Para el infarto

Publicado en Carrasco Polo Club, Clubes, Locales, Noticias, Trebol Rugby

Con la patada salvadora de Agustín Ormaechea en los minutos finales, CPC ganó un bravísimo partido ante un Trébol que propuso una dura batalla hasta el final

El partido que jugaron este domingo Polo y Trébol fue quizá uno de los más emocionantes en lo que va del año. La cancha embarrada jamás permitió a los equipos hacer pie en el campo y el que más lo sufrió fue el local. Los de Paysandú, en cambio, plantearon una estrategia que hizo sentir incómodo a los del caballito, que casi no pudieron hacerse de la posesión a lo largo de los 80 minutos. El único pecado de la visita fue no saber dar la estocada final; les faltó profundidad.

La mano comenzó complicada desde el primer minuto para los dueños de casa. En base a una línea defensiva muy adelantada y que no dejaba espacios, Trébol propuso el juego en cancha ajena. Los forwards se dedicaban al juego de contacto, mientras que los backs se adelantaban y ahogaban la salida de los del caballito cada vez que la pelota salía de las formaciones fijas. Con ese panorama, CPC se mostraba impreciso, pero sobre todo nervioso. El equipo jugaba apurado y no tenía tiempo de hilvanar jugadas en continuidad: en frente había un muro impenetrable.

Sin embargo, e imponiéndose ante la adversidad, Polo llegaría al try a los 10´. Tras una salida rápida en un scrum y una distracción importante en una defensa sanducera que no llegó a apretar a tiempo con el tackle, el caballito pudo, por primera vez en toda la tarde, realizar una jugada continuada, derivándola al lateral izquierdo, donde Juan Ormaechease tiró de lleno al ingoal para llenarse la boca de try. Su hermano Agustín falló la conversión, por lo que las cosas quedaban 5-0.

Tras esa primera anotación, CPC salió con mayor intensidad en busca de sacar una diferencia que diese tranquilidad, y durante los siguientes diez minutos propuso el juego en el campo de la visita. Ambos avanzaban a través del intercambio de patadas a campo contrario y las formaciones fijas, pero el juego asociado no existía, el mal estado del campo de juego lo impedía. Por el contrario, el trámite se mantenía cerrado, luchado y con mucho tackle.

Con el paso de los minutos, los sanduceros volvieron a adelantarse, ganando metros gracias a los lines a favor. Tan es así, que cuando trascurrían veinte, y amenazado por el asedio de los albiverdes, los locales terminaron cometiendo un penal que fue ejecutado a los palos por Cuello para estampar el 5 a 3 transitorio. Lo que restó de primer tiempo mantuvo la temática y Cuello tendría otra oportunidad para que los de Paysandú pasaran en el marcador mediante un penal, pero su envío se fue desviado y con eso terminaron los primeros 40´ de juego.

Si el primer tiempo fue incómodo para Polo, el segundo más. Apenas iniciado el complemento, los locales salieron con la intención de imponerse, pero cayeron en el error de intentar llevarse al rival por delante con más agresividad que ideas y eso les costó la amarilla a Juan Ormaechea. Trébol aprovechó esa baja para hacerse de la pelota, adelantar las líneas y llegar a un try-penal a los 4´ tras una buena jugada en continuidad trasladada de la zona central al lateral izquierdo. La conversión que lograría Cuello marcaba un inesperado y muy incómodo 5 a 10 en el tanteador.

En esa segunda mitad Trébol siguió ganando el duelo de patadas y el dominio territorial, y además siguió forzando penales de la defensa local. Justamente mediante esta vía Cuello tendría la oportunidad de sacar una diferencia indescontable, pero falló el penal, y pocos minutos después tuvo la mala fortuna de estrellar un drop en el palo, que no le permitieron a los sanduceros liquidar el partido, y les terminó saliendo caro.

Motivado por su gente Polo salió con todo en busca de la victoria cuando ya faltaban pocos minutos y tras mucho insistir en las puertas del ingoal rival, recurriendo a lines, mauls, rucks, y scrums, llegaría el merecido premio. A los 38´, tras un scrum, el equipo jugó hacia la derecha, abrieron la ovalada para Álvarez, que, con lo justo, llegó a apoyar antes de que los tackles rivales lo sacaran de la cancha. La conversión de Agustín Ormaechea, que entró con suspenso y bajo el silencio que reinaba en las tribunas, le dio una victoria final a los del caballito que hizo explotar a su hinchada.

Fue una de esas victorias que no solo sirven para no perder la pisada en la lucha por el primer lugar de la tabla, si no que también aportan para demostrarle al equipo que se está en un gran momento desde el punto de vista mental. Otra vez al final, quizá ahora sufriendo mucho más de la cuenta, pero Polo volvió a ganar. Y ganó uno de esos partidos que, por lo difícil que fue, se disfruta el doble.

Los Equipos:

Polo: 1 – Sánchez/ 2 – Ávalos/ 3 – Durán/ 4 – Álvarez/ 5 – Garese/ 6 – Conti/ 7 – Lamanna/ 8 – J. Ormaechea/ 9 – Vecino/ 10 – Berchesi/ 11 – Silva/ 12 – A. Ormaechea/ 13 – Etcheverry/ 14 – Gibernau/ 15 – Méndez

Suplentes: Buckstein, Revilla, Protasi, Rivera, Sagario, Aguirre, Parra, Labat

Cambios: Revilla x Durán, Protasi x Garese, Rivera x Conti, Aguirre x Vecino, Parra x Méndez

Trébol: 1 – González/ 2 – J. Rombys/ 3 – J.P. Rombys/ 4 – Bianchi/ 5 – Palomeque/ 6 – Arboleya/ 7 – Otegui/ 8 – Alzueta/ 9 – Lijtenstein/ 10 – Cuello/ 11 – J.P. Durán/ 12 – A. Lussich/ 13 – F. Bulanti/ 14 – Zanoniani/ 15 – A. Durán

Suplentes: Canetto, Cibils, Hernández, Lacoste, Pintos, Silva, Zerbino, Terzorella

Cambios: Cibils x González, Lacoste x Palomeque, Silva x Lijtenstein

Incidencias

Primer tiempo:

Tries: J. Ormaechea (10´) (CPC)
Conversiones: –
Penales: Cuello (TRE)

Segundo tiempo:

Tries: Penalty-try (4´) (TRE), Álvarez (38´) (CPC)
Conversiones: Cuello (TRE), A. Ormaechea (CPC)
Penales: –

Tarjetas:

Amarillas: J. Ormaechea (CPC), Rombis (TRE)
Rojas:

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder