La alegría de Lobos

Publicado en Destacadas

En un comunicado, el club repasó la espectacular jornada que vivió el sábado y la alegría de un notable crecimiento en 2009

A unos días de finalizado el seven de Lobos, la alegría de los fernandinos por el éxito del torneo y por el cierre de una muy fructífera temporada sigue presente. Por eso el comunicado que el club envió a sus allegados, que transcribimos en esta nota.

“Las espigas del trigo están creciendo y el sol ya se puede reflejar en ellas”-
Queríamos empezar este comunicado, con unas palabras que reflejan la sensación que tuvimos con nuestro cierre deportivo del año.

El sábado tempranito en la mañana muchas almas continuaban la ardua tarea de preparar nuestro campo deportivo para la fiesta que íbamos a vivir. La cancha principal lucía de gala, adornada con nuestros espónsores, las tribunas pintadas, las hortensias, la carpa al fondo, la plataforma de la organización. Las canchas de hockey lucían espectaculares, con Jackie corriendo y corriendo. El humo del parrichelo comenzaba a dar sus primeras señales y la gente comenzaba a arrimarse.

Las autoridades y jueces de la URU se hacían presentes.

Nuestro 8vo. Encuentro de Fraternidad Infantil de Rugby y Hockey, Carlos Páez Vilaró, daba comienzo. Cientos de niños y niñas que correteaban por las canchas y se preparaban para disfrutar de un hermoso día. El Encuentro comenzó con el partido de la categoría M14 en la cancha principal, enfrentándose Lobos con Punta Rugby.

Simultáneamente, comenzaron las otras categorías M10, M12, M13 a jugar una innumerable serie de partidos. Los más chiquitos jugaban entre equipos y luego se mezclaban jugando un partido de real fraternidad.

Las chicas de hockey comenzaron a hacer sentir sus característicos golpes con los palos y el murmullo colmó el ambiente.

Desde la plataforma la organización comunicaba el detalle de los partidos y la música terminó de animar el ambiente.

Nuestro 1er. Seven Internacional de Lobos comenzaba en la cancha principal, Lobos arrancó jugando con Fundación Barceló.

Y así , hora tras hora, la ovalada y los palos, surcaban las canchas, donde una enorme cantidad de público acompañaba a los niñas, niños, jugadoras, jugadores.

El hockey vivió un día fabuloso, compitiendo en categorías m15 y m19. La organización anduvo a pleno, jugándose más de 20 partidos, en los horarios establecidos. Es de desatacar que en la categoría m19 se sumó un cuadro de “veteranas”, Almost, que con una onda espectacular dieron un toque distinto a nuestro evento. St. Brendans ganó en las dos categorías, siendo vice campeonas en la categoría M15, las Lobas compartiendo el lugar con Ivy. En M19 las vice campeonas fueron las chicas de Almost.

Nuestros chiquitos de la M10, M12 y M13 disputaron vibrantes partidos mostrando la evolución de los últimos meses. Qué alegría fue ver la sonrisa de Felipe Doro después de tanto tiempo volviendo a la cancha.

Los chicos de la M14 jugaban en modalidad torneo y lograron consolidar el buen trabajo del año, logrando la copa de campeón en esta categoría.

Los muchachos de la Seven avanzaron a la final de la Copa de Plata, ganado en semifinales a Old Boys. En la final jugaron con Old Christians. Empezaron muy fuertes apretando al rival, que en el segundo tiempo nos pudo doblegar. De todas formas salieron con el pecho y cabeza en alto. Habían dejado todo durante el sábado.

La final de la Copa de Oro del Seven se jugó entre Trébol de Paysandú y nuestro invitado Hindú de Argentina. Trébol, en un emocionante partido se llevó el cotejo, obteniendo nuestro 1er. Seven Internacional y además el Circuito Nacional.

Un momento muy destacable del día se vivió con la entrega de una plaqueta a la familia de Pablo Villa. Gonzalo Cortinas, en nombre de la Familia de Lobos tuvo unas cálidas palabras, donde la gente rodeó a la familia para brindarles un afectuoso abrazo.

El día continuaba, el tercer tiempo y la fiesta del Seven se trasladaron a nuestra sede del Cantegril Country Club ya la lluvia de los últimos días tampoco faltó a la cita.

La concreción de una nueva edición de nuestro ya tradicional Encuentro Carlos Páez y nuestro Primer Evento Internacional, han sido el resultado de la acumulación de esfuerzos, la visión y objetivos que llevan ya mucho tiempo y que en diciembre del 2008, en nuestra cena de fin de año, nos lo propusimos como uno de los grandes objetivos para esta año.

Y aquellos, que son los pilares de este proyecto (Chelo, Pablo, Gonza, Zumpi, Daniel, Jackie, entre otros), que dan su corazón, seguramente muy cansados, pero muy felices, sus cuerpos les deben andar diciendo, “aflojáme pibe”.

Seguramente el año próximo, para cosechar el trigo que asoma, debemos consolidar éste mojón, acopiar las lecciones aprendidas y regarlo para que crezca.

Pero ahora es tiempo de cerrar el año, de disfrutar los logros del año, de saludar y despedir a un año, que en Lobos ha marcado la historia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder