La moneda está en el aire

Publicado en Destacadas

La reunión de presidentes del martes no llegó a una decisión sobre una postura común de cara a las elecciones de la URU, el viernes habrá otro cónclave donde podría haber definiciones

La reunión de presidentes del martes en Old Boys postergó por 72 horas más la decisión sobre el próximo gobierno de la Unión de Rugby del Uruguay, hasta un nuevo cónclave que se hará el viernes cerca del mediodía, donde los clubes deberían finalmente definir sus pareceres de cara a la Asamblea del 16 de diciembre.

Algunas fichas se han movido desde la reunión de la semana pasada, pero ninguna de intensidad tal que vislumbre una solución simple. En primer lugar, porque  el actual presidente Gustavo Zerbino aún no ha hecho pública su postura de si desea seguir en el cargo, por lo que los clubes no tuvieron la información que esperaban para tomar sus decisiones.

Lo novedoso de la reunión del martes fue que Carrasco Polo, quien encabeza la oposición a esta directiva, planteó algunos nombres concretos de posibles sucesores de Zerbino, de manera de dar opciones a quienes la semana pasada habían manifestado que apoyarían al  actual presidente en caso de no haber otro posible candidato fuerte. Eso, sumado a la no respuesta aún de Zerbino, abrió la cancha para que algunos clubes conversaran hipotéticas preferencias de cara al 16, mientras que otros ratificaron su postura a favor del actual mandatario y otros se llevaron los nombres para barajar y dar de nuevo.

Sin embargo, tampoco hubo definiciones concretas nuevas. Todo quedó postergado para el viernes a las 13 en Old Boys, a la espera de una análisis interno de cada club y ahora sí de la respuesta de Zerbino, que llega hoy desde Buenos Aires y que tendrá reunión de directiva de la Unión, la última antes de las elecciones.

En principio, pese a que no está definido al 100% la idea es que Zerbino se juntara con los presidentes un rato antes –posiblemente a las 11- para hablar cara a cara sobre la situación y comentarles su decisión.

Luego de la reunión del martes, parecen mantenerse a favor de la continuidad Christians, MVCC, Cuervos y Lobos, que entienden que hace dos años hubo un compromiso de los clubes de acompañar al presidente, que no se cumplió, y en un plazo que excediera los dos años de su primer mandato.

Del otro lado, Carrasco Polo sigue encabezando la resistencia,  por eso ofreció los nombres de posibles candidatos, algunos de los cuales pertenecen al club y otros no. De todos modos, el club del caballito manifestó que solo los presentará en la Asamblea en caso de que exista un consenso, y que de no haberlo y se decida ir a votación, no asistirá a la Asamblea.

En una posición más intermedia estaría PSG, que reclama que se desdramatice la votación de presidente, de manera de asegurar la presencia de directivos fuertes, con experiencia actual o pasada en los cargos más altos de la Directiva, pero que ninguno de ellos ocupe la presidencia, para garantizar un sistema de pesos y contrapesos que evite la historia de las todas últimas directivas, en las que siempre existieron duros choques con quienes estaban afuera de la Unión y pensaban diferente.  La idea es que, más allá de la figura del presidente, haya una directiva fuerte, que resuma las posiciones opuestas en varios temas del rugby uruguayo y que discuta, pero que llegue a consensos aprobados por todos. De todos modos, de no aprobarse su iniciativa, el club no votaría la continuidad de esta directiva pero dejaría que la mayoría actuara y no haría oposición.

Algunos clubes, como Trébol o Champagnat, Old Boys, La Olla o  CTM aún no están 100% definidos. Algunos esperan que se aclaren los puntos  que no están claros, fundamentalmente la intención o no de Zerbino de continuar. Champa apoyaría la continuidad si el presidente decide seguir, mientras que Old Boys se llevó la información recabada en la reunión de presidentes a su propia directiva, que definirá la postura del club pensado en la reunión de mañana, aunque en principio existe un espíritu de explorar caminos para llegar a una decisión de consenso. Trébol analizó alguno de los nombres propuestos, aunque sin que eso significara una postura definitiva en contra de la continuidad –lo definirá a favor o en contra en estas horas-, mientras que La Olla se reservó su opinión públicamente, aunque según pudo saber Rugbynews apoyaría la decisión de la mayoría. La semana pasada el club había dicho que tenía algunas discrepancias con algunos puntos del manejo de la Unión y que apoyaba otros aspectos, aunque ante todo agradecía el gran apoyo que la URU le había dado al club, que este año debutó en Primera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder