Paliza de los All Blacks

Publicado en Internacionales, Noticias

Derrotó 22-0 a Australia y lidera con comodidad el Rugby Championship


Nueva Zelanda dio una nueva lección a Australia tras derrotarla por un contundente 22-0 este sábado en el Eden Park de Auckland en partido correspondiente a la segunda jornada del Rugby Championship.

Los All Blacks firmaron un segundo triunfo sobre los Wallabies una semana después de su victoria en Sídney (27-19) y se adjudicaron la Copa Bledisloe por décima vez consecutiva, disputada cada año entre las dos naciones.

Nueva Zelanda dominó a los scrums rivales y los alas Richie McCaw y Kieran Red fueron mucho más agresivos que Michael Hooper y Scott Higginbotham. Los neozelandeses, con su aplastante victoria, toman el liderato provisional del Rugby Championship.

Dominada en todos los aspectos del juego, Australia sufrió una derrota humillante. El contador ‘aussie’ quedó congelado a cero durante todo el encuentro, un marcador inédito contra los neozelandeses que no se repetía desde el año 1962.

“Anularlos durante el encuentro fue muy satisfactorio y probablemente eso es tan gratificante como los 22 puntos”, dijo el capitán neozelandés Richie McCaw, a pesar de no mostrarse completamente contento con el triunfo.

“Hay la sensación de que quizás no aprovechamos algunas oportunidades, probablemente pudimos tomar el control del partido antes de lo que lo hicimos”, añadió el flanker.

Es la segunda vez este año que Nueva Zelanda consigue dejar a cero a su rival, después de que lo hicieran sobre Irlanda, a la que arrollaron por 60-0 el pasado junio. “Fue una actuación impresionante, son un equipo que está jugando con la confianza de ser los campeones del mundo y no creo que haya ninguna selección que les hubiera podido hacer frente hoy”, indicó el entrenador de Australia, Robbie Deans.

Los ‘Wallabies’ optaron por un juego más conservador que el utilizado la semana pasada, pero, salvo los primeros compases de encuentro, no pudieron presionar y neutralizar a los hombres de Steve Hansen.

A pesar de gozar de una ligera ventaja en el descanso (9-0) y de un try conseguido tras la reanudación por el full-back Israel Dagg, los ‘All Blacks’ nunca se vieron amenazados por el juego de Australia.

Su gran defensa neutralizó todos los ataques del combinado australiano y el stand-off Dan Carter (17 puntos) se encargó de rematar el enfrentamiento a favor del imbatido conjunto negro.

AFP


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder