“Vamos a necesitar más juego para meternos a un Mundial”

Publicado en Selección, Selecciones, Teros XV, Uruguay

El DT Pablo Lemoine habló de la derrota ante BC Bears: “Está bueno que todo esto nos genere un cambio de chip”, y a pesar de las críticas apostó: “Tengo plena confianza en los jugadores”

Foto gentileza Juan Manuel Ramos

Foto gentileza Juan Manuel Ramos

Ignacio Chans-Redacción RugbyNews
Se te vio enojado en el final del partido.
No me gusta perder a nada. Pero lo que no me gusta es perder cuando el equipo de enfrente no hace nada para ganar. No me gusta perder por acumulación de errores en cosas que ya trabajamos. Más que calentura es frustración, me frustró porque le dedicamos una cantidad de horas y años para evitar errores y sacar los pequeños vicios, para volver a recuperarlos en el partido previo a uno de los más importantes en los últimos tres años. Me frustro en esas cosas.

¿Qué errores te dejaron más frustrado?
Son errores colectivos, son las actitudes de los grupos. Uruguay puede lograr vencer a cualquiera y al mismo tiempo puede perder con cualquiera. Son las actitudes de los grupos, es donde tenemos que trabajar mucho. El grupo no se puede quedar con sus debilidades y no aprovechar sus fortalezas.

Dio la sensación que el equipo se llevaba una victoria habiendo jugado poco, hgasta que llegó ese try de intercepción.
No haciendo nada teníamos dos situaciones a cinco metros del ingoal contrario, en vez de cerrar el partido con scrum y terminar de generar más confianza, y en la siguiente atacar un poco más, nos salimos del plan de juego, queremos sacar individualidades. Nos ponemos a definir las cosas como si estuviéramos jugando un amistoso con el club. Lo que hay que entender es que los amistosos de la selección son muy importantes, la IRB es nuestro gestor y se pregunta siempre lo mismo: ¿porque pierden los amistosos? ¿Por qué perdimos con Pucará, con Rosario, con los Ontario Blues? Es reiterado. Ahí es donde hay que generar un foco diferente en el jugador y tomarlo como que es algo definitorio. Porque el que juega mal en el amistoso posiblemente pierda su lugar en el XV siguiente. Es un poco eso, es tomárselo más en serio, porque los chicos entrenaron muy bien. Es aprovechar las fortalezas. Uruguay siempre se hizo fuerte con lo mismo, con scrum, maul, defensa. Es nuestra fortaleza. A partir de esa fortaleza hay que generar otras cosas, lo necesitamos, lo estamos generando. Cada vez tratamos de jugar un poco más. Pero si toda esa generación, el buscar un nuevo camino, termina en una pelota tirada porque sí, eso lleva a que el equipo se retraiga y no juegue, trate de jugar menos. Vamos a necesitar más juego para meternos a un Mundial. Es un tema que es de cajón. Necesitamos jugar más, defender más, ser más efectivos, eliminar detalles que nos pueden costar partidos, que nos pueden costar una clasificación, o que nos pueden costar el Mundial. Me parece que es clave. Es la concentración, es el escuchar a los entrenadores. Muchos de los detalles que pasaron los venimos nombrando mil veces en los últimos tres años. Por eso lo del principio: no me caliento, me frustro, porque busco mil veces de llegar y a veces se me complica. Pero tengo plena confianza en los jugadores, sé lo que dan, el esfuerzo que han hecho, cómo se han metido en este proyecto. Ahora es fácil decirlo, con un Centro de Alto Rendimiento armado, pero estos chicos son los mismos que en 2011 se subieron a un ómnibus y no teníamos ni camisetas para el Sudamericano. Los mismos que hoy perdieron construyeron todo esto. Soy el primer defensor del jugador, y creo que en 15 días no se van a fallar a ellos mismos.

Más allá de la preocupación hay un patrón: los partidos precios a cada encuentro importante se jugó muy mal: Rosario, Pucará, Pumitas…
En las semanas previas a los partidos importantes es cuando Uruguay levanta. Yo le tengo mucha fe a que esta semana que viene, que es la más importante, por eso le pedimos a los jugadores de afuera que vengan antes, para trabajar con el grupo. Es nuestra idea.

Dio la sensación que el equipo arrancó muy bien, apostando, jugando rápido, pero que con los minutos fue recurriendo en demasía al scrum.
El equipo apela a lo que se va sintiendo cómodo. El tema es que no generás la diferencia con esas armas antes para poder sentirte cómodo después. Empezamos jugando bien, arriesgando, metiéndonos en el juego de ellos, defendiendo bien. Y después pateábamos una pelota afuera y la dejábamos adentro, pateamos una pelota a cargar y no carga nadie, atacaban ellos y no me preguntes por que la línea de presión no subía y teníamos dificultades, nos hacían un cruce y se metían 15 metros… Son detalles que no pasaron con EEUU, no pasan con Rusia. Pasan acá porque para mí la preparación individual no es la misma. A veces puede ser que se subestime a un rival. Me lo imagino por ahí, porque en la Nations el equipo tenia paradas importantes, jugamos con Irlanda, nos metieron 50 puntos, y hoy jugando con un equipo que no le llega ni a los talones de Irlanda nos meten 20 puntos. La verdad, 20 puntos es raro, porque Uruguay le cuesta a todos, a Rumania, a EEUU. Defendemos, peleamos, en el piso nos sentimos cómodos, nuestro sistema está preparado para eso. 20 puntos en un partido como este no los entiendo. Por eso es frustración y no calentura. No me voy a calentar con los jugadores, porque encuentro ilógico que pasen esas cosas, cuando tenemos capacidad para generar mucho juego, mucha defensa. Nos concentramos mucho más contra un rival mucho más duro, y contra un rival de menor fuiste te lleva a perder el partido.

La defensa organizada se vio fuerte, pero los tries vienen de un tapping, una parada que no se va, una intercepción…
Si, un tapping de un line que no hay marca rival y que se cae el pase. Son construcciones de juego que tenemos que tener muy afianzadas y cometemos errores. No me detengo en el tapping, no importa quién lo hace. Voy a la jugada, al error, a esos detalles que, el otro día hablaba en la conferencia, la importancia del amistoso es para darse cuenta que hay otro ritmo de juego, tanto físico como en velocidad. Ese tapping capaz en el rugby uruguayo no lo tenés porque no habría una presión tan arriba, o lo agarran enseguida. Está bueno que todo esto nos genere un cambio de chip, es otro ritmo, otra velocidad par a jugar. Lo tomamos como tal.

Con EEUU se vio un equipo compacto en defensa, con mucha marca y aprovechando para atacar en las pelotas recuperadas. Contra BC Bears se vio un juego más arriesgado en ataque. ¿Contra Hong Kong será una mezcla de los dos?
Con Hong Kong lo primero que va haber es la imposición física en el uno contra uno, para marcar la cancha. Y sobre todo las formaciones. La estrategia va a ir atada al scrum, al line, al maul, al juego de demolición, de sometimiento para ver qué nos encontramos. Si tenemos éxito el juego seguramente vaya por ahí. Después tenemos excelentes backs, con muy buenas capacidades. Pero veces esas capacidades están adaptadas para otro tipo de juego que el del rugby internacional, Nuestro trabajo es ir cambiándolas y generar otro tipo de juego que nos lleve a tener éxito. ¿Porque el juego de Uruguay no se desarrolla más? Porque en el rugby uruguayo se juega así, estructurado, nuestros jugadores son de ahí. A veces es difícil desarrollar algo en los entrenamientos de la selección cuando el jugador nació y se crió en un estilo de juego. Se hace el esfuerzo, se busca jugar más, con más desarrollo, otras opciones, pero el ritmo del rugby internacional termina haciendo que nos resguardemos más en nuestras fortalezas.

Queda dos semana para trabajar.
Siempre es mejor trabajar a partir de las derrotas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder