Gales: Se enfrenta el éxodo de jugadores aplicando topes salariales

Publicado en Destacadas

Con la intención de disminuir la preocupante sangría de talentos que posee la liga nacional, los diferentes clubes han tomado la medida en conjunto
 
La Unión de Rugby de Gales (WRU) y la entidad Regional del Rugby de Gales (RRW) acordaron en los últimos días un top salarial a las cuatro seleccionados provinciales Scarlets, Blues, Dragons y Ospreys, que se aplicará a partir de junio, con la intención de evitar el fuerte éxodo de jugadores y jóvenes promesas que han abandonado el rugby galés en los últimos tiempos, como Mike Phillips, Lee Byrne y James Hook.
 
El gran objetivo será poder ordenar las finanzas de cada institución, de manera de asegurarle a las principales figuras un sueldo que les permita quedarse en el rugby galés. Una vez que se corrobore que el plan aplicado es favorable, se intentará hacer lo mismo con los clubes provinciales, estabilizándolos económicamente a cada uno de ellos y apostando a su vez por el desarrollo y promoción de nuevos valores.  
 
Hoy día el tope establecido como máximo por la WRU es de 3.5 millones de libras para cada equipo. Ni por asomo esto alcanza lo que se establece en la Premiership inglesa  con  4.2 millones, o Francia con 7.1 millones. Aún así, los directivos galeses creen que servirá para comenzar a retener a las figuras de renombre.
 
Por lo menos así lo dio a entender Stuart Gallacher, director ejecutivo de la WRU, cuando manifestó que con este cambio cada jugador ganará un promedio de 92.000 libras (casi 150 mil dólares). Monto verdaderamente importante y que permite pensar que ya no será tan fácil que los jugadores locales deban emigrar en busca de un mejor futuro económico.  
 
El tema deberá ser resuelto por las Uniones Regionales y la Unión Galesa agregaría Gallacher. Si bien en este momento se está lejos de competir económicamente con una liga tan poderosa como la francesa o inglesa, las cosas se están haciendo bien. El crecimiento que ha comenzado a tener el rugby galés en los últimos tiempos se verá claramente reflejado a nivel económico en los años venideros. 
 
En este momento hay que buscar las soluciones más rápidas para que el nivel local no siga disminuyendo. La idea es que la decisión que se tome tenga repercusión a futuro y este problema no tenga que volver a ser tratado, pero llegar a los topes salariales parece ser lo más sensato que se puede hacer por ahora. Por lo menos de manera experimental en primera instancia, sentenciaría el director ejecutivo de la Unión Galesa de Rugby.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder