Preocupante

Publicado en Destacadas

Felipe Gutiérrez O´Farrell, jugador de CUBA, se fracturó dos vértebras y volvería a caminar en seis meses, es la cuarta lesión grave en un año en Argentina

El sábado ante Atlético del  Rosario el jugador de CUBA Felipe Gutiérrez O’Farrel sufrió una seria lesión, cuando en un ruck se fracturó la quinta y sexta vértebra cervical. Fue trasladado de urgencia al Hspital Fleni, donde se le realizó una intervención exitosa para descomprimir la zona y fijarle las vértebras, y se le realizará otra para reforzar la fijación, aunque se estima que demorará al menos seis meses en volver a caminar.

Agustín Ezcurra, uno de los referentes del plantel de CUBA, visitó a O’ Farrel el lunes y en declaraciones a scrum.com aseguró: “subí a verlo con el médico de CUBA. Puede mover las piernas, los brazos. La recuperación fue mucho mejor de lo que pensaban. La operación que estaba programada para el martes pasó para el jueves o viernes, porque evolucionó mejor. La recuperación es lenta, es un volver a empezar”.

La situación es preocupante en Argentina, donde en un año ya se dieron cuatro lesiones graves de tres cuartos. Una, la de Juan Cruz Migliore –también de CUBA- terminó con la muerte del jugador. Desde la vecina orilla se apunta a lo indefensos que están los tres cuartos en la situación de ruck, cuando realizan la “liberación sudafricana”-el jugador es tackleado y hace pasar la pelota por debajo de su cuerpo y entre las piernas para proteger la posesión y liberar rápido, con lo que se da la peligrosa situación de que el jugador no está sobre sus pies para jugar la pelota y queda con el cuello más bajo que la cintura-, lo que puede llevar a que tanto sus compañeros cuando ruckean, o sus adversarios cuando realizan el contra ruck lo embistan peligrosamente.

El periodista Jorge Búsico aseguró en su blog periodismo-rugby.com.ar : “Una vez más se impone -al menos desde aquí- una profunda reflexión con respecto a la seguridad del juego, que no pasa únicamente por la prevención en cuanto a los certificados médicos -Gutiérrez O’Farrell tenía, como todos, sus aptos en regla-, sino por un aspecto más global, que incluye, sobre todo, la aplicación y el conocimiento del reglamento de todos los actores del juego”.

En Uruguay la “liberación sudafricana” está prohibida de M19 hacia abajo, pero no en Primera. Lo que sí se puede penalizar es el arribo de un compañero del tackleado en posición de aterrizaje, que sería el peligro latente de lesiones graves. También entra en una zona gris lo que se conoce como el “bridge” –el compañero del tackleado llega y forma un techo sobre la pelota, con las dos manos apoyadas en el suelo-. El criterio utilizado por el Área de Referato en Uruguay es que el jugador que llega y se apoya sobre el piso con la cabeza hacia abajo sea penalizado, porque no está jugando de pie. Sí se permite que se apoye sobre un compañero, con la cabeza hacia arriba.

Como siempre, el rugby es un deporte de contacto no exento de riesgos. El tema es tomar las precauciones necesarias para reducir esos riesgos a la mínima expresión.

La siguiente es la nota que salió publicada en el diario La Nación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder