¿Los Teros pueden llegar a los Juegos Olímpicos?

Publicado en Destacadas, Selección, Seven, Teros VII, Uruguay

La IRB publicó el sistema de clasificación del rugby seven para Río 2016; irán los cuatro mejores del Circuito Mundial y luego un equipo por continente, por lo que Uruguay tiene chance

En tiempos de Juegos Olímpicos es interesante repasar cómo es el camino del rugby de cara a su inclusión en Río 2016, y cuáles son las chances de Uruguay de entrar a la máxima fiesta del deporte mundial. El Plan Estratégico 2011-2020 de la IRB deja en claro que el Seven es quizás la apuesta más ambiciosa del rugby mundial, de manera de ampliar el universo de países y jugadores de rugby. Y en eso, los Juegos Olímpicos son la gran punta de lanza.

Con todo eso en cuenta, la IRB decidió que el Circuito Mundial IRB sea la primera vía de clasificación a Río, de manera de unir sus dos objetivos estratégicos. Pero de manera de defender la universalidad de los Juegos, la IRB también ha decidido que todas las asociaciones continentales tengan un representante. Finalmente un último lugar se definirá por un Qualifier global, con representantes de todos los continentes. Entre estas dos últimas opciones es que se encuentra la posibilidad de ver a Los Teros VII en los Juegos Olímpicos.

Cómo se clasifica
El rugby en Río 2016 lo disputarán 12 equipos. Y aunque parezca que la cifra es pequeña, y hay otros candidatos delante en realidad hay una puerta interesante para una posible clasificación de Los Teros. Eso sí, dependerá de que a Argentina le vaya muy bien… o muy mal.

En primer lugar, los cuatro mejores del Circuito IRB 2014/2015 clasificarán a Río 2016. En los Juegos Olímpicos, el Reino Unido compite como Gran Bretaña, por lo que si Inglaterra, Gales o Escocia consiguen uno de esos cuatro lugares, ya  los otros seleccionados británicos no participarán de las otras instancias de competencia.

Esos cuatro, junto a Brasil –país organizador- tendrán aseguradas las cinco primeras plazas. Lo de Brasil lo deberá definir el Comité Olímpico Internacional, aunque sería muy raro que no le dieran una plaza al país organizador.

Luego de esos cinco clasificará un equipo por cada una de las seis asociaciones continentales: Europa, Asia, África, Oceanía, América del Norte y América del Sur. Finalmente, una última plaza se definirá por una Clasificación global, en la que participarán representantes de todos los continentes que hasta allí no hayan conseguido su pasaje. Si el COI no llegara a darle la plaza directa a Brasil, esta Qualifier entregaría dos lugares.

La chance de Uruguay
De esa manera, se abre una puerta hasta ahora poco probable para una clasificación de Los Teros VII. Uruguay deberá prender velas por Argentina, para que logre uno de los primeros cuatro lugares en el Circuito Mundial 2014-2015. Si Argentina lograra eso, Uruguay definiría el lugar de Sudamérica para los Juegos Olímpicos con Chile, ya que Brasil clasifica como organizador.

La posibilidad de Argentina es difícil pero no imposible, y cuenta con el punto a favor de que Inglaterra, Gales y Escocia tendrán un solo lugar. En el último Circuito, Los Pumas terminaron 7º detrás de Nueva Zelanda, Fidji, Inglaterra, Samoa, Sudáfrica y Australia. De todos modos, de cara a 2016 todos los países promoverán fuertes inversiones en el Seven, de manera de decir presente en el histórico ingreso del rugby a los Juegos Olímpicos.

De no ocurrir esa hipótesis, Argentina lucharía por la plaza de Sudamérica. La clasificación se complicaría, pero Uruguay ya sabe lo que es ganarle a Los Pumas en VII. Además, los próximos años abren una oportunidad ideal para el seven uruguayo: Argentina ya ha reconocido que, con el Rugby Championship como principal desafío, el seven no será una prioridad. Eso no significa que Uruguay automáticamente alcance a Argentina –las diferencias siguen siendo grandes, y Argentina apostará fuerte por ir a Río 2016- pero la gran oportunidad es aprovechar este tiempo para acortar terreno respecto a los albicelestes.

Resumiendo, Uruguay dependerá de que Argentina suba un escalón y pelee entre los cuatro primeros del Circuito, o baje uno y Uruguay suba otro, de manera de que se empareje la competencia por el lugar sudamericano.

Así y todo, si Uruguay fuese segundo en Sudamérica, tendría derecho a jugar por la última Qualifier, seguramente la instancia de clasificación más difícil de todas, ya que competiría contra los países del Circuito Mundial que se quedaron fuera en las dos instancias anteriores.


Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder