Otro mojón en el camino

Publicado en Locales, Noticias

Era una tarde que pasaría al olvido por un partido malo y desprolijo, pero en la última jugada Los Cuervos lo transformó en la primera victoria en mucho tiempo ante Old Boys: 16-13.

Foto Victoria Acuña-RugbyNews

Ignacio Chans-Redacción RugbyNews
El partido se iba y Old Boys se llevaba una victoria más. Eran cuatro puntos importantes, porque siempre lo es sumar de cuatro, pero en un encuentro gris, feo, trabado, entreverado. Sumaba cuatro, pero el mensaje era claro: no se había jugado bien.

Para Los Cuervos, en cambio era diferente: el mismo mensaje en cuanto al juego, la misma cuenta pendiente en los puntos a mejorar. Pero para los del Golf era diferente, porque lo suyo es otra historia: la de un equipo que está en plena batalla por ser uno de los de arriba, que viene sumando argumentos desde hace tiempo, pero que todavía no lo cristaliza, porque eso se va construyendo de a poco. Por ejemplo, con algunos mojones simbólicos. Un mojón como el de esta tarde en Camino Mendoza, cuando con un try de maul le ganó de atrás y en la hora a Old Boys 16-13. Por supuesto que eso era lo principal para los jugadores, y para la hinchada que celebrara al final del partido. Y fue eso lo que hizo sobresalir a un partido que en el juego dejó mucho que desear.

Los dos apostaron a usar el pie para ganar metros en el arranque del partido, pero de a poco Los Cuervos empezó a mostrar un poco más. Ofreció la misma defensa cerrada y agresiva del parido ante Polo, complicando cada ruck del rival, pero también recuperó pelotas para atacar. Sin embargo, era impreciso al atacar, porque no cuidaba la pelota, ya sea con knock ons o penales. De todos modos, en el ítem de inconducta era Old Boys el que sumaba una gran cantidad de infracciones que le impedían posicionarse en campo rival. Gracias a eso, Los Cuervos aprovechaba con el pie y se ponía 6-0 a los 26-0.

A partir de allí Old Boys cambió la actitud. Empezó a tener más obtención y al menos no sumar tantos penales, y eso le permitió tener un poquito de continuidad. Quebró en un par de oportunidades, pero nunca con consistencia suficiente para poder sumar jugadas de peligro.

De todos modos, como Polo lo hizo la semana pasada, Old Boys lo cercó a Los Cuervos y generó penales que decidió no patear para seguir apostando al line, maul, a probar por afuera. Tras varias oportunidades, esa estrategia trajo frutos: pelota abierta, vuelta al medio, pase en el contacto y Gabriel Puig que se mandó debajo de los palos, para en la última jugada del primer tiempo poner el 7-6 para el azulgrana.

En el segundo tiempo Old Boys aprovechó el envión y salió a buscar el encuentro poniendo la pelota en campo rival, y casi enseguida tuvo un penal para que Albanell aprovechara y pusiera el 10-6, la máxima que sacó el azulgrana.

Quizás los minutos que siguieron fueron lo poco destacable e tuvo el partido en cuanto a propuestas. Los dos se dieron cuenta que el camino que llevaban no les permitían sacar ninguna ventaja, entonces los backs empezaron a tener más la pelota, y a penetrar. En ese planteo Cuervos consiguió sacar alguna ventaja más, y por eso a los 17’ generaba un penal para ponerse 9-10, mientras Old Boys se quedaba con uno menos tras amarilla a Pombo por penal burdo.

El azulgrana se fue a buscarlo, abrió la pelota con sus backs y consiguió meterse en campo rival. El partido ya estaba picado, porque la lucha en el contacto se había desmadrado, porque el juez no había podido detenerlo y porque desde afuera no habían colaborado absolutamente en nada. Algún golpe a destiempo por acá, algunos que se tranzaban en un ruck por allá. Se protestaba más tiempo del que se jugaba, pero así y todo se jugaba en campo de Cuervos, y por eso Old Boys aprovechaba un penal para ponerse nuevamente arriba 13-9 a los 24’.

Así siguió transitando el partido, entre nervios errores y pocas instancias de un juego que superara las tres o cuatro fases. Cuervos ya jugaba con uno menos, primero por amarilla a Giuria y después a Médica, y sufría un último embate de Old Boys, que no podía pasar las 22. Pero así y todo el local conseguía la pelota, y la mandaba al rincón para poder jugar los minutos rivales.

Y allí Los Cuervos tuvo la virtud de la tozudez. De guardarla y probar, una y otra vez, y generar las infracciones de Old Boys. Primero se fue Core con amarilla, y tras otro penal, line, maul y ruck, amarilla a Cat. Eran 13 contra 15, con un minuto para el final y con el azulgrana contra las cuerdas. Entonces, Los Cuervos decidió que no iba a ser una tarde más, una de un partido malo y accidentado que pasaría al olvido. Con el try de Ruffalini empujado por el maul en la última pelota, iba a ser la tarde en la que, después de muchos años, Los Cuervos volvería a ganarle a Old Boys, para seguir transitando su camino al club de los de arriba.

LOS CUERVOS 16-OLD BOYS 13

LOS CUERVOS: 1) Benhayón, 2) Ruffallini, 3) Mujica; 4) Sánchez, 5) Sanguinetti; 6) Giuriua, 7) Varela, 8- Barcos; 9) F. Etcheverry, 10) Brancato; 11) Romano, 12) Prada, 13) Silveira, 14) Janssen; 15) Lewis. DT: J. Brancato
OLD BOYS: 1) Gari, 2) Pombo, 3) G. Lerena; 4) Zerbino, 5) Pérez 6); Cat, 7) Vilaseca, 8- Puig; 9) Viana, 10) Albanell; 11) Sagarra, 12) Core, 13) Gortari, 14) Schmidt; 15) Gibernau. DT: C. Cat-G. Amaya

CAMBIOS LOS CUERVOS: Eirea x Varela, Gervaz x Brancato, Fontes x Médica, Médica x Benhayon, Tchlingirbarchian x Mujica
CAMBIOS OLD BOYS: Garat x Vilaseca, Corallo x Zerbino
CANCHA: LOS CUERVOS
JUEZ: A. Longres, Mota, Kigel
PUNTOS: 17’ penal Janssen (Cue) 3-0, 26’ penal Prada (Cue) 6-0, 41’ try Puig (OBC) 6-7, 43’ penal Albanell (OBC) 6-10, 57’ penal Prada (CUE) 9-10, 64’ penal Albanell (OBC) 9-13, 82’ try Ruffallini convertido por Janssen (CUE) 16-13
AMARILLAS: Pombo, Core, Cat (OBC), Giuria, Médica (CUE)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder