Arrancaron los regionales

Publicado en Destacadas, Divisiones, Juveniles, M 15, M 17, Uruguay

Este domingo 13 de mayo se llevó a cabo el primer encuentro regional de clubes que reúne a los mejores juveniles de las diferentes instituciones. Rugbynews se hizo presente en canchas de Carrasco Polo

Redacción: Federico Chans 

Los encuentros regionales son toda una innovación para este año. Esta nueva manera de organizar el rugby juvenil fue propuesta por el francés Bernard Charreyre durante su paso por nuestro país. La idea, básicamente, consiste en reunir a los mejores jugadores juveniles de los diferentes clubes para que jueguen entre ellos. El objetivo es sencillo: que los chicos se conozcan, aprendan a jugar con otras personas, y sobre todo se fomente la integración pensando en la creación de selecciones sub16 y sub17 de cara al año entrante para un posible sudamericano juvenil.

Para este evento, las categorías inferiores se dividieron en tres regiones: la zona Este, que fue compuesta por los equipos de Polo, Christians, Lions, Lobos y British. La zona Oeste, en la que participaron PSG, Cricket, Champagnat, Los Cuervos, Monte VI, Jubilar, Seminario y La Olla; y la zona del interior, de la que participaron Trébol, Salto Rugby, Arlequines, San Javier Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres.

Con el objetivo de explicar las vivencias de esta nueva experiencia, Rugbynews visitó las canchas de Polo, donde jugaron los chicos de la zona Este.

Para formar los equipo fueron elegidos los mejores jugadores de los diferentes clubes, armando dos plantillas en sub17: una A y unaB; además de tres en sub16, la cuales se alternaron para jugar. La idea original consistía en que se armarían cuatro equipos en cada categoría, pero debido a la falta de jugadores que fueron en comparación a la cantidad de convocados esa idea no pudo llevarse a cabo.

Aún así, lo visto en la cancha era lo esperable. Los juveniles no se conocían por lo que las imprecisiones eran bastante comunes. Pero vale la pena destacar que a pesar de las dificultades, los chicos comenzaron a entenderse y el nivel fue mejorando poco a poco. El objetivo no es que los equipos deslumbren con su rugby, sino que los coaches elegidos para llevar a cabo este proyecto tengan la posibilidad de observar a todos los juveniles, y tenerlos en cuenta de cara a la creación de selecciones Sub16 y 17.

En resumen, era un experimento. Si algo hay para criticar o mejorar de cara al futuro es la baja convocatoria tanto de jugadores como de técnicos. En total se presentaron 54 chicos para los partidos de Sub16 y apenas 34 para los de Sub17. Además de que algunos coaches, por una u otra razón, no pudieron hacerse presentes. Es decir que fueron bastante menos personas de las que se esperaba o de las que se les había notificado del evento.

Ese fue uno de los temas abordados por Guillermo Storace, técnico de Lions, una vez que le consultamos respecto a esta nueva experiencia. El coach consideró que “el tema del compromiso de la gente con el evento es algo a tener en cuenta. La convocatoria tiene que ser mucho mayor. A fin de cuentas nos sirve a todos para hacer crecer al rugby nacional. Los chicos se van conociendo, liman asperezas que puedan existir y se fomenta un mejor ambiente de cara al futuro. Es una gran idea que se irá perfeccionando con el paso del tiempo”.

En esa misma línea de pensamiento se movió Enrique Ferrari, coach de Christians. El entrenador también sostuvo que “el interés por la causa debe aumentar para que este tipo de innovaciones tengan los resultados que se desean. La idea central se mueve en torno a poder crear un proceso de selección para los más chicos. Crear una base sólida a través de la cual se pueda hacer crecer al rugby nacional”.

El resultado de los partidos fue lo de menos. Los equipos se conocieron, aprendieron a moverse dentro de otra realidad que va más allá del club en el que juegan.Esto les permitirá adaptarse de manera más sencilla a nuevas situaciones. Se divirtieron, a pesar de que siempre hay algunos que quieren ganar hasta en la bolita, y se fomentó un ambiente de distensión que se repetirá una vez cada cuatro fechas de los torneos juveniles, cuando se tome un descanso.

El kick off para el desarrollo ya se dio. Ahora está en la gente vinculada directamente con el rugby poner todo de sí para salir adelante y ayudar a crecer al deporte ovalado en nuestro país. Por algo se empieza, y con el paso del tiempo los resultados se plasmarán en la cancha.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder