“No hay excusas para no ser protagonistas”

Publicado en Selección, Selecciones, Teritos, Uruguay

Juan Baldomir, DT de Los Teritos, hizo un análisis de la preparación al Mundial y lo que espera en los partidos de la serie

Foto URU

En el Sudamericano no se cumplió el objetivo, y en los amistosos con clubes no habían conseguido victorias resonantes. Pero ante Argentina sorprendieron con un gran rendimiento. ¿Qué balance hacés de la preparación al Mundial?
Ellos venían haciendo buenos partidos. Comparto lo del Sudamericano, más que nada el partido con Chile, porque contra Argentina juegan bien y contra Paraguay muy bien. Fue un partido, no se tuvo, no se jugó bien, fueron 20 minutos fatales. Tuve la suerte de estar en dos procesos anteriores y creo que son buenos jugadores. Tienen cosas más a favor que otras selecciones, otras en contra. Son más chicos en tamaño pero tenemos muy buenos jugadores.
Sobre el partido del otro día, jugaron un muy buen primero tiempo, sabíamos que ellos iban a jugar sin los mejores, pero de todos modos estamos hablando de Argentina, de la lista que va a ir al Mundial, el equipo que va a jugar contra Samoa. Y de hecho el primer tiempo se jugó muy bien. Puede aparecer el comentario de la lluvia, pero los chicos están entendiendo el sistema, mejoraron mucho la parte física, y realmente los veo bastante metidos, con una ilusión grande en este Mundial.

¿Cómo se contrarresta lo que decís de la falta de tamaño?
Vamos a tener que tener mucha posesión, Cuidar muy bien nuestras pelotas y darle mucho juego a nuestros tres cuartos. Tenemos tres cuartos de muy buen nivel, quizás de lo mejor que vi. Nos está faltando un poco de tamaño en el pack, pero es super aguerrido. No tenemos esas primeras y segundas líneas grandes, pero esa falta de tamaños se suple con mucha actitud y con buenos cambios atrás. Lo mejor que tiene esta generación es que es muy parejo. El tres que entra jugando no es tanto más que el que está en el banco, y lo mismo con el uno, con el cinco, y con el ocho. Y eso está buenísimo.
El sistema es el mismo sistema básico que usamos hace tiempo, y que usan Los Teros. A los chicos les gusta, se sienten cómodos. Es un sistema en el que ellos se obligan a correr muchísimo, que es lo que sufrimos, cuando entra la falla realmente se siente. Como el otro día, te quebraron dos veces en canal 3 y las dos veces fueron try, nos cerramos una vez y también fue try.

¿En qué fue lo que más creció el equipo?
Yo lo pensaba y lo miraba el otro día. Este equipo tuvo un enorme desarrollo físico. Y después dedicamos mucho tiempo a la técnica individual. Desde noviembre hasta enero nos dedicamos al físico y a la técnica individual. Es algo muy simple, pero teníamos jugadores que no sabían pasar la pelota, que no sabían cómo entrar al ruck, que no sabían cómo limpiar. Que confundían la forma de tacklear, que cambiaban los hombros. Dedicamos cuatro meses a eso, y hoy podemos decir que tenemos jugadores mucho más completos, El otro día un pilar saca un offload al hooker, que saca un pase en el contacto al 10. Eso está buenísimo, es lo que más trabajamos. Ellos vienen de jugar partidos en juveniles en los que están muy cómodos y están acostumbrados a solo entrar al punto de contacto. En el Mundial eso no es suficiente, se les va a complicar, van a tener que ser muy aguerridos.

¿Qué papel jugó el Charrúa en toda esa evolución?
El Charrúa es excelente, ellos están muy cómodos, sobre todo con el cruce con los jugadores del primer equipo, ven que hacen las cosas casi idénticas, mañana se los están cruzando, les desean suerte, les mandan mensajes. Se están empezando a nuclear y está volviendo ese cariño por la camiseta, que antes se morían por ser Tero. Estos se mueren de ganas de jugar con los más grandes, lo ven realizable, ya juegan contra ellos. Eso está bueno, además de todo lo que nos ha salvado la vida el hecho de no tener que ir más al Country, de tener el gimnasio ahí, de tener los PF, patear a los palos, tener pelotas. El jugador está cómodo y no tiene que estar buscando las cosas. Le da un soporte muy grande y además se sienten parte.
Mañana vuelven y saben que seguramente sean tomados en cuenta. Los chicos desafectados están en el seven. Y eso para ellos es espectacular. Saben que pueden estar en la gira de noviembre. Todo eso es espectacular para el sistema

¿Qué analizaron de los rivales?
Japón me parece que está jugando igual hace cuatro años, un rugby muy integral y dinámico, tanto que a veces nos preguntamos si no están en cámara rápida. Te juegan tres fases en cuarenta segundos. Son locos que vuelan. Como siempre físicos parejitos, pilares grandes, segundas líneas muy altos, seguramente hagan uso de sus pelotas. Tonga es indescifrable, equipo sumamente indisciplinado, pero muy físico. De Canadá no tuvimos nada, pero juegan muy similar a nosotros, con la diferencia que son muy granes físicamente. Obviamente siempre preocupa como juega el rival, pero si nosotros hacemos las cosas bien tenemos oportunidad. Vamos a tener que cuidar nuestras pelotas, no nos sirve poner la pelota larga, tanto con Japón como con Tonga si regalás la pelota te lastiman. Vamos a tener que jugar y los chicos están capacitados para eso.

Está el desafío extra e son todos los partidos parejos, a diferencia de los otros mundiales, donde tenían un rival donde podías dar descanso a algunos jugadores.
Organiza Chile, lo armó para él y está bien. Igual vamos a rotar, porque tres partidos en nueve días de una intensidad brutal no creo que lo podamos tolerar. No sé si la palabra es rotar pero si usar a todos los jugadores, porque son muy parejos. Obviamente que haciendo análisis del rival vamos a tener un equipo con mucho desplazamiento contra Japón, un equipo más físico con Tonga y un equipo más compacto con Canadá. No podemos regalarnos con nadie, es la serie que nos tocó, es durísima. Japón hace cuatro años que juega la final, Tonga viene del Mundial A y Canadá es igual que nosotros, aunque depende mucho de las camadas que venga. Ojalá que sean partidos en los que podamos ser protagonistas y que salgan muy parejos

¿Cuál es el objetivo?
Ir partido a partido, hacer un excelente Mundial. El mismo objetivo que me plantee cuando estaba con el Bocacha, el mismo de ahora. Los chicos saben que trabajaron muchísimo, muy duro, tuvieron lo que necesitaron y llegamos casi con las excusas a cero. Tuvimos muchos meses entrenando en lo físico y en lo táctico, lo que refuerza el grupo, son amigos entre sí, los que se quedaron afuera fueron a saludar.
En definitiva tenemos que ser protagonistas en cada partido. Si no lo somos contra Japón o Tonga nos comemos 40. No digo que vayas a jugar de igual a igual, sino jugar a lo que tenemos que jugar y hagamos lo que tenemos que hacer, Si no vamos a sufrir. Creo que con ir a cada partido a ganarlo, estoy conforme. Ir a perder por poco, ni ellos ni nadie están para ese objetivo.

El equipo está a nivel entonces.
Creo que para eso fue la idea de jugar el campeonato de Primera. Ellos son chicos que estaban acostumbrados a jugar con el físico suelto. El equipo que jugó con Chile se encontró con una diferencia física importante, eso les costó reaccionar, no supimos defender el punto de encuentro. Ahora ellos ya jugaron contra físicos mucho más grandes, sienten que pueden estar más cómodos, se pueden soltar, están más acostumbrados al golpe. No hay excusas para no ser protagonistas. Jugaron contra lo mejor de acá y la región. Ellos ya jugaron contra equipos de estos niveles.


Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder