“Es un cambio de mentalidad”

Publicado en Destacadas

Bernard Charreyre, que presentó el plan estratégico 2012 a 2016, volvió a Francia para las fiestas mientras espera si el rugby uruguayo aprueba sui propuesta; antes de irse conversó con Rugbynews
 
 
¿Qué balance hacés de tu estadía?
El balance que me queda es que no hay muchos ejemplos en el mundo como el rugby uruguayo, es muy grande. Hay una cultura de rugby, muy buena gente, con mucha pasión, y eso es lo que me parece importante. He encontrado gente muy buena, tienen muchos principios de vida, el rugby es base una base para la vida, y eso me encanta. Tienen la esencia de los valores del rugby.
 
¿Y sobre la realidad del rugby uruguayo?
Están acostumbrados a jugar entre ustedes, se pelean entre ustedes, y eso no favorece la evolución del rugby. La fuerza del rugby uruguayo son las ganas. No hay en el mundo ganas como las del uruguayo. Momentáneamente se puede existir ganando algunos partidos, pero en el alto nivel ya no puede más existir sin cambios.
 
¿Qué cambios se necesitan?
Hay jugadores que tienen potencial. Se necesita trabajo, no se puede existir más sobre el talento solo. Para el alto nivel, es indispensable el talento pero también el trabajo. El trabajo en todos los complementos. Falta táctica, juego colectivo, cultura táctica. El problema es que copian demasiado a los anglosajones, que hacen un juego programado. A veces sirve o no, es la alternancia del juego adaptativo, eso es el futuro del rugby. Ahora todos copian. Hay que tener un juego de uruguayo. Abrir la cabeza de los jugadores. Utilizar su talento, que jueguen pensando. No jugar tontos, al empellón. ¡Si no son tontos! Tienen inteligencia, no le dan los medios, utilizan solo las ganas.
 
¿Cómo sería ese juego uruguayo?
Un rugby de movimiento, donde todos atacan y defienden al mismo tiempo y lo máximo posible. Estando lo mas juntos posibles, en ataque y en defensa. Hay que formar al jugador en todos los aspectos del juego. El jugador uruguayo debe abrir la cabeza. Tiene inteligencia, pero le programan el juego.
 
Pasando al Plan: ¿es ambicioso, cómo pensás lograrlo?
Algunas personas no han interpretado el plan. No es ambicioso, es lo más abierto posible. La primera cosa es el desarrollo, hay que practicar rugby en todos los barrios, en toda la sociedad de Uruguay. El rugby es el deporte que tiene los más valores más importantes, no hay otro en el mundo. ¿Qué es ambicioso? ¿Tomar cuatro pelotas e ir a un barrio? Es un cambio de mentalidad.
La primera cosa es que ustedes definan qué quieren, solo el uruguayo puede decir lo que quiere. ¿Queremos jugar entre nosotros?  ¿Por qué no? Pero también se puede buscar un camino diferente, abrirnos. Hay que trabajar mucho en el desarrollo de los dirigentes con las empresas y las facultades, se debe hacer formación de profesores, la educación física en las escuelas, en los colegios.
Hay que impulsar el aspecto lúdico del juego, la cotidianeidad, el rugby de familia. Cada club debe organizar un proyecto de 7 a 77 años, que en la cancha estén el pequeño con el abuelo, porque eso se necesita para formar un club. El rugby es una familia. También impulsar el rugby femenino: ¿son 100 que juegan? Tenemos que llegar a 500. Se puede, es realista. Pero también hay miedo. Cuando quieres matar un proyecto puedes decir muchas cosas, que es ambicioso, que es difícil de alcanzar.
 
Otro de los puntos sobre los que se detiene es en la formación para dirigentes DT, jugadores y referees.
¿Cómo se puede tener un objetivo y una evolución si no hay una formación en todos los componentes? El dirigente debe tener conocimiento administrativo, en comunicación, en informática, en gobierno, en ir a buscar el dinero. Los entrenadores también, la formación de entrenadores es muy importante. Se necesita experiencia, trabajar mucho tiempo en los clubes, formar.
 
También se plantea una preparación semi profesional para los jugadores de selección.
El plan se basa en el Desarrollo, la Formación y la Selección. Me han pedido de plantear un Centro de Alto Rendimiento, y yo no he dicho que deban ser profesionales. Los jugadores deben trabajar, pero le debemos pedir a las empresas que si el joven va a jugar en Los Teros, en lugar de entrar a trabajar a las 8 va a empezar a las 7, y que se vaya 16, para poder entrenar una hora de rugby. Si queremos se puede. Y lo mismo con las facultades. En lugar de hacer la carrera en tres años que la pueda hacer en cinco, y  va a tener más tiempo para entrenar.
 
Los planes necesitan un complemento político fuerte, por ejemplo para entrar en las competencias de la UBRA o llevar jugadores a Francia.
Lo político no es mi parte, mi trabajo desde hace 20 años es la cancha, yo hago confianza a los políticos para encontrar los medios. Mi idea empezar en junio de 2012 a poner jugadores en Francia. Hacer como el fútbol. ¿Cuál es el éxito de poner jugadores en Europa? Qué compiten entre los mejores. Ahora el rugby de alto nivel de clubes está en Europa, inevitablemente.
 
También propones varios cambios en la competencia local
Yo no conozco toda la cultura. El Rugby uruguayo se debe mover y reflexionar sobre qué hacemos, si quiere un Centro de Alto Rendimiento, si quiere potenciar el seven. Mi idea es destinar seis meses al rugby a XV y tres meses al seven. 
Con los jóvenes quiero que en la planificación de la temporada de juveniles haya un dos más uno: dos fines de semana de partidos con los clubes, y el tercer sábado dividimos en tres niveles A, B y C, y juegan entre ellos. El que está en el  nivel C, si se esfuerza puede subir al nivel A. Trabajamos sobre un trema: la defensa y recuperación, por ejemplo, otro sábado cómo se maneja el ataque, el contacto, el reglamento. También un entrenamiento sobre el seven, siempre con los mejores entre ellos. También es indispensable darle al jugador un poco de físico, le damos un cuaderno para que haga las cosas. Me dicen que no lo van a hacer, pero hay que acostumbrarlo a ser responsable. El jugador que llega al alto nivel es el responsable.
Que sientan que hay un apoyo, una estructura muy fuerte atrás. El actor de la alta performance es el jugador. Nosotros acompañamos, ponemos una estructura para que pueda expresarse.
 
Te has reunido con varios referentes del rugby uruguayo para conversar sobre el proyecto. ¿Qué te han dicho?
Dicen que está bien, algunas cosas les encantan, dicen que algunas cosas se pueden hacer, otras que no están seguros, o que por ejemplo no tenemos dinero para hacer un Centro de Alto Rendimiento. Pero lo podemos hacer diferente, el proyecto es adaptable. Es un plan pensado para tener éxito, por eso hay que empezar por el desarrollo, formación y selección.
He hablado con todos, los entrenadores, dirigentes, hemos compartido ideas. He encontrado personas competentes, que tienen buenas ideas. El proyecto tiene que ser del rugby uruguayo. Es posible, se debe entender eso. El proyecto no es fijo, si no anda, hacemos un balance de por qué no ha andado, y cómo se puede modificar, por eso tiene  metas anuales. Pero deben parar de pelearse, se debe poner al rugby en el centro del proyecto, y no cada uno con su club en el centro; porque eso es lo que va a dar clubes más fuertes. Lo más fuerte del proyecto debe ser su fuerza. Si el proyecto es fuerte, cualquiera rebota sobre el proyecto.
 
¿Qué lugar ocuparías en esta estructura que propones?
Lo que he hecho toda mi vida, de trabajo de director técnico de rugby. Siempre estuve en esa posición, trabajé en el rugby de las provincias de París 20 años, he entrenado selecciones y clubes, hasta que el rugby se volvió profesional, porque desde ahí solo pude entrenar selecciones por ser miembro de la Federación Francesa de Rugby. Pero es mi vida, a lo que me dediqué en 50 años.
 
Ahora vuelves para Francia
Sí. Quiero agradecer a todos quienes me han hecho confianza, a toda la gente que me ha recibido, con quienes he podido charlar, he encontrado una riqueza increíble. Ha sido una aventura humana. He encontrado muy buena gente, y si no vuelvo a trabajar ya vendré a visitar porque he vivido tres meses fantásticos.
Yo no sé qué va a pasar. Yo le deseo toda la suerte al rugby uruguayo, porque se lo merece, Merece que se desarrolle y que vaya hacia adelante.  Los dirigentes son los quienes deciden, nosotros proponemos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder