El plantel ha tenido un recambio brusco

Publicado en Clubes, Locales, Mayores, Old Boys Club, Primera, Reserva

El centro de Old se rompió el ligamento lateral de la rodilla izquierda, pero quiere volver para ayudar a su cuadro

Old Boys ha tenido esta temporada una característica definida: la de reinventarse una y otra vez. Si antes de iniciar el Apertura se le fue medio equipo, ahora, entre lesiones y viajes, otra vez el técnico César Cat está en la tarea de barajar y dar de nuevo.

Uno de los que está viendo desde afuera, pero al firme tras la línea de cal, es Joaquín “Caco” Pastore, que se viene recuperando de una rotura del ligamento lateral de la rodilla izquierda, y que tendrá para dos semanas más. “La verdad que ligué, porque cuando me rompí creí que eran ligamentos cruzados y eso si es complicado porque son dos años para recuperarte del todo”, aseguró el centro de la selección a Rugbynews.

Pastore se lesionó prácticamente al inicio del partido de cuartos de final ante Trébol, en el que los azulgranas cayeron por un punto y quedaron afuera de las semifinales. “Me rompí en la primera jugada y me hice un vendaje. Sabía que me había roto, pero entre que estás caliente y que es un partido importante seguí jugando. Ahora estoy haciendo recuperación, y la idea es ir entrando de a poquito para estar en dos semanas”.

Por esa ausencia ha tenido que ver los últimos partidos desde afuera, algo que no le cae muy en gracia. “Me desespero y grito mucho, es increíble, no puedo aguantarme”, asegura con una sonrisa.

El estar afuera le ha peremitido ver más detalladamente al equipo en estos partidos. “Es un plantel muy joven que ha tenido un recambio muy brusco, porque se bajaron varios experientes. Realmente estamos preparando el cuadro de futuro, y por ejemplo estamos probando todos los hookers de la reserva. Es bueno porque los chicos no paran de correr y en eso estamos fuertes. Creo que el club ha hecho las cosas bien, entonces no se siente el salto a primera porque se sabe que jugamos. Por suerte los que vienen de abajo meten una cabeza impresionante y contagian, porque es como el sueño del pibe”, agrega Caco.

Con respecto a los objetivos, la derrota en el Apertura pegó duro y obligó a pensar bien en la estrategia para la segunda parte del año. “Queremos ganar todo, pero sabemos que lo más importante está al final, entonces debemos apuntar a mejorar el juego. Vamos a ver hasta donde llegamos, pero por ahora la idea es esa, jugar bien, y si eso lleva a una final la vamos a querer ganar. El momento es bueno, lo malo sería si el equipo no estuviese metido, si no tackleáramos, porque sería más profundo. Estamos bien”, finalizó Pastore, mientras cuenta los días que faltan para entrar de nuevo a una cancha.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder