Un Uruguayo diferente

Publicado en Locales, Noticias

La actividad del torneo local estará pautada por la ausencia de los jugadores de selección en algunas fechas, lo que puede emparejar la competencia, aunque los candidatos son los de siempre

Ignacio Chans
El Campeonato Uruguayo de rugby 2013 arranca este domingo con un panorama similar al de los últimos años, aunque con una pizca más de imprevisibilidad producto de la nutrida actividad de la selección, que hará que los clubes no cuenten con sus Teros durante seis o siete fines de semana de la temporada. Eso hará que las distancias se acorten, y al menos en la primera rueda, se puedan esperar algunas sorpresas.

Los jugadores del seleccionado no estarán presentes en las primeras cuatro fechas, ya que estarán afectados a Los Teros para el Sudamericano de mayo, primera etapa de la Eliminatoria al Mundial, que se disputará en el Charrúa entre el 27 de abril y el 4 de mayo. Luego quedarán habilitados entre la fecha 5 y la 8, y luego estarán ausentes otra jornada, cuando la selección dispute la Tbilisi Cup en Georgia. A eso hay que sumarle la actividad de Los Teros VII en el Mundial de Rusia, entre el 28 y el 30 de junio, y el Mundial M20, entre fines de mayo y principios de junio. En síntesis, los equipos top tendrán con continuidad a sus jugadores fundamentales hasta fines de junio, cuando esté arrancando la segunda rueda del torneo.

Así llegan.
De todos modos, el habitual mapa competitivo no cambiará demasiado: Carrasco Polo parte como el máximo favorito a retener la corona. El amplio y rico plantel del caballito parece seguir un paso adelante del resto. Eso mismo lo llevará a “pagar los platos rotos” en esta primera etapa del año: tiene más de 15 jugadores entre las selecciones nacionales de XV, seven y M20.

Old Christians, vice campeón del año pasado, aparece como el principal retador, aunque también tendrá bajas sensibles, entre ellos el apertura Mathías Arocena y los wings Federico Favaro y Leandro Leivas por los Teros, y varias otros de jugadores de viaje.

Cerca de los azules aparecen Old Boys y Trébol, que el año pasado se quedaron en semifinales. El azulgrana entra en el segundo año de una renovación que ha puesto en Primera a muchos jóvenes con buena proyección, y que este año pueden empezar a tomarle más el ritmo a la máxima división.

El caso de los sanduceros es diferente: viene en bajada respecto a su gran actuación de 2010, cuando llegó a la final, ya que algunos jugadores referentes se han ido alejando y no ha logrado recambiar tanto. De todos modos, con todos sus Teros a la orden, es un equipo para estar en la pelea.

PSG, quinto el año pasado, también viene rodeado de incertidumbre. Con varios jugadores lesionados y ausentes por viaje o estudio en la primera parte del año, el habitualmente corto plantel del rojo se reduce aún más, por lo que la lucha por entrar a semifinales se le hará más difícil que otros años.

Los Cuervos viene apostando a la cantera, en un trabajo a largo plazo que redunda en un muy joven plantel. Tiene la oportunidad de dar el gran salto, y pelear por la entrada a semifinales. MVCC, un escalón abajo, tiene sin embargo jugadores que van madurando en Primera, aunque de todos modos sentirá la ausencia de sus Teros.

Champagnat y Lobos, mientras tanto, se perfilan a mantener un duelo cabeza a cabeza por el último lugar, aunque el año pasado ya demostraron que pueden provocar varios dolores de cabeza. Son otros dos equipos que, con sus jugadores de selección, pueden complicar a cualquiera y sacar varios puntos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder