferencia, el británico ya había dejado pasar demasiadas chances.

De allí al final Old Boys ya no tuvo la claridad necesaria, y pese a que el capitán Federico Pérez intentó una patriada y que los forwards sumaron alguna fase, los tres cuartos no pudieron hacerse cargo del partido para inspirarse y encontrar los desequilibrios. E incluso Polo, esperándolo y aprovechando la presión para recuperar pelotas, forzó un par de penales que Asuaga no pudo anotar. El caballito volvió a fallar en poner el equipo adelante y con las manos no pudo largar juego. Pero ya no importaba, porque a esa altura tenía la guinda bien lejos de sus 22, lo que dejaba a la reacción de Old Boys librada a alguna individualidad que desnivelara todo.

Así se fue el partido, y Polo pudo largar su festejo. No le sobró nada y hasta jugó menos que su rival en la final. Pero se sabe que las finales no son para jugarlas bien, sino para ganarlas, Y en ese esfuerzo defensivo, en esa mente fría para pegar donde y cómo se requería –y con la suerte del campeón cuando Old Boys decidió perdonarle la vida y no patear-,  Polo terminó festejando. Festejó la defensa de la final y el juego bonito del año. Los tackles defensivos del sábado y las genialidades de sus tres cuartos de todo el año. En definitiva, celebró el haber hecho las cosas bien durante todo el año. Y tuvo su justo premio.

Carrasco Polo 3-Old Boys 0

CPC: Bangueses / Carisimi / Gordiola / Garese / Rega / Acerenza / Inciarte / Sagario / Catalurda / Berchesi / Valentini / Ormaechea / Martínez / Mata /Asuaga. DR: Lamé-Silva

OBC: Capurro / Pombo / Spradling / Artagaveytia / Sapelli / Ramos / Aprahmian / Pérez / Stefani / Vilaseca / Cea / Voulminot / Invernizzi / Puig / Arocena . DT: Alonso-Baldomir

Suplentes CPC: De Barrio, Bicio, Lamanna, Bomio, Puppo, Hintz, Fernández, Tiscornia

Suplentes OBC: Gómez, Tilve, Liendekar, Iruleguy, Filippelli, I ciarte, Calvo, Schmidt

Puntos: 10’ penal Asuaga
Juez: Juan Casini
Cancha: Country Los Teros
Amarillas: Sagario (CPC)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder