Retrocedió varios casilleros

Publicado en Selección, Selecciones, Teros XV, Uruguay

Ante Portugal Uruguay fue una sombra del equipo que hizo vibrar en la Americas Rugby Championship

Foto Victoria Acuña-Redaccion Rugbynews

Foto Victoria Acuña-Redaccion Rugbynews

Uruguay fue una sombra del equipo que hizo vibrar en la Americas Rugby Championship

Fue una de esas tardes en la que todo parece salir a fórceps. Que todo cuesta mil veces más que en otras oportunidades. Y no porque enfrente estén los All Blacks, todo lo contrario: la sensación que el equipo que el rival no es nada del otro mundo, que se le ven las patas a la sota, pero que en definitiva el equipo está en una tarde gris, en las que todo cuesta un poco más.

Esa fue la historia de Uruguay esta tarde en cancha Carrasco Polo, donde cayó 32-25 ante Portugal en amistoso válido por la ventana de noviembre. Tuvo puntos altos, sí, pero fueron pocos comparados con los varios puntos en los cuales el equipo dio un paso atrás respecto a la Americas Rugby Championship. Así y todo, los pocos aciertos celestes, y las limitaciones del rival, hicieron que el partido estuviera a tiro hasta último momento.

El scrum, con altos y bajos, fue el gran argumento para que Los Teros estuvieran partido hasta último momento. Generó el primer try y el segundo, y los dos penales con los que logró empatar. 18 de los 25 puntos.

También había sido el scrum la nave de la victoria ante EEUU. Pero en aquella noche de la ARC Uruguay había tenido armas secundarias: la defensa, el line, el maul, que le permitieron complicar al rival y hacerse previsible. Esta vez, todo fue una discreta versión de lo visto en Canadá: el line nunca anduvo, con lo que Uruguay nunca tuvo plataformas limpias desde allí. El juego de manos tuvo aún más errores que aquel primer tiempo con Estados Unidos. A todo eso se le agregó una correcta labor de la defensa portuguesa, que no dejó espacios a los tres cuartos. Y con ese cóctel, faltó el juego moderno, de búsqueda de los espacios, de dinámica y velocidad de manos con los que Uruguay había sorprendido hace un par de semanas.

Para peor, también falló la defensa, el tackle firme que permitía enlentecer la labor del rival y hacerse fuerte desde propio campo. Y para colmo, la indisciplina fue un gran problema, y si el partido no se liquidó antes fue por la mala tarde del apertura visitante, que erró 18 puntos con el pie, que hubiesen liquidado el partido mucho antes.

Portugal no es un gran equipo, ni mucho menos. Pero de todos modos, a este nivel los errores se pagan caro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder