Christians, implacable

Publicado en Divisiones, Juveniles, M 19

Con una gran defensa y contraataque, el azul le ganó el clásico 30-10 a Old Boys y clasificó a la final del Uruguayo de M19 ante Polo, que venció 19-14 a Los Cuervos  

 

Old Christians está en la final del Campeonato Uruguayo de M19, luego de ganarle a Old Boys en el clásico por 30-10. El azul dio la sorpresa, no por la victoria en sí –ambos fueron muy parejos en todo el año- si no por la forma en que se dio: golpeando de contra de manera de implacable, para terminar sacando una diferencia enorme para cómo dio el trámite del partido.

Old Boys arrancó con la iniciativa, pero se encontró con una muralla defensiva que no le dio espacios. La marca apretada de Christians cada vez que la pelota salió a la punta, y el doble tackle para complicar la liberación azulgrana, la quitaron chances al rival, pero además construyeron chances a partir de pelotas recuperadas para poner al azul en ataque. En una de esas jugadas en velocidad, tras apretar con los forwards, llegó un scrum y pelota abierta, para que los tres cuartos pusieran el 5-0 parcial, que se volvió 8-0 de penal.

Old Boys seguía proponiendo, pero también iba demostrando que se quedaba sin un patrón de juego claro, ante la marca pegajosa de Christians. El azul demostraba estar un escalón arriba en intensidad, y por eso, aunque no lograba obtener como para lanzar juego en campo rival, si era más efectivo para jugar de pelota recuperada, y a los 16’ , otra vez luego de forzar al rival a perder en el contacto y contraatacar con los tres cuartos, ponía el 13-0.

El try terminó de fortalecer a Christians, que esta vez a partir de una pelota propia, desde el scrum, lanzó un buen ataque a la punta que derivó en el tercer try para el 20-0, cuando iban nada más que 23 puntos

“Falta una vida”, le gritaban desde afuera a los jugadores de Old Boys. Y era cierto, porque hasta ahí la mayoría del tiempo, la posesión y el terreno eran del azulgrana. Sin embargo, no conseguía lastimar, porque encima perdía la obtención en el line, y de apoco el ímpetu con el que puso la pelota en campo rival. Lo logró sobre el cierre, cuando abrió la pelota y luego avanzó en el juego corto varias fases, y quedó a pasitos del try, aunque la defensa de Old Christians volvió a parecer para impedirlo. El pitazo de Piñeyro, para poner fin a la primera parte, fue un golpe durísimo para el local.

En el arranque del segundo tiempo Old Boys por fin tuvo su premio: lo que no había conseguido en el juego abierto lo lograba cuando por fin conseguía obtención desde el line en 5 yardas rivales: line, maul y finalmente try para ponerse 20-5.

Pero Old Christians logró otra vez salir del ahogo, y con un buen trabajo defensivo conseguir penales, para jugar en campo rival. Con pelota no fue tan sólido para conseguir pasar a ganar el encuentro, pero lograba que el reloj siguiera pasando y achicando las chances de Old Boys.

El azulgrana volvió a tener dominio a través de las formaciones fijas y el juego cerca de las formaciones, para ganar nuevamente la ventaja y meterse en las 22 rivales, y robando un scrum, jugar por el ciego y apoyar contra la bandera el try del 20-10. Al azulgrana le costaba muchísimo llegar al try, pero se  ponía a 10.

Pero todo lo que al local le costaba, el azul lo hacía fácil: en la siguiente salida Christians ponía la pelota en ataque, y conseguía un penal para irse 23-10. Y cuatro minutos después, otra daga de pelota recuperada: Old Boys abriendo, tackle y robo y contraataque a toda velocidad, para poner el lapidario 30-10.

Ya no hubo margen para más, porque el try liquidó a Old Boys. Christians fue más efectivo que nunca, justo en el momento que más lo necesitaba, y por eso consiguió una enorme victoria que le da la chance de definir el título ante Carrasco Polo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder