Así lo vieron en Chile

Publicado en Destacadas

Los dos principales diarios trasandinos, El Mercurio y La Tercera, tuvieron una visión crítica tras la derrota en las Eliminatorias frente a Uruguay

Bajo el título “Expertos piden "reformulación total" en el rugby chileno”, el colega Javier Ceppi, -que una semana atrás en columna exclusiva para Rugbynews advertía que el equipo llegaba en mal momento- realiza un informe en el que consulta a referentes del rugby chileno, y asegura que  “un cambio definitivo en la directiva, aumento de la competitividad de los clubes, descentralizar el juego, olvidarse por un buen tiempo de clasificar a un Mundial y hasta formar clubes profesionales son las ideas para hacer resurgir la actividad”

Por su parte, el subdirector de deportes del diario La Tercera, Eduardo Sepúlveda, asegura en la parte medular de su columna –titulada “Avanzamos para atrás”, que “Uruguay, un país pequeño y consagrado básicamente al fútbol, cuenta con varios rugbistas actuando profesionalmente en Europa, mientras sobran dedos de una mano para contar a los nuestros en tal condición.”

A continuación la transcripción de las notas, que se pueden ver en http://diario.elmercurio.com/2009/05/04/deportes/rugby/noticias/CBAD8A75-D64B-498F-AE1B-0D3C655AAD76.htm?id={CBAD8A75-D64B-498F-AE1B-0D3C655AAD76} y
http://blog.latercera.com/blog/eduardosepulveda/entry/avanzamos_para_atr%C3%A1s

El Mercurio

Tras la eliminación del camino a Nueva Zelandia 2011: Expertos piden "reformulación total" en el rugby chileno
Javier Ceppi B.
Caló hondo en el ambiente rugbístico nacional la derrota de Chile frente a Uruguay, que dejó a los "Cóndores" fuera de un Mundial por cuarta ocasión consecutiva.

Es por ello que expertos ya proyectan el futuro y piden una reformulación total en el rugby chileno después del fracaso.

"Acá los resultados no han ido para ninguna parte y eso hace que la evaluación del head coach sea negativa. Pero eso no es lo peor. En Chile no ha habido ninguna federación que presentara un plan estratégico sobre cómo quiere que se desarrolle el rugby en el país. Lo ideal sería que nos juntáramos todos a decidir qué es lo que queremos, pero siempre chocamos. Lo importante sería que naciera algo de esta crítica, pero ya nos hemos cansado de hacerla y nunca hay reacción", critica Rodrigo Venegas, técnico de la selección más exitosa en la historia del rugby chileno: la juvenil que fue séptima en el Mundial de 1998.

"Siempre en la crisis hay que buscar la oportunidad, y cuando tocas fondo no se puede más que crecer de nuevo. Tenemos que enfocarnos en los jugadores que tienen desde 15 a 18 años y en ver cómo aumentamos el nivel y la cantidad de competencias que hay en el país. Aquí todos tenemos una responsabilidad y debemos preocuparnos de mejorar el juego", propone por su lado Gonzalo Balbontín, entrenador de Chile en la derrota ante Uruguay el 2007 y oficial de desarrollo.

Para el ex seleccionador Héctor Concha, hay que mirar hacia el lado. "Tenemos el ejemplo del hockey césped, que hizo el proceso de manera correcta. Hay que ordenar la casa desde los que mandan y que eso permee al resto. Tenemos que crear polos de desarrollo en todo el país, descentralizar el rugby y fortalecer a los clubes", analiza.

Para Pablo de María, uno de los cinco chilenos que jugó en "Sudamérica XV", "una idea puede ser profesionalizar los clubes. Además, tenemos que jugar más con los argentinos, colocar jugadores afuera y buscar gente de mayor envergadura física. Tiene que haber una reformulación total", exige.

"No sirve de nada ir a un Mundial, porque sería consecuencia del azar y no de un proceso de desarrollo".

La Tercera
Avanzamos para atrás

En 2002, un mendocino de gestos enérgicos y modos sencillos estaba ilusionado con hacer historia en Chile. Echaba de menos las calles arboladas y esa calma permanente que caracteriza a la capital cuyana. Eso, además de su oficina de escribano (notario, le decimos por acá) y el buen Malbec, que por esos lados es maravilloso. Jorge Navesi soñaba en su condición de coach, porque tenía entre manos un plantel de buen nivel y un medio rugbístico que crecía y crecía, amenazando con desplazar a Uruguay del segundo lugar sudamericano. También tenía la esperanza cierta de que Chile llegaría al Mundial de Rugby de Australia, que se celebraba al año siguiente. Pero faltaron un par de puntos ante Estados Unidos y se tropezó en Montevideo, y con eso, todo afán se derrumbó.

Lo malo para este deporte, que tiene un buen índice de crecimiento en números, es que desde ese instante la Copa del Mundo comenzó a alejarse de modo paulatino, al extremo de que el sábado se concretó el cuarto intento fallido por obtener un cupo. La caída, además, se produjo con la derrota más abultada que haya sufrido la Selección (o "Cóndores" ) ante los uruguayos ("Teros" ), quienes, con un universo de jugadores mucho menor, se las han apañado para superarnos. Así, sin apurarse, suman tres presencias mundialistas contra ninguna de los tricolores. Y eso se extiende a nivel juvenil, donde Chile cayó a la Serie B y fracasó esta semana, también, en su intento de volver.

Las explicaciones son variadas, pero me quedo con una antigua reflexión de Sebastián Pinto (ex trescuartos de los "Cóndores" y actual presidente del rugby de la UC), quien hace algunos años explicaba que "mientras veamos este deporte como actividad social, nunca vamos a crecer al ritmo necesario".
Y algo de razón tiene Pinto. Uruguay, un país pequeño y consagrado básicamente al fútbol, cuenta con varios rugbistas actuando profesionalmente en Europa, mientras sobran dedos de una mano para contar a los nuestros en tal condición.

Algo está fallando, pese a que hay apoyo de los medios y de algunas empresas (lo que probablemente se agredece, en tiempos de crisis financiera), y tal vez el asunto vaya por ese lado, por la simple motivación. ¿Dónde está la salida? ¿Romper el carácter elítico del juego? Se está haciendo. ¿Buscar biotipo polinésico en Isla de Pascua? También ha habido esfuerzos, pero la etnia rapa nui no es numerosa ¿Reestructurar los torneos? Ya se ha hecho. La tarea, en todo caso, está, pero, como diría Pinto, este es un  juego para tomar en serio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder