Cada vez más sólido

Publicado en Destacadas, Inglaterra, Internacionales, Noticias, Sudafrica

Los Boks le volvieron a ganar a Inglaterra

A diferencia del parejo partido visto la semana pasada, en esta ocasión los Boks no dejaron dudas y superaron con claridad a Inglaterra por 36 a 27

Cuando todos esperaban ver un choque más parejo aún que el de la semana anterior, Sudáfrica se paró más firme que nunca y superó con claridad a su similr de Inglaterra. Si bien el resultado final fue bastante parejo, lo visto en cancha fue un continuo dominio del equipo del Hemisferio Sur.

Con esa temática, vale decir que la primera mitad fue todo un monólogo de los de verde. Los dirigidos por Meyer dominaron en todos los aspectos del juego y se mostraron muy concentrados y contundentes para sacar diferencias en cada error cometido por la defensa de la rosa.

Ese arranque vertiginoso le permitió a los dueños de casa plasmar las diferencias en el marcador cuando apenas ibas 4´ de juego. Alberts se avivó a la salida de un scrum a favor de los locales que se produjo a cinco metros del ingoal y se logró zambullir para abrir la cuenta. Sin tiempo para que Inglaterra pudiese asimilar el golpe, llegaría el segundo try de los Boks. El autor fue Du Plessis, que culminó un ataque de 13 fases. Steyn, que tuvo una mala tarde a la hora de patear, solo logró una de las dos conversiones y las acciones quedaban 12 a 0.

La tibia respuesta inglesa llegó gracias al pie de Toby Flood. Pero enseguida, los muchachos de Lancaster sufrieron otro golpe: Hougaard jugó rápido y fuerte al costado de un ruck sin marca y apoyó. Una posterior conversión y penal de Steyn le daban cifras más justas al marcador: 22 a 3. Lo que se había visto en la cancha era una amplia supremacía de los locales.

Inglaterra jugó un mal partido. Sumado esto a la tarde inspirada que tuvo el rival de en frente, fue muy meritorio que los de blanco lograsen mantenerse en partido en base a las pocas acciones ofensivas que tuvieron a su favor, a las que supieron sacarles el máximo provecho. Un gran responsable de eso fue el medio scrum Ben Young, escurridizo y vivo para encontrar huecos y desatenciones en la defensa rival. Gracias a él llegó el descuento: jugó rápido un penal, cedió para Chris Ashton, que ganó la línea de la ventaja y habilitó a Flood para el try. La posterior conversión sería acertada.

Un drop de Steyn cerró una primera mitad brillante para los Springboks, que hicieron gala de sus muchísimos argumentos ofensivos y de su potencia física. El 25 a 10 a favor era más que merecido.

En el complemento Inglaterra logró equilibrar un poco la balanza, pero aún sin jugar del todo bien. Youngs seguía siendo determinante al responder a un penal de Steyn con su primer try del encuentro. La escapada del medio scrum, que terminó con un sudafricano colgado de su cuello, necesitó la convalidación del video ref, que finalmente le dio la razón para que Inglaterra sumase de a cinco.

Esa temática se repetiría 10´ después: Steyn acertó con el pie y Youngs respondió en el ingoal, desnudando la floja marca de los sudafricanos cerca de las formaciones a la hora de defender. Con la posterior conversión de Flood, las cosas se emparejaron bastanbte más. El tanteador marcaba un apretado 31 a 27 a favor de los Springboks, que se mostraban nerviosos, pero sobre todo deseosos de liquidar las acciones de una vez por todas.

Pero cualquier ilusión inglesa de una remontada quedó hecha polvo cuando JP Pietersen encendió los motores en una contra mortal. El wing ganó 60 metros a pura velocidad esquivando tackles y lanzó a su equipo al ataque. Fue el propio Pietersen el que definió el partido algunas fases más tarde en la bandera.

A pesar de la levantada inglesa, Sudáfrica redondeó una nueva actuación soberbia que dejó la victoria por 36 a 27. Algo quedó claro: los Boks son pura potencia, adrenalina y manejan a la perfección todos los aspectos del juego, pero a nivel defensivo cometen muchas distracciones y dan ventajas fácilmente aprovechables. Dentro de pocas semanas se medirán a Los Pumas por el comienzo del Rugby Championship.

Síntesis del partido:

Sudáfrica (36):

Titulares: 15 Pat Lambie, 14 JP Pietersen, 13 Jean de Villiers, 12 Frans Steyn, 11 Bryan Habana, 10 Morné Steyn, 9 François Hougaard, 8 Pierre Spies, 7 Willem Alberts, 6 Marcell Coetzee, 5 Juandré Kruger, 4 Eben Etzebeth, 3 Jannie du Plessis, 2 Bismarck du Plessis, 1 Tendai Mtawarira

Cambios: 16 Adriaan Strauss, 17 Werner Kruger, 18 Flip van der Merwe, 19 Keegan Daniel, 20 Ruan Pienaar, 21 Wynand Olivier, 22 Bjorn Basson

Tries: Alberts, B du Plessis, Hougaard, Pietersen
Conversiones: M Steyn 2
Penales: M Steyn 3
Drop: M Steyn

Entrenador: Heyneke Meyer

Inglaterra (27):

Titulares: 15 Ben Foden, 14 Chris Ashton, 13 Jonathan Joseph, 12 Manusamoa Tuilagi, 11 David Strettle, 10 Toby Flood, 9 Ben Youngs, 8 Ben Morgan, 7 Chris Robshaw (c), 6 Tom Johnson, 5 Geoff Parling, 4 Mouritz Botha, 3 Dan Cole, 2 Dylan Hartley, 1 Joe Marler

Cambios: 16 Lee Mears, 17 Alex Corbisiero, 18 Tom Palmer, 19 Thomas Waldrom, 20 Lee Dickson, 21 Owen Farrell, 22 Alex Goode

Tries: Flood, Youngs 2
Conversiones: Flood 3
Penales: Flood 2
Drop: –

Entrenador: Stuart Lancaster

Incidencias:

Amarillas: –

Rojas: –

Árbitro: Alain Rolland (Irlanda)

Estadio: Johannesburg

Fuente: www.rugbyfun.com.ar 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder