*/ ?>

La gran venganza

Escrito por adminrg*/ ?> Publicado en Destacadas

Christians venía ganando los partidos definitorios en los últimos años, esta vez, Old Boys tuvo claro su plan y se llevó una gran victoria 18-6

Después de tantos partidos definitorios que se habían ido para el otro lado, el sábado Old Boys dio una muestra de carácter. En un partido dificilísimo, con un rival que llegaba mejor, el azulgrana le ganó el clásico por 18-6 a Old Christians, para picar en punta en el Super 4 y dejar a su tradicional rival a un paso de la eliminación.

Quizás Old Boys lo ganó porque tuvo clara su idea. Se salió menos del libreto que su rival, fue menos espectacular, pero también más parejo. Alcanzó notas más acordes, a diferencia de Christians, que fue un electrocardiograma. Y así, por mantener la intensidad los 80 minutos, terminó dando la vuelta al tanteador y sacar una gran diferencia de 18-6.

Aún con la imagen fresquita de un partido de Polo y PSG donde la pelota solo se había divisado entre cientos de brazo y piernas, el clásico empezó bien diferente. Los dos salieron a jugar, y en el arranque Christians fue más, aprovechando el viento a favor para correr y meterle dinámica a la pelota, con un Pachi Arocena que llevaba la batuta y hacía al equipo amenazar con desbordar a Old Boys por todos lados. En ese lapso, generó el penal que Passadore transformó en el 3-0.

El azulgrana tuvo la virtud de capear el temporal, y saber que el arma más fuete del azul estaba en las puntas. Lo marcó bien ahí y le cortó las chances más claras de try, y de a poco pudo agarrar la pelota para también tratar de sumar continuidad con la pelota. Sin tanto vértigo, pero igual haciendo daño, hasta generar el penal con el que Albanell empató 3-3 a los 9’.

Christians siguió con el dominio, y contragolpeó porque Old Boys pateaba excesivamente, a pesar de tener viento en contra. Pachi mantenía la batuta y una corrida de Rodrigo Espiga que se coló por el centro de la defensa de Old Boys casi genera el primer try del partido. Lo salvó la defensa de Old Boys, pero finalmente Passadore puso de penal el 6-3, recuperándose de la patada que había fallado unos minutos antes.

Old Boys volvió a tener protagonismo, a pesar del viento, y Christians bancó bien cuando le tocó defender, generando penales en ataque y algún knock on del azulgrana, que en ese lapso cometía todo: los aciertos y los errores. El final de la primer parte fue de Christians, otra vez apostando a mover la pelota, a que la ganaran los forwards y los tres cuartos buscaran hacer la diferencia. Estuvieron cerca nuevamente por la banda, con una corrida de Leivas aprovechando un hueco por el eje y finalmente en un line 5 yardas que terminó robando Old Boys.

Terminaba el primer tiempo y Christians había dejado pasar tres o cuatro chances de llegar al try, ante un Old Boys que había hecho negocio, y hasta se había sado el lujo de jugar buenos minutos en campo rival, en parte por haber emparejado la lucha de un scrum que en el Clausura había cimentado un buen porcentaje de la victoria azul.

En el segundo tiempo todo cambió. Old Boys tuvo el viento a favor, y le sacó la pelota al azul. Se hizo cargo del partido, y no apostó al vértigo de Christians, sino a manejar mejor los tiempos, a hacerse fuerte en el uno contra uno, a avanzar las fases que fuese necesario. Consciente que el try, si llegaba, sería después de mucho laburarlo, y que si no, la recompensa sería el penal.

Así llegó el primer penal de Albanell, por desprendimiento en el scrum de Christians (otra vez la paridad en esa formación). Y luego, los únicos minutos en que Christians pudo jugar en campo rival: garcias a un gran robo de Martínez luego de una pelota suelta en el scrum, que si no terminó en try fue por una enorme salvada de de Posadas, que corrió mirando la bandera y no al medio azul.

Christians ya no volvería a campo rival. Porque a partir de allí Old Boys se adueñó del partido, y se dedicó a cuidar la pelota, avanzar de a fases y generar el nerviosismo azul, que cometía penales por offside que aprovechaba Albanell a los 20 y a los 24 para pasar arriba 9-6.

El partido seguía parejo y abierto, con menos de un try de diferencia. Pero la reacción de Christians nunca llegó. No se vieron ni arengas ni ideas de juego como para encarar la remontada, más allá de un ataque por la punta que terminó en un pase largo y knock on. Old Boys volvió tomar la pelota y, ahora sí, con más ritmo y metíéndose por el eje, casi llega al try den dos oportunidades. Finalmente fue el Colo nuevamente que pasó la bolsa, y con otro penal por offside frente a los palos, puso el 15-6 que ya dejaba la diferencia más lejos de un try.

Faltaba un poco para que Old Boys asegurara la pelota. Y lo hizo a pura presión, tanto en la salida del try, como llevando el juego a campo azul y presionando a la salida del scrum, hasta el penal por retención con el que Albanell cerró todo con el 18-6.

Metódico,  consistente y con la idea clara durante los 80 minutos, Old Boys se llevó una enorme victoria clásica, ante un Christians que, en el peor momento, se quedó sin respuestas.

Old Boys 18-Old Christians 6

OBC: Gari / Rocco / J. González Lerena / Imaz / Ameglio / Gaminara / F. Vilaseca / S. Vilaseca / Campomar / Pereira / Crosa  / Albanell / de Posadas  / Gortari / Piacenza. DT: Bado-Naón

OCC: Bermúdez / M. Espiga / Harley / Iturria / Demarco / Sciarra / R. Espiga / Horta / Martínez / M. Arocena / Llovet / Balparda / Leivas / S. Arocena / Passadore. DT: N. Inciarte

Cambios OBCC: Pollio, Salveraglio, J. Pérez
Cambios OCC: Álvarez, Storace
Cancha: Country Los Teros
Juez: J. Montes
Puntos: 4’ penal Passadore (OCC), 9’ penal Albanell (OBC), 20’penal Passadore (OCC), 47’ penal Albanell (OBC), 60’ penal Albanell (OBC), 64’ penal Albanell (OBC), 72’ penal Albanell (OBC), 80’ penal Albanell (OBC)
Amarillas: de Posadas, F. Vilaseca (OBC), Sciarra (OCC)

adminrg

*/ ?>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder