Terremoto político

Publicado en Destacadas

Gustavo Zerbino renunció el sábado a la reelección de la URU a través de una carta en la que aseguró no sentir el apoyo necesario para continuar

Si había un escenario imposible de prever el miércoles por la noche era el que se dio en las últimas horas. A través de una carta abierta al rugby uruguayo, el sábado por la noche Gustavo Zerbino comunicó su decisión de no aceptar el cargo al que había sido elegido apenas unas pocas horas antes: el de presidente de la Unión de Rugby del Uruguay.

Ya el viernes en  declaraciones a Rugbynews, Zerbino ya había bajado unos cambios la sensación general de que el asunto estaba saldado, cuando anunciaba que aún faltaba el segundo tiempo de la Asamblea y que “no iría a la guerra con un grisín”.

Sin embargo, la tendencia seguiría revirtiéndose entre la tarde del viernes y la noche del sábado. Las conversaciones para sumar nuevos miembros a la directiva empezó a encontrarse con varias negativas, y sin la naturalidad que Zerbino esperaba para encarar con confianza la Asamblea del lunes que votaría el resto del equipo.

Eso se sumó a la posición familiar y de amistades, que ya era negativa para que continuara en el cargo. Si a eso se le agregaba la negativa de dos de los tres clubes más poderosos del rugby uruguayo –Carrasco Polo y Old Boys-, entonces todo eso habría llevado a Zerbino a reflexionar que la continuidad no tenía sentido. Y así, contra todos los pronósticos y los ocho votos que tuvo a favor en la asamblea del miércoles, decidió no aceptar el cargo ofrecido y alejarse definitivamente de la presidencia de la URU.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder