Una Liguilla de diferencia

Publicado en Destacadas

PSG le pasó por encima a Trébol, lo goleó 30-0 y está a un paso de entrar entre los cuatro que definirán el Uruguayo

Hubo tanta diferencia que al partido le sobraron 40 minutos. Sí, un tiempo entero. Porque aunque el primer tiempo le dejaba una pequeñísima puerta abierta a una reacción de Trébol, en el juego no se veía un equipo capaz de revertir 20 puntos. PSG hizo su mejor partido del año, fue mucho más agresivo y frontal, tuvo efectividad cuando llegó a los últimos metros del rival y encima después puso una muralla defensiva y de tackle. Por todo eso, goleó ¡30-0! A Trébol. Sin, y el partido era considerado una final por entrar a la Liguilla.

¿Por qué tamaña diferencia? Porque se fue construyendo de a poco, al punto que al final del partido era más amplia que el trámite real pero perfectamente lógica. Esa diferencia empezó a construirse en el primer tiempo, por obra y gracia de un equipo que arrancó con el enchufe necesario para ser frontal y agresivo, para que quienes tomaran la pelota fueran hacia adelante y con apoyo en el contacto para ganar metros. Después colaboraba Dugonjic, de gran partido, quien con el pie probaba al fondo de Trébol, ganando metros para jugar en ataque. Y en el resto, también ayudaba el fondo de Trébol, que tenía un partido para el olvido con el pie y le regalaba metros permanentemente al rojo.

Con ese trámite, al rojo solo le pasaba más poder de fuego en los últimos metros. No lo ayudaba un line out problemático, en el que le costó mucho sacar pelotas limpias, pero sí presionando a través del scrum, hasta largar la jugada del primer try, cuando Gini arrancó con pelota, ganó metros y jugó con Dugonjic, que encontró el espacio justo para meterse y finalmente jugar con el Chino Martínez, que volvió al try para poner a los 8’ el 7-0.

Era la tarde de PSG, que seguía con efectividad perfecta, porque unos minutos después Dugonjic probó un gran kick cruzado, que generó el line y el penal de Trébol, que el 10 transformó en el 10-0.

Esa efectividad serían una diferencia clave, porque luego el partido entraría en un pozo, con ambos equipos apostando al pie pero sin sacar grandes diferencias, e intentando abrir alguna pelota sin demasiados resultados, más allá de que PSG lucía un poco mejor, porque cuando Trébol se largaba a jugar –generalmente a través de Arboleya, Alzueta o Morales- el apoyo no aparecía y el ritmo para avanzar no se conseguía. Hasta que al final, ese duelo parejo volvería a tener un desnivel: mala salida con el pie de Trébol que regala un line en defensa, PSG juega y arma un maul que avanza muy fácil, hasta que Román se manda hasta el ingoal y apoya el 17-0., que ponía ventajas considerables en un partido a priori muy parejo.

Trébol reaccionó en el final de la primera etapa y lo fue a buscar cerca del ingoal de PSG. Pudo quedarse allí con algún scrum y algún penal, pero nunca pudo quebrar al rojo. Entonces, tras más de cinco minutos de estar a cinco metros del ingoal, y de irse con las manos vacías, era difícil prever que en el segundo tiempo pudiese haber grandes novedades.

No las hubo. Trébol quemó sus últimos cartuchos en el complemento, pero se reveló como un equipo estático, que aunque tenía posesión y dominio territorial era incapaz de desgatar a una defensa de PSG que defendía bien parada y lejísimos de su ingoal. Ni siquiera cuando PSG se quedó con 14, Trébol asomó una reacción. Parecía que el sanducero se reducía a dársela a Alzueta, para que el segunda línea luchara contra el mundo. Y nada, nada, hacía presumir que el espacio apareciera.

Entonces PSG, que en el primer tiempo jugó muy bien, y en el segundo defendió mejor, se decidió a retomar el protagonismo. Con un Dugonjic activo y pordenando a los forwards, los gordos de rojo volvieron a tener la pelota y avanzar para abrírsela al 10, que también estaba activo, la pedía e iba al contacto. PSG no tenía claridad para encontrar el espacio, pero finalmente lo hizo tras un mal line, cuando Joaquín Ramos se encontró con la pelota larga, fue hasta el ingoal y puso el 25-0. Si quedaba alguna duda, a esa altura era partido recontra liquidado. Aunque quedaran 15 minutos de un partido, que, en los papeles debía ser a todo o nada y sumamente igualado.

En el cierre Trébol se repitió en intentos anodinos, y PSG siguió mostrando una enorme capacidad de tackle. Eran dos equipos en otra galaxia, en cuanto a  concentración y actitud, y por eso llegó el último try: tackle pelota recuperada para PSG, patada al fondo, y de Mula corrió hasta robársela a la defensa sanducera, y que apareciera el Chino Martínez para ponerle el moño a la torta: el punto bonus, que completaba en 30-0 y los cinco puntos. PSG llegó al punto máximo en el año, y si consigue mantenerlo hasta la Liguilla, jugando como el domingo puede ganarle a cualquiera.

PSG 30-Trébol 0

PSG: Demula / Datrindade / N,. Dugonjic / Gini / Bovio / Bascou / Ara / Braun / S. Ramos / Dugonjic / Alsina / Román / Martínez / J. Ramos / Burbaquis. DT: F. Paullier 

Trébol: Rombys / Arboleya / Benítez / Alzueta / Bianchi / Krauss / Otegui / Grignola / Lijstenstein / Cuello / M. Fernández / Bulanti / Morales / Silva / D. Lussich. DT: M. Grille 
Cambios Trébol: Bota, Durán, H. Pintos
Cambios PSG: No hubo
Cancha: Liceo Francés
 Juez: E. Blengio
Puntos: 8’ try N. Martínez (convertido por Dugonjic) (PSG), 12’ penal Dugonjic (PSG), 30’ try Román (convertido por Dugonjic), 35’ penal Dugonjic (PSG), 64’ try J. Ramos (PSG), 74’ try Demula (PSG)
Amarilla: D. Bascou (PSG)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder