Festejó Curupa

Publicado en Destacadas

Curupaytí de Argentina se impuso en el Seven de Lobos, tras ganarle 17-5 la final a Polo y cerrar un muy buen torneo

 
Por Ignacio Chans-Fotos: Victoria Acuña (enviados a Maldonado)
La Copa del Seven de Lobos se fue para Buenos Aires. La tercera fecha del Circuito de Seven Copa Cattivelli, que se disputó el sábado en Maldonado, finalmente fue para Curupaytí, que haciendo un gran torneo le ganó la final a Carrasco Polo por 17-5 para festejar el título. Pero más allá de los resultados, lo del sábado fiesta de rugby en el Hípico del Cantegril Country Club, en la que Lobos cerró el año con un gran festejo de toda su familia, donde estuvo el seven de mayores, pero también el hockey de Las Lobas, el rugby infantil y juvenil, y sobre todo el color de la tribuna, que le dio un entorno espectacular a la calurosísima tarde de Maldonado.
 
Fueron 18 equipos que participaron en seis series de tres equipos cada una, en la que los primeros de cada serie y los dos mejores segundos clasificaron a los cuartos de final de oro, mientras que los otros cuatro segundos y los cuatro mejores terceros se metieron en cuartos de final de Bronce.
 
Al Oro clasificaron Carrasco Polo, Old Boys, Old Christians A y B, Trébol, además de los argentinos Matreros, Lomas y Curupaytí.
 
Los campeones, que había  hecho una buena primera fase, terminaron de presentar sus credenciales en la segunda, para redondear un gran torneo.  Tras ganar su serie, clasificaron a los cuartos de final de Oro, y allí derrotaron a Old Boys, para meterse entre los cuatro mejores. Mientras tanto, en los otros duelos, Carrasco Polo derrotó en un muy parejo encuentro a Trébol, luego de sumar en el inicio y tener que defender un buen rato, hasta asegurarse la victoria. Christians A ganó el duelo azul ante Christians B, , al igual que Lomas, que superó a Matreros.
 
En los cuartos de final de Bronce se daba el duelo entre los dos equipo de Lobos, con mucho aliento en la Tribuna, y que finalmente terminó yendo para el equipo A, mientras que MVCC daba la nota al derrotar a un Hindú con muchos chicos jóvenes por 28-14, ganando su lugar en semifinales. Del otro lado se cruzaban Salto (que le ganó a CTM) y Los Cuervos, que derrotó con claridad  a PSG. 
 
Más tarde, y cuando el sol aflojaba un poco gracias a las nubes que dieron un poco de oxígeno, la definición de los equipos de arriba se dividía en dos, entre las semifinales de Plata y de Oro. En semis de Plata se cruzaron Old Christians B-Old Boys, y la victoria fue para los azulgranas en un apretado encuentro. Por el otro lado, Los Matreros también le ganaba a un Trébol que sintió la derrota de un rato antes frente a Polo.
 
Por el lado de la Copa de Bronce (Homenaje a Martín Aguirre), las semifinales dejaban las victorias de de Lobos –en otro duelo picante y tanto a tanto ante MVCC- y de Los Cuervos, que dejaba atrás a Salto.
 
Las miradas se las robaba la Copa de Oro (Javier Álvarez y asoc,), que tuvo otro duelo a pura defensa en Carrasco Polo Lomas, que se tuvieron que ir al alargue tras el 7-7 del tiempo suplementario. Fue un try del capitán Ignacio Conti, tras mucho mover la pelota, que le dio el triunfo por 14-7 para clasificar a la final.
 
La otra semi también prometía mucho entre Curupaytí y Old Christians, pero finalmente fue un monólogo de los argentinos, que cuando tuvieron la pelota lastimaron, y cuando tuvieron que defender  presionaron al azul hasta generar los errores para facturar y sacar más diferencias. Fue 24-5, para encontrarse con Polo.
 
Llegaba el turno de las finales. Y otra vez el partido de Lobos fue uno de los que tuvo más emoción, con el equipo fernandino picando al frente, aunque finalmente Los Cuervos lo terminaría dando vuelta y festejando con el 17-12.
 
Enseguida llegó la final de Plata Copa Zillertal, que fue toda para Los Matreros: 34-0 ante un desconocido  Old Boys, para que los argentinos festejaran el segundo título de la tarde.
 
Y finalmente la final entre Curupaytí y Polo, que, como en casi todos los duelos importantes de la tarde, tuvo muchísima defensa, tackle y lucha física en el ruck, más que explosividad y rugby fantasía. Fue Polo el que abrió la cuenta, en el arranque del segundo tiempo a través de Méndez, para poner el 5-0
 
Pero los argentinos reaccionaron, y a partir de ese momento se hicieron con la pelota y dominaron plenamente las acciones. Manejaron la ovalada con velocidad y encontraron los espacios para empatar y pronto dar la vuelta presionando a la defensa de Polo, y al final sumar otro try que cerró el partido con el 17-5, que le dio el título y les permitió cerrar un año de festejos, luego de que en XV se quedaran con la Copa del Grupo II del rugby de la URBA.
 
Más tarde vino la fiesta de cierre y la entrega de premios. Pero por sobre todo, quedó la imagen de la gran fiesta de todo el club, aportando color en una tribuna que alentó sin parar al equipo local, pero además generó un ambiente de gran camaradería. Ante todo, Lobos ratificó el importante lugar que ocupa para el rugby de Maldonado y de Uruguay, y completó un muy buen torneo que ojala se vaya convirtiendo en clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder