Cuestión de principios

Publicado en Destacadas

Old Boys tuvo un arranque demoledor, en el que liquidó el encuentro, para ganarle 25-5 a Trébol

Los jugadores de Old Boys se van rápido de la cancha. Es cierto, hace un frío más acorde a julio que a mayo, que tomó de sorpresa a todo el mundo. Pero más allá de eso, las caras de Old Boys son una mueca. Claro que había tranquilidad y alegría por la victoria, pero tampoco conformidad: los últimos 60  minutos de juego azulgrana no habían sido buenos.

¿Cómo gano entonces ante uno de los rivales directos, sin en los 60 dejó bastante que desear? Sencillamente, porque tuvo 20 minutos casi perfectos. Y porque en los otros 60, Trébol nunca supo aprovechar su momento de dominio, por culpa de un Old Boys que cuando no brilló se defendió bien

Así es como a veces las sensaciones engañan, Porque si al final del partido alguien le decía a Old Boys que terminarían ganando 25-5 ante Trébol, los azulgranas firmarían allí mismo, aún si les dijeran que no conseguirían el bonus. El tema es que el azulgrana tuvo un arranque tan bueno, que lo regular del resto contrastó más que en una tarde normal.

El arranque fue bien interesante: los dos jugando rápido, liberando la pelota, yendo fuerte al contacto y manteniéndola. Pero de a poco, Old Boys aprovechó el viento a favor, pateó bien, arrinconó a Trébol, y recuperó pelotas, ya sea a través de sus forwards u obligando a los tres cuartos de Trébol a patear presionados. A partir de sus pelotas, jugó rápido y punzante, le dio vida a la bola y generó los puntos. Y encima, tuvo a un Colo Albanell absolutamente imbancable con el pie. Manual perfecto para una goleada.

Fue el Colo –jugando de centro ante la ausencia de Core- quien abrió la cuenta de penal, pegado a la raya, y fue también el Colo el que convirtió el muy buen try por la punta de de Posadas, tras una pelota en la que Gastón Gbrnau vino desde atrás, la pelota salió abierta a la punta y de Posadas desequilibró.

Esa jugada, que nacía de Old Boys ganando en el juego de patadas, era un anuncio de lo que vendría después: el try de Murdoch tras un tapping, luego de que Pereira metiera una muy buena patada cruzada al fondo. Y a los tres minutos, otra vez con el pie, Albanell embocaba desde la mitad de la cancha otro penal.  “¡Basta!”, pedía Trébol, que no jugaba mal pero se enfrente tenía una maquinita, que hacía todo bien, ganaba 20-0 a los 20 y que pintaba para lograr una goleada histórica.

Sin embargo, allí empezó se acabó ese  juego perfecto de Old Boys. Albanell erró dos patadas difíciles, luego Campomar see fue con una lesión en el hombro, y de a poco el azulgrana perdía poco intensidad, y no era tan fino con las manos. Ya no liberaba tan rápido, ni los forwards se imponían tanto en el ruck. Y aunque seguía pateando bien, no generaba la situaciones de pelota abierta y espacios que tanto les gusta a sus tres cuartos para proyectarse.

Por eso, de allí al final de la primera parte el partido se emparejó. Pero tampoco Trébol tenía muchas opciones, porque le costaba entrar darle dinámica a la pelota. Hasta que en la última avanzó algunas fases haciendo retroceder a la defensa de Old Bys, hasta tirar a la punta y que Durán entrara para apoyar bien contra la bandera. Tanto, que todos los jugadores e hinchas de Old Boys que estaban cerca le reclamaron al juez Crocci que no había apoyado. El juez, que de ese lado tenía no tenía lineman oficial sino de Old Boys –que le dijo que no había sido try- desestimó los pedidos, y dio el try que terminaba el primer tiempo 25-5.

En el segundo tiempo Trébol tenía el viento a favor y el protagonismo. Y aunque fue más incisivo con los forwards, aunque fue de punta y ganó el duelo de los gordos, aunque pateó y de a ratos arrinconó a un Old Boys que no podía utilizar el pie como en el primer tiempo, le faltó una velocidad más para crear real peligro cerca del ingoal azulgrana. Incluso, cuando lo ahogó la defensa local pudo defender con agresividad de manera de llevar el juego desde su ingoal hasta mitad de cancha.

Old Boys defendía pero tenía alguna de contra, cuando se largaba a jugar con las manos. Hasta que una gran contra de Gibernau, que aceleró, pisó para adentro y se sacó amrcas, hasta pasársela sobre el ingoal a Sagarra. Old Boys llegaba al tercero gracias a su defensa y al contragolpe, y a la falta de poder de fuego de un Trébol que veía como se le terminaba de escapar el partido.

Porque a pesar de que quedaban 15 minutos, en el resto se prestaron la pelota y se desdibujaron, con varios knocks on e infracciones. Así Old Boys se quedó con la espina de no poder bonificar, y Trébol con la de no haber podido atacar, y saber que esos primeros minutos fueron de otro partido.

Pero esos 20 también son la muestra de donde puede estar parado Old Boys cuando juega como sabe. Si lo hace de acá al final, va a ser difícil de pararlo.

Old Boys 25-Trébol 5

OLD BOYS
Pollio / Rocco / Caorsi / Bordaberry / Invernizzi / Salveraglio / Gaminara / S. Vilaseca / Campomar / Pereira / de Posadas / Albanell / Sagarra / Murdoch / Gibernau. DT: Bado-Naón

TRÉBOL
González / Barragán / Botta / Medina / Bianchi / Alzueta / Otegui / Ariano / Silva / A. Lussich / Durán / M. Fernández / Bulanti / Zaniniani / Rey. DT: M. Grille
Cambios Old Boys: Medeiros, J. González Lerena, Puig 
Cambios Trébol: V. Varela, Krauss, Ramade, Pintos, Krauss, Cibils
Puntos: 9’ penal Albanell (OBC), 12’ try de Posadas (convertido por Albanell) (OBC), 18’ try Murdoch (convertido por Albanell) (OBC), 21’ penal Albanell (OBC), 39’ try Durán (T), 65’ try Sagarra (OBC)
Cancha: Old Boys
Juez: Rodofo Crocci, E. Quriquiño
Amarillas: No hubo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder