“Todo el mundo funcionaba en su chacra porque el sistema alimentaba eso”

Publicado en Selección, Selecciones, Teros XV, Uruguay

En la tercera parte de la entrevista, el DT Pablo Lemoine habló del problema de la elección de jugadores de XV y VII, de la necesidad de generar un perfil de jugador para el seven, y de la falta de tamaño en el rugby uruguayo

Foto URU

Ignacio Chans-Redacción RugbyNews
¿Cómo se hace para evitar los tira y afloje del XV y el VII, en un rugby que no tiene muchos jugadores?
No tiene muchísimos, pero tampoco necesitamos mucho. Capaz que hay que tener 30 y 10 de calidad. Necesitás 60 tipos que siempre estén alimentando. Hay que agarrar las inferiores, que empiecen a aportar jugadores. Cuando llegue uno de 20 años va a tener tres años de proceso, va a tener que tener todo lo que hoy no tiene uno que viene desde un club. Va ser más fácil la adaptación. Además, respecto a juveniles, el que tiene 17 empieza a trabajar físicamente, y si no evoluciona no sigue. Hay que hacer una selección más justa, no generar la típica selección que entreno tres meses, voy al Mundial y el rugby terminó para mí. Es una de las cosas que hay que erradicar rápidamente, el que no viene al entrenamiento marchó. El jugador nunca tiene el puesto asegurado. En un momento lo tuvimos como bandera y luego pusimos otras cosas, y ahora se está viendo. La clave es recuperar esa pata, y ponerle lo otro. Recuperar la identidad de Los Teros.

¿Por dónde pasa eso?
Pasa por el esfuerzo, por el laburo, por demostrar lo complicado que es conseguir las cosas. Tengo bien presente una frase de Daniel Herrera, o Betingo, no recuerdo, cuando clasificamos al Mundial 1999, que fue un primero de mayo: ‘no había forma que fuera otro día que el día de los trabajadores’.

Hablás de una identidad que vaya más allá del juego, de una primera línea fuerte.
Hay una cosa que es identidad y otra cosa técnica. Si tenemos una identidad bárbara pero seleccionamos un segunda línea de 1.60, a la identidad no la estamos acompañando. Pero todo el trabajo va de la mano con que el jugador tenga clara la identidad. Nosotros no hacemos entrega de camisetas, todavía estamos en etapa de merecimiento de las cosas. La camiseta tiene que ser algo valorado. Va más allá.

Volviendo al seven: cómo se soluciona el hecho de tener la misma base de jugadores para ambos equipos?
Los jugadores que la temporada que viene van a jugar con el seven está acá, adentro del centro. Hay 55 jugadores de primera, 40 en M20, 10 o 12 más en M19. Hay que desarrollarlos, agarrar el perfil de jugador que queremos. Con Luis Pedro, Yayo, Emiliano y Pájaro cada vez tenemos más conversaciones, más puntos en común. El primero es el conocimiento del jugador. Capaz que se detecta que en M19 hay uno jugador muy rápido, el loco tiene un perfil de seven por esto. Después viene ya la estrategia, la técnica, la táctica. Pero si yo sé que en sub 17 hay un segunda línea de 2 metros, sé que en dos años cuento con él. Este año se ha trabajado mejor, el seven siempre contó con todos los jugadores, la única instancia en que se iba a complicar era si se clasificaba a Londres, e igual al otro día del Sudamericano los jugadores se iban una semana, entrenaban una semana y jugaban. Estaban coordinados hasta los pasajes.

Ahora va a pasar con el Mundial y la Tbilisi Cup.
Se verá qué jugadores están más aptos para determinadas situaciones. Lo que es seguro es que no queda nada al azar. No es ‘veremos que piensan los jugadores’, ahí erramos. Tenemos que mirar la estructura.

¿Pero el Mundial de seven va a ser prioridad?
Creo que todo es prioritario. Es como si yo voy y le saco el 10 a la M20. Eso lo puede hacer Australia, no yo. Pero respecto al seven, no dudo que la imagen del Mundial es una imagen que estamos trabajando, es un objetivo, participar de mundiales. La palabra Mundial da prioridad. La M20 es prioritaria porque va a un Mundial, la M19 juaga clasificación a un Mundial. Lo tenemos instaurado como prioridad. Seguramente los jugadores que estén físicamente óptimos o puedan cumplir con la exigencia, van a estar para el Mundial. No manejo el tema seven, pero las prioridades están claras: la M20 tendrá prioridad, y el seven seguramente tenga la prioridad del Mundial. En eso no hay problema

¿Cuál debe ser el objetivo global del seleccionado de XV?
El Sudamericano, la inversión está hecha ahí, en lo que genera la eliminatoria. Hay que generar un Sudamericano acorde. Siempre hay que etapabilizar, si no nos enloquecemos. Lo que hacemos es prever lo global, y para cubrirlo, tenemos toda esta estructura. Ya sabemos todo, lo tenemos planificado. La parte 2 son las etapas. La preparación al Sudamericano es la más importante porque es la primera.

¿Y a largo plazo? Porque el rugby es un deporte muy especial, en el que hay una élite marcada, y un grupo de países que con mucho esfuerzo tratan de mantenerse al menos a tiro. ¿Ese debe ser el objetivo? ¿Mantenerse entre los 20 que van a los mundiales?
Lo importante de estar cerca de esa élite es que, cuando se parta, porque se va a terminar partiendo, estemos lo más cerca posible. También podemos volver al punto de, por decisión de todo el rugby, dedicarse a la competencia de acá, jugar solo el Sudamericano, cambiar la postura, devolver el estadio. La élite se va a separar y no sé si el rugby uruguayo va a generar interés. La motivación extra de los jugadores es jugar contra Emerging Springboks, jugar contra Chile la clasificación al Mundial. No sé si vamos a jugarlo, pero estar en el camino. ¿La motivación es sólo jugar por su club o también por la selección? Es fácil decir ‘le sacan jugadores a los clubes y baja el nivel. Creo que el buen jugador, cuando se prepara para jugar con Jaguares, o Rumania, o Rusia, se prepara diferente. Supuestamente el año que viene jugamos con Stade Francais. No sé cuál es la línea de motivación, creo que hay que acompañar los dos: clubes y selección.

¿Cuál tiene que ser el objetivo del Seven? Es una modalidad que ha explotado entre el Circuito y los Juegos Olímpicos
Hay que probar fórmulas, pasar raya para ver si la fórmula que estamos usando funciona o hacer una nueva estrategia. Es algo que debería hablar con Luis Pedro antes, pero en plano general creo en los procesos a largo plazo. Hay que seguir con motivaciones cercanas, pero globalmente deberíamos ir metiendo nuevos jugadores, más rápidos. No somos EEUU que trae tres tonganos, dos fidjianos y un keniata y te arma un equipo. Hay que ir metiéndole, desarrollar. Ojo, capaz charlamos y me convencen que es la fórmula actual es la mejor.

¿Complicaría en esta instancia actual meterse en el Circuito?
No, sería espectacular. Ahora en octubre se generen nuevos torneos en Sudamérica para Desarrollo. El seven es un generador de dinero, que es importante y Uruguay no lo puede dejar de lado. Pero tenemos un problema en el seven que se acentúa aún más, que es físico. Es real y está ahí.

¿Hay que pensar en formar jugadores para seven?
Yo creo que sí, hay que formar. La estrategia te dice el cómo y el por qué. ¿Clasificar al Circuito es un objetivo? ¿Cómo? Podemos hacerlo así. ¿Por qué? Clasifiquemos porque queremos desarrollar gente, jugadores, desarrollo, dinero para la Unión. O sea que tenemos un objetivo: vamos a hacerlo. ¿Representa un proceso de tres meses? Lo veo difícil. Porque los que están arriba no dejan de competir. La pata más importante para clasificar -si ganas en Hong Kong- es Londres. Y seguramente entren los mismos, salvo que un Irlanda se ponga a entrenar, porque traen competencia.
A Francia le costó tres años llegar a donde está. Agarró a 15 locos, los viaticó y los trabajó. Y agarró tipos que no existían en XV. Pero eran rápidos, altos, buenos jugadores de mano. Generó estrategia, identificó y llevo a cabo. No sé si estamos en ese paso aún. Pero creo que el centro nos puede ayudar mucho. Hoy Puig entrenó a las 8:00 con al M20. Ahí tenés un jugador protegido, que si no estuviese acá hoy no hubiese hecho físico. Mete lunes, martes y jueves rugby, y martes y jueves de mañana pesas. Estamos en una misma línea.

¿Ese proceso a largo plazo hay que empezarlo después del Mundial?
Sí, para el Mundial obvio que se va a seguir así, pero después hay algunas ideas que tengo que compartirlas con los entrenadores. Lo importante es su presencia, que el know how que agarraron en el Circuito se pueda compartir para generar el perfil del jugador. La pata más fácil es la generación del perfil: jugador joven, con pocos compromisos laborales pero que pueda agarrar experiencia rápidamente. Capaz que un tipo de los 20 a los 25 está tranquilo, se puede dedicar, y tenés un tipo que en cuatro años se desarrolla mucho. Así pasó con jugadores como Ormaechea, Berchesi.

¿Para el XV también es ese perfil?
El XV necesita más experiencia en puestos determinados, la primera línea, segunda, el 10, el 15. Más aplomo, más tranquilidad, porque enfrente hay mucho de eso. Todo muere en lo mismo, pensar lo que tenemos y después ver como lo vamos a hacer. Asesorarnos, capaz hay que traer al de Francia, al de Argentina.

El proceso que mencionás es el que hizo Inglaterra
O Kenia, o Francia.

Argentina hizo otro, de que fuera una base de formación de jugadores para el XV.
Pero Argentina la cambió hace tres años, rotundamente, pasó a ser un basurero de los que no funcionan de vuelta. Y ahora lo cambio de vuelta, en la parte estratégica dijo: ‘vamos a desarrollar’. Capaz hay que copiar la estrategia nueva. La podemos usar o no. Pero hay una necesidad de generar un nuevo punto de partida en el seven. Es el segundo año consecutivo que perdemos con nuestros pares. Perdimos con Tunez, o con China el año pasado. Si perdemos con Tonga no me preocupa, pero es clara la visión que tenemos generar otra forma.
Ahora tenemos el camp con la UAR para el seven, hay que aprovechar la relación con ellos. Ellos ya pasaron lo mismo. Hay que copiar y darle la impronta propia. Para inventar está Nueva Zelanda, Inglaterra. Ellos tienen gente dedicada a eso. Argentina copia. Argentina va de la mano de Sudáfrica en el plan de desarrollo, y en la estrategia va con Nueva Zeanda, en lo táctico y técnico, porque Sudáfrica tiene un programa basado en un área física que nadie lo puede copiar.

¿Hay un prototipo de jugador de Seven?
Hay que generar algo, asesorarnos con alguien. No sé cuál es la línea. Quizás hay un prototipo, tiene que meter tantos kilos, tanta altura. Me imagino que tiene que haber una línea. Físicamente tenemos un problema, tenemos que hacer más rucks que nadie, perdemos en el uno contra uno, no podemos jugar en la espalda porque son más grandes. Si para tackelar a uno siempre necesitas dos siempre vas a tener uno menos. La estrategia siempre va a salir de los resultados nuestros, ojo. Si atacamos bien determinada forma, capaz que no tenemos que cambiar nada porque los resultados se dan.

Pero sí creés que hay que reformular pensando a largo plazo.
La selección del jugador que hay que entrenar en el seven debe ir de la mano de la estrategia del seven. Hay que evaluarla entre todos los que sepan. Podemos decir, me encantaría jugar como los All Blacks o Sudáfrica, pero si no tenemos los jugadores no puedo jugar. Y después darle la derecha muchísimo a que se trabaje. Estamos de acuerdo que tiene que ser un proyecto anual, al igual que la selección de XV. Plurianuales, pero con metas anuales. Si un jugador de M19 tiene perfil al seven se va a desarrollar en tres años, no antes.

Fue la idea en un momento del proyecto de Achard en el seven, aunque la calidad de esos jugadores hizo que enseguida pasaran a formar parte del XV.
Acá no hay jugadores míos o tuyos, alienamientos hacia el seven o XV… lo que hay es un proyecto que debe ir acompasado. Lo que pasó en otros momentos es que no iban de la mano. Ojo, yo me encontré con ese mismo problema. Todo el mundo funcionaba en su chacra porque el sistema alimentaba eso. ‘¿No hay preparador físico?, entonces yo me consigo el PF y es mío’.

Una lucha por la supervivencia
Sí, y la crisis de diciembre la acepté por pensar en esto. Buscamos el alineamiento de la parte física para que todas las selecciones estén juntas. Si yo pienso solo en el XV, el otro solo en la M20, el otro solo en el seven, ¿qué pasa con la 19, la 17, la 18? Desaparecen, son páramos. Esa crisis no es que haya sido provocada, pero fue aceptada. Podría haber salido muy bien o muy mal y que no saliera nada de esto. Pero había que ser solidarios.

Hablabas de la falta de físico. Para el seven o apra el XV, la falta de tamaño se nota.
Hay un proyecto que empieza este año, el Academy, para que jugadores vivan en el estadio. Focalizarnos en gente del interior, grande de altura, de 16, 17 años. Generar oportunidades con ellos, becarlos en un colegio, que estudien, que trabajen. Que vivan en un pupilo acá pero con la posibilidad de tener mejores oportunidades.

¿Captarlos de otros deportes?
O mismo del rugby. Al MVCC este año llegó un jugador de 1.97 y 20 años, que ya jugaba al rugby. ¿Dónde estaba? Algo pasó, capaz que no hay captación. Podemos decirle a un club del Interior: ‘por cada jugador de 2 metros que me des te damos cinco pelotas’. ¿Cuánto vale un tipo de 2 metros? Pero dentro de este programa, agarrándolo de joven, que sea la base para las selecciones. Hay que encontrar tipos de dos metros, en el interior.

Un ejemplo de tu club es Cristofer Soares,
A Cristofer le faltan 10 centímetros, si no estaba jugando en cualquier equipo del exterior. Y le faltan años de formación también, por eso es algo que queremos evitar. Como Cristofer tiene que haber otros, hay que captarlos, desarrollarlos. Capaz que un Palomeque hoy es segunda línea, pero mañana puede ser tercera. Por eso lo del principio, el resultado con Chile no es la vida o muerte, A ver, se perdió dos años con Chile en Sudamericano M19, ¿pasó algo?

No es lo mismo M19 que mayores.
En XV perdimos con Rumania, quedamos afuera del Mundial y fuimos a la Nations. Lo que hay que estar es comercialmente interesante para desarrollarte. No te pagarán tanto como si vas al Mundial, pero podés seguir creciendo. Hay que crecer. Por eso a mí me extraña cuando se habla de ‘la selección, los clubes…’ Yo creo que crece todo el mundo. No es que los jugadores se van cuatro meses a la Vodacom, de los 55 citados hay 35 que juegan con sus clubes este fin de semana. Lo podés mirar en la visión corta o en la grande.

 

La mención al rugby femenino
Ahora se va a trabajar el femenino, hay una gran posibilidad del femenino con los Juegos Olímpicos. Son chicas que trabajan muy bien con muy pocos medios. En los próximos meses vamos a enfocarnos con eso, tengo un par de amigos en la selección de Canadá que nos pueden dar una mano grande.


2 Comentarios

  1. Que bueno todo lo que se habla , sin dudas si o si hay que llegar lo antes posible una estructura semi pro. Ojala este sistema desarrolle jugadores, ya que por ahora solo se desarrollaron por sus clubes y sus esfuerzos individuales y son muy pocos los clubes en los que se trabajo bien y dieron cantidad y calidad de jugadores a los seleccionados (m20, vii y vx) estos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder