Renunció Garese a la URU

Publicado en Destacadas

El dirigente de Carrasco Polo renunció a su cargo de vocal; es el tercero que se va tras Sagasti y Eirea; la URU ya llamó a una Asamblea el 21 de marzo para designar a los sustitutos
 
 
La Comisión Directiva de la Unión de Rugby del Uruguay sumó su tercera renuncia en las últimas horas: Gabriel Garese, miembro de Carrasco Polo, presentó la renuncia a su cargo, en discrepancias con varias de las decisiones tomadas desde que la directiva presidida por Marcello Calandra asumió en funciones.
 
Consultado por Rugbynews, Garese prefirió no hacer declaraciones. Sin embargo, fuentes del entorno del ahora ex directivo manifestaron que su decisión fue el corolario de varias diferencias con el presidente Calandra, que nacieron incluso antes de las elecciones.
 
Garese había integrado la lista que promovía a la presidencia a Carlos Pombo, opuesta a la de Calandra. Fue uno de los miembros votados por dos años, y pese a que mantenía varias diferencias con la lista ganadora, decidió asumir, sobre todo por el pedido de su club Carrasco Polo, que deseaba tenderle un “puente” político a la nueva directiva, luego de años de relaciones turbulentas con la URU.
 
De todos modos, la primera polémica se suscitó con el cargo que debía ocupar: pese a que la tradición indica que los miembros más votados ocupan los cuatro cargos superiores, Garese fue designado vocal, ya que Calandra manifestó que en el cargo de secretario quería una persona de su confianza.
 
Luego de eso, el directivo manifestó sus diferencias con varias de las primeras decisiones de la URU. Por ejemplo, en el armado de la política de selección, donde entendió que se estaban priorizando los nombres antes que definir un plan general de acción. Entre sus reclamos estaba la necesidad de definir un Head Coach a cargo de todas las selecciones, que fuese el nexo con la Directiva, en lugar de la estrategia de buscar que Pablo Lemoine y Diego Ormaecha fuesen en el mediano plazo los entrenadores principales de la selección, como pretende el presidente Calandra.
 
Más allá de eso, según las fuentes consultadas, Garese manifestó no estar de acuerdo con el camino que había tomado la nueva Directiva, que ya había originado las renuncias de Sagasti y Eirea, luego que se decidiera nombrar a Pablo Ferrari como delegado ante el Comité Olímpico Uruguayo en detrimento de Sagasti. Entendió que se estaba dando una política de choque, que ya acumulaba la oposición de varios clubes. Además, reivindicaba una estrategia más “empresarial” en la conducción de la URU –tal como promovía la candidatura de Pombo-. Por todo eso, en la noche del lunes le comunicó a sus compañeros de directiva su decisión de dar un paso al costado.
 
De esa manera, la nueva Directiva ya suma tres renuncias en una semana, apenas a dos meses de haber asumido en funciones. Eso también obliga a llamar una nueva asamblea, para elegir a quien suplante a Garese, y para elegir dos miembros suplentes, ya que los anteriores –Ferrari y Masari- debieron asumir en reemplazo de los renunciantes Sagasti e Eirea. Seguramente, en esa Asamblea también se discuta a fondo el turbulento inicio del mandato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder