“Las finales hay que jugarlas para ganar”

Publicado en Destacadas

Ignacio Conti, capitán de Carrasco Polo, analizó la semifinal del próximo sábado ante Old Boys y el momento del equipo en el Apertura




 

¿Cómo llegan?

Bastante bien, hemos tenido partidos bastante parejos y duros, que el partido perdido con Paysandú nos dejó con muchas ganas de revancha y volver a ganar, te da confianza. Lo que pasa también, el campeonato esta súper parejo, ninguno es favorito. Por la historia del club se ve a Carrasco Polo como favorito, pero lo cierto es que hoy se puede perder con cualquier equipo, todos los partidos son parejos.

 

¿A qué atribuís el bajón de Polo en este Apertura?

Creo que este año, después de la gira, estamos intentando cambiar bastante el estilo de juego. Eso no se da de un día para el otro. También está que jugamos los partidos más accesibles al principio, e intentar cambiar es esquema con los equipos más fuertes cuesta.  Los cambios llevan tiempo.

 

¿Los sorprendió el bajo momento?

El punto más bajo del campeonato fue con Old Boys, hubo un tema un bajón anímico, de cabeza en lo que fue el partido que en el juego. En en el resto, si bien puede haber costado más, te lo atribuyo al cambio de juego. Incluso contra Trébol era un partido muy difícil de jugar por el clima, fuimos menos efectivos, pero el partido adentro de la cancha se sintió bien.

 

¿Cómo se levantaron después de Old Boys?

La verdad que fue falta de actitud de todo el mundo, y arranco por mí. A veces es difícil saber por qué se genera eso en un partido y en todo un equipo, jugador por jugador. Te repito, arrancando por mí, que al ser el capitán el que tenés que bajar línea y motivar.

Por suerte al fin de semana siguiente jugábamos con OCC, un rival que nos motiva mucho para jugar. Estábamos en el debe, esa semana se hizo muy especial y si bien somos muy autocríticos, no hacía falta decir nada, todo el mundo sabía lo q había dado, y que tenía que redoblar o triplicar lo hecho. Sin actitud ni hay ningún plan de juego que pueda funcionar.

 

¿Costó encontrar un equipo? Han tenido muchos cambios en el correr del torneo.

Por suerte en el club hay un montón de gente, no hay ningún puesto que haya alguien insustituible. Venía jugando un equipo, que tuvo falta de actitud contra OBC y en el que fallaron algunos puestos clave, algunos por actitud y otros por mal rendimientos, y se empezó a rotar buscando un cambio. Pero también la intención del equipo es jugar con 22, o jugar el campeonato con 32. Entra y sale mucha gente, a veces un jugador tiene un momentos, durante un partido y durante el año, puede estar bárbaro en un momento y bajar en otro. Todos podemos entrar y salir, y los DT tratan de manejar eso, sumado a los problemas extra que un jugador puede tener un rugby amateur. Se trata de que juegue la mayor cantidad de gente, preparar la mayor cantidad de jugadores para eso.

 

Han ganado muchos partidos por tener un banco largo…

Sí, ni que hablar, también eso mete un poco de presión de que nadie se puede dejar estar porque  tiene otro atrás que le puede sacar el puesto. De repente, desde el punto de vista técnico, hay DTs que les gusta jugar con un equipo y afianzarlo, y ni que hablar que por circunstancias hay puestos que se tienen que repetir, pero se está tratando de que cualquier equipo juegue que haya dos o tres jugadores por puesto.

 

En el último partido tuvieron un cambio grande, nada menos que en el 10, con el ingreso de Felipe Berchesi

Ni que hablar. Lo vi bien, fue un partido difícil de jugar, el clima era un desastre. Pero a Felipe lo vi bien, principalmente teniendo en cuenta que es un jugador joven, que debuta. Más allá de analizar la parte técnica -que es muy importante- cuando un tipo sube a Primera te das cuenta si está preparado mentalmente. Y no se notó que fuese un chico. Lógicamente se irá haciendo más jugador, puliendo, y teniendo errores de inexperiencia o no, pero jugó bien y se amoldó. Fue como uno más, tuvo mucha presencia, no fue como a veces decís “ojo, que está el chico este de 19 años, que es chiquito”. Fue lo mismo q hubiese jugado Tachuela de 10.

 

Siempre hay un proceso de que el 10 se adapte al equipo y el equipo al 10

Exactamente, pero los chicos cuanto más chicos son, más esponja son, y absorben todo. Ellos han entendido perfecto qué es lo que se busca, en ese partido y en los entrenamientos. También no hay que olvidar de que tenés a Tachuela, que empezó a jugar de wing, y que muchas veces hacen el relevo, así que tenés dos 10 en cancha.

 

¿Que enseñanzas deja el partido con OBC de la primera fase?

Ya viene de la segunda vez, el año pasado habíamos tenido buen campeonato, y perdimos ese partido clave. En el Apertura tendría que haber sido una revancha, donde lo que prima es un carácter emocional muy grande, y faltó. Es como la misma revancha pero doble. Si bien los partidos se juegan pensando, si canalizás una buena actitud con corazón y rebeldía es muy bueno. Ojalá que a todos nos pase, y tengamos la actitud que requiere un partido de estos, más allá de que es una revancha y las finales hay que saberlas jugarlas con cabeza. Lo que más destaco del partido con Old Boys fue que fue blanco y negro, una antítesis de la poca actitud de Polo y la tremenda actitud de Old Boys. Más allá de si jugó bien o no, tuvo una actitud tremenda todo el partido

 

¿Creés que se va a ver lindo juego?

Puede ser, lo que está marcando últimamente los partidos es el clima. Nuestra propuesta es un juego íntegro, de backs integrados. Pero también finales son finales hay que jugarlas para ganar. Si el clima lo permite intentaremos hacer un juego de todos lados, bastante completo, no únicamente de forwards. Old Boys plantea algo bastante similar, y además tiene forwards muy batalladores, así que si el clima lo permite los dos equipos van a tirarse a jugar como a cada uno lo caracteriza.

 

¿Coincidís que en los duelos entre los de arriba a los equipos les ha costado salir de las duras defensas que proponen los rivales?

Las defensas en general se han organizado mucho, ha evolucionado mucho, el rugby se ha transformado en juego de muchas fases, control, y estrategia para quebrar. Ya no es tan fácil romper de primera fase, hacer cosas simples, a no ser q aproveches un error. Hasta la parte física han trabajado mucho, ya no existe jugar en Primera y no hacer pesas o entrenar. Antes los equipos que lo hacían le sacaban enorme distancia otros. El tema de las defensas es clave, y cuando te marcan bien, en el trámite de un partido analizar lo que está pasando es difícil, ahí está la viveza del q cambia el rumbo. No sé si es lo que pasó en este Apertura, pero lo cierto es que está muy parejo todo, y en estos partidos no se arriesga tanto. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder