Y salió el humo blanco

Publicado en Destacadas

La Asamblea votó 11 nombres para ofrecerles ser parte de la URU; si no hay sorpresas, Marcello Calandra será el próximo presidente de la Unión
 
 
Tras una larga sesión, este lunes la Asamblea de Clubes de la Unión de Rugby del Uruguay votó 11 nombres para proponerles integrar la próxima directiva. Si no hay ninguna sorpresa, el dirigente de Lobos de Maldonado Marcello Calandra será el próximo presidente de la Unión, luego de recibir el apoyo mayoritario de los clubes. 
 
Para eso, este martes la Unión en funciones deberá contactarse con los dirigentes elegidos para informarles que han sido votados, para que ellos anuncien si aceptan la candidatura. Luego se llamará a una primera sesión de la nueva directiva, el miércoles, donde los nuevos miembros votarán entre ellos cada uno de los cargos.
 
Voto secreto.
Tal como se esperaba, a la Asamblea se llegó con dos opciones a la presidencia: por un lado, la lista que encabezaba Carlos Pombo, y por el otro, la lista que proponía a Marcello Calandra. Al darse esta casi inédita situación de competencia electoral, hubo que ir a los estatutos para decidir cómo votar. Se estableció que se presentaran los nombres que cada lista proponía para los cuatros cargos elegibles por dos años, y que cada club votara, en voto secreto a través de un papel, qué candidato elegía. El voto era individual, con lo que cada club podía cruzar votos de una lista a la otra.
 
Así aparecieron, por un lado: Marcello Calandra como candidato a presidente, Alejandro Sagasti a vice, Pablo Ferrari como secretario y Andrés Pieroni como tesorero. Del otro lado: Carlos Pombo presidente, Gabriel Arancibia vice, Schroeder como secretario y Gabriel Garese como tesorero. Los cargos en sí no tenían ningún valor vinculante, ya que como decíamos más arriba, eso lo decide recién la nueva directica en su primera sesión, pero de todos modos, marcan lo acordado por los clubes.
 
El voto cruzado derivó en que se dieran los siguientes resultados
Alejandro Sagasti-10 votos
Marcello Calandra-8 votos
Andrés Pieroni-7 votos
Carlos Pombo-6 votos
Gabriel Garese-6 votos
Más abajo
Pablo Ferrari 
Schroeder 
Gabriel Arancibia 
 
De esa manera quedó definido que Calandra, Sagasti y Pieroni (los tres de la lista oficialista) ocupen tres de los puestos por dos años, mientras que el otro será ofrecido a primero a Pombo y luego a Garese (los dos de la oposición), al ser los otros dos con más votos. Si ellos no aceptan, entonces el cuarto cargo por dos años sería ofrecido a Ferrari (de la lista de Calandra), el siguiente con más votos.
 
Además también se votaron los nombres de Pablo Lijstenstein, Fernando Rodríguez y Álvaro Alonso para ser manejados para los cargos por un año. 
 
¿Por qué no se puede decir aún que Calandra sea el presidente? Porque formalmente es la nueva directiva quien reparte los cargos. De todos modos, al existir una propuesta desde antes de la Asamblea de cómo se iban a repartir los cargos, se entiende de que ese criterio se respetará, a pesar que en la práctica el más votado fue Sagasti. De esa manera, los cuatro cargos elegidos por dos años ocuparían los primeros cuatro cargos (presidente, vice, secretario y tesorero) mientras que los otros cuatro (elegidos por un año) ocuparán los cargos de vocales.
 
También queda por despejar la incógnita de si Polo aceptará ocupar alguno de los cargos de la Directiva, lo que la semana pasada había sido puesto como condición por Calandra para asumir la presidencia.
 
¿Por qué son elegidos por dos años y no por cuatro? Porque se votó por el viejo estatuto. El nuevo ya fue aprobado por los clubes, pero aún no tiene la homologación oficial del Ministerio de Educación y Cultura. De esa manera, una vez que sea homologado, hay un compromiso de los clubes para llamar a una nueva Asamblea y que esta prorrogue los mandatos por cuatro años.
 
Sorpresas.
Al ser secreto el voto, las posiciones previas con las que se llegaba a la Asamblea y que definían un 8-4 (Christians, PSG,MVCC, Los Cuervos, CTM, Champagnat, Lobos y Seminario por un lado, Polo, Old Boys, La Olla y Trébol por el otro) se difuminaron un poco. Así, sorprendieron los 10 votos que cosechó Sagasti –necesariamente fue votado por los dos lados-  al igual que Pombo, que recibió seis. Por otro lado, los 8 votos de Calandra se ajustaron a la lógica previa al ingreso a la Asamblea.
 
Ahora habrá que esperar los siguientes pasos oficiales, y que los nombres elegidos  formalicen el miércoles la nueva directiva. Pasó un duro período, en el que hubo dos bandos fuertemente distanciados, que hasta último momento no se pudieron poner de acuerdo, aunque finalmente llegaron a una fórmula que puede ayudarlos a convivir en una Directiva. Para eso, habrá que esperar para ver si Polo y Old Boys –o uno de ellos- acepta incluir algún hombre suyo en la nueva Directiva, lo que despejaría cualquier incógnita. Comienza una nueva era, que ojalá, por el bien del rugby uruguayo, sea con paz política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder