Buscando el consenso

Publicado en Destacadas

La Asamblea de clubes del miércoles en la URU podría tener en cuarto intermedio, de todos modos el lunes crecieron las chances para que los clubes voten la reelección de Zerbino

A poco más de 24 horas de la Asamblea de clubes donde debería elegirse presidente y la mitad de la directiva de la URU, no hay respuestas concretas sobre lo que puede pasar. Pero lo que sí se empezó  a vislumbrar en la tarde del lunes es la posibilidad de que una mayoría de clubes llegue a un acuerdo, lo que podría abrir el camino para que Gustavo Zerbino sea reelegido como presidente.

Es una posibilidad, aunque la dinámica que han tomado las decisiones políticas de los clubes del rugby uruguayo hace que nada se pueda afirmar con soltura. Porque, de la misma manera, el viernes por la tarde parecía que el consenso iba hacia el otro lado.

¿Cómo es esto?  Vayamos por partes. A esta altura parecen haber dos escenarios posibles. Uno es el que parecía surgir de la reunión de presidentes del viernes en Old Boys, que fue impulsado por los azulgranas y apoyado por PSG y Polo: encontrar un candidato de consenso, y que lo acompañaran Zerbino y Andrés Sanguinetti, presidente de Polo, el club más opuesto a la actual directiva, con lo que se aseguraría el equilibrio que reclaman varios clubes.

Esa posibilidad creció el viernes, en parte por la propia posición de Zerbino, que se mostró dispuesto a trabajar en cualquier posición que le pidieran, y aseguró que el no necesitaba de cargos para trabajar por el rugby uruguayo.  Allí Old Boys presentó el nombre de un posible candidato, aunque a la espera de ofrecérselo directamente al involucrado.

El otro ítem destacado es que los azulgranas presentaron un documento con los puntos en los que se debería trabajar en la próxima directiva. Fue una especie de borrador en el que podían seguir trabajando las instituciones para llegar a un acuerdo de conceptos antes que el de nombres, y presentárselo al próximo presidente para que tenga una muy útil herramienta de gestión.

Pero en el tema nombres, la chance de un candidato de unidad fue perdiendo pie el fin de semana, cuando también aparecieron otros nombres, aunque ninguno con la fuerza suficiente para convencer al resto de los clubes que están a favor de la continuidad. Además, el candidato presentado por Old Boys aún no ha dado su respuesta definitiva.

Por eso, con el correr de las horas volvió a tomar fuerza una posibilidad que el viernes parecía más difícil: la reelección. Haciendo un relevamiento entre los clubes, Zerbino estaría muy cerca la mayoría de los votos (al menos tendría seis de los 11, con chance de llegar a siete u ocho) para ser reelegido. De hecho, varios de esos clubes están decididos en pelear para que el actual presidente acepte seguir en el cargo.

El mandatario le indicó a las instituciones el viernes que no seguiría sin un consenso claro. Pero la falta de un candidato que genere aceptación de todos hizo que algunos de los clubes de la oposición empiecen a plantearse la posibilidad de qué hacer en caso de que Zerbino sea presidente. De hecho hubo contactos en la mañana y la tarde del lunes entre varios dirigentes. Algunos de esos clubes podrían llegar a votar la continuidad, si el presidente asegura algunos refuerzos en la directiva que aseguren equilibrio de poder. En otros casos, si bien no lo votarían ni aportarían gente en la Directiva, se podría llegar a un acuerdo en  determinados puntos de la próxima gestión, como una hoja de ruta en grandes temas o una suerte de institucionalización de la Asamblea de Presidentes, para que los clubes estén más al tanto de las decisiones de la Unión, puedan dar su parecer, y se eviten los roces y los conflictos de los últimos años.

El escenario más probable al día de hoy es que la Asamblea del miércoles decida un cuarto intermedio, a la espera de consensuar otros nombres para la directiva y acuerdos programáticos para el próximo período. Si esa negociación es fructífera, una mayoría de clubes le pedirá la reelección a Zerbino. De no ocurrir ese acuerdo, habrá que barajar y dar de nuevo. Como todo partido parejo, nada está definido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder