Vale mucho

Publicado en Locales, Noticias

Los Pumas perdieron 21-5 con los All Blacks. Hicieron un gran primer tiempo, pero les sobraron 20 minutos. Ante todo, demostraron que están en una nueva dimensión

Foto Prensa UAR

Foto Prensa UAR

Ignacio Chans-Redacción Rugbynews

Casi de manera imperceptible, Los Pumas entraron en otra dimensión. Ya no simplemente la que ofrecía entrar al Rugby Championship como invitados, y la obligación de jugar al máximo nivel. Sino en la cabeza de los jugadores. En entrar al Westpac de Wellington y salir a jugarle de igual a igual al mejor equipo del planeta con viento en contra. En tacklearlo, pero a diferencia de otras veces, ya no como estrategia puramente defensiva. En animarse al contraataque, al jugar de manos, a forzar el error en toda la cancha al rival. Hasta en irse desconformes en un primer tiempo que terminó 6-5, por la cantidad de penales que les impidieron irse al descanso ganando, y porque la obtención en el line no fue excelente como en Mendoza. Sí, desconformes con el 5-6. Aunque parezca insólito.

Al final fue derrota 21-5, porque los All Blacks ajustaron piezas en el segundo tiempo, aumentaron la presión, jugaron sin tanto vértigo y con más fases, aprovecharon el hombre de más y terminaron lastimando dos veces en el ingoal. Sin embargo, Los Pumas siguen demostrando que están a la altura, y más. Y comparado con el 31-13 del Mundial, el avance es gigantesco.

Argentina arrancó con muchísima intensidad, a pesar de que le tocó defender al extremo en el inicio por culpa de un par de malas salidas. Un pre push de los All Blacks fue la primera señal, y el buen uso del pie –teniendo en cuenta el fuerte viento en contra- fue el arma para ir a jugar en campo rival. El line no funcionó, en parte por el viento, pero ante eso Argentina interpuso un tackle de a dos o de a tres, como en Mendoza, y una presión asfixiante a los medios neocelandeses, para forzar knock ons, robos y penales.

Precisamente, de un robo vino el try argentino. Salida de Ma Nonu, tackle, robo, pelota a la punta. Y ahí también está la nueva era de Los Pumas. Tranquilidad para saber que no era una chance aislada y heroica, y había que jugara con inteligencia. Juego corto, un par de pick and go y enorme try de Roncero, contra la marca de dos forwards All Blacks.

Nueva Zelanda siguió sin creación de juego por la presión de Argentina, y cuando por fin pudo sumar un par de fases, el orden de la defensa, siempre de pie, provocaba algún kncok on neocelandés.

Le faltó a Loa Pumas para hacer un primer tiempo completo. Porque esa presión, y esas infracciones neocelandeses, derivaron en varias oportunidades de tener pelotas de ataque, que terminaron en penales innecesarios, sin poder repetir el muy buen juego de ataque contra Springboks en Mendoza. Es cierto, los All Blacks también obligaron a jugar al límite, pero sobre todo las tiradas de cabeza en los rucks, y un par de offsides, le regalaron pelotas al rival.

En el segundo tiempo la historia fue diferente. Nueva Zelanda se lanzó a jugar con más control, buscando buscar el hueco por el desgaste no tanto por la velocidad, como había hecho en el primer tiempo, cuando se encontró con tackles fuertes que desarmaban sus ofensivas. Argentina respondió bien en el arranque, con al menos tres robos en el ruck, pero faltó ese picante para que la pelota quedara disponible inmediatamente, para que Hernández pudiera patear y ganar metros, o que los backs corrieran pelota en mano.

Argentina casi no pudo salir –el line volvió a tener problemas como en el arranque-, y el local consiguió más de una pelota recuperada en el ruck. Por eso el partido empezó a ser un frontón y Los Pumas fueron quedando contra las cuerdas. Cruden sumó un penal, y a continuación Martínez Gurruchaga no pudo hacer lo mismo en el otro ingoal, en una de las pocas juagdas de ataque de Los Pumas en el segundo tiempo.

Entonces bastó una buena jugada de Ma Nonu ganando la ventaja por primera vez en el partido, para que Nueva Zelanda jugara dentro de la defensa. Esa jugada derivó en amarilla Farías Cabell por knock on intencional, y finalmente, tras unos cuantos intentos el try de Savea contra la banda, luego q se generara el espacio tras que Gurruchaga saliera de punta. Tras 65 minutos, Los All Blacks recién podían quebrar el ingoal de Argentina. Casi como en el Mundial (minuto 66), pero en un contexto totalmente diferente. Y la prueba de que, estando en esa dimensión, Los Pumas tienen que seguir acortando diferencias y minimizando errores, porque esos errores, a este nivel, se pagan.

El partido se quebró, y los All Blacks siguieron controlando y desgastando. Hasta que a los 73’ llegó el segundo try: scrum, pelota a la punta y try de Ciry Jane para el 21-5.

Al final, Los Pumas lo fueron a buscar y estuvieron a punto del try, como para dejar una redondear una buena imagen. Fue un muy buen partido de Los Pumas, como para demostrar que están en el nivel del Rugby Championship. Ya no vale hablar de derrotas dignas, sino de lo que tiene que corregir –penales, line, hacer su juego los 80 minutos- para ganarle a Australia la semana que viene. Sí, pensar en ganarle a Australia. Eso han logrado Los Pumas.

NUEVA ZELANDA 21-ARGENTINA 5

Nueva Zelanda 21: 1- Tony Woodcock, 2- Keven Mealamu, 3- Owen Franks; 4- Luke Romano, 5- Brodie Retallick; 6- Victor Vito, 7- Richie McCaw (capitán), 8- Kieran Read; 9- Aaron Smith, 10- Aaron Cruden; 11- Julian Savea, 12- Ma’a Nonu, 13- Conrad Smith, 14- Cory Jane; 15- Israel Dagg.
Ingresaron: 43’, Liam Messam por Victor Vito; 49’, Andrew Hore por Keven Mealamu; 61’, Piri Weepu por Aaron Smith; 64’, Samuel Whitelock por Brodie Retalick; 72’, Charlie Faumanuina por Owen Franks; 75’, Beauden Barret por Aaron Cruden y Ben Smith por Conrad Smith;
Entrenador: Steve Hansen.

Argentina 5: 1- Rodrigo Roncero, 2- Eusebio Guiñazú, 3- Juan Figallo; 4- Manuel Carizza, 5- Patricio Albacete; 6- Julio Farías Cabello, 7- Juan Manuel Leguizamón, 8- Juan Martín Fernández Lobbe (capitán); 9- Nicolás Vergallo, 10- Juan Martín Hernández; 11- Horacio Agulla, 12- Santiago Fernández, 13- Marcelo Bosch, 14- Gonzalo Camacho; 15- Martín Rodríguez.
Ingresaron: 41’, Tomás Leonardi por Juan Manuel Leguizamón; 51’, Marcos Ayerza por Rodrigo Roncero y Juan Pablo Orlandi por Juan Figallo; 66’, Lucas González Amorosino por Martín Rodríguez; 73’, Leonardo Senatore por Julio Farías Cabello; 77’, Martín Landajo por Marcelo Bosch.
Suplentes: 16- Agustín Creevy.
Entrenador: Santiago Phelan.

Síntesis: Primer Tiempo: 9’, penal de Aaron Cruden (NZ); 12’, try de Rodrigo Roncero (LP); 24’, penal de Aaron Cruden (NZ). Resultado Parcial: Argentina 5 – Nueva Zelanda 6.

Segundo Tiempo: 11’, penal de Aaron Cruden (NZ); 25’, try de Julian Savea (NZ); 32’, try de Cory Jane, convertido por Aaron Cruden (NZ). Resultado Final: Argentina 5 – Nueva Zelanda 21.

Incidencias: 18’, sin bin Julio Farías Cabello (A).Estadio: Westpac Stadium, Wellington

Referee: Romain Poite (Francia)
Jueces de Touch: George Clancy (Irlanda) y James Leckie (Australia)
TMO: Vinny Munro (Nueva Zelanda)

(Detalles prensa UAR)


Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder