Old Boys se puso en carrera

Publicado en Destacadas

Con un gran triunfo ante Polo 26-16 de visita, el azulgrana se recuperó y quiere pelear los puestos de arriba

 
 
Era la prueba que necesitaba Old Boys, Venía de ganarle con lo justo a Trébol, y de perder el clásico con Christian. Llegaba sin su capitán Juan Campomar, atravesando un difícil momento personal, y con la imperiosa necesidad de enderezar el rumbo. Era una prueba de riego: contra Polo, de visitante, podría significar empezar a enderezar el camino o sumirse en una crisis de difícil salida.
 
Le salió redondo. Porque el azulgrana tuvo autoridad y personalidad para sumar cuando dominaba, luego bancarse el vendaval del local, que nunca se entregó, y luego salir a buscar liquidar el encuentro. Tuvo ideas para desequilibrar un partido igualadísimo, tuvo efectividad para sacar ventajas clave, y fue fiel a su idea de juego, sellar el resultado 26-6 cuando más lo necesitaba.
 
Hasta los 15 minutos, ganaron claramente las defensas. Los dos apostaron a jugar, a mover la pelota, a buscar la continuidad, pero se encontraban con un muro defensivo. Así, lo que se necesitaba era una idea, un giro, alguien que quebrara la lógica de dos equipos que se conocen muy bien y que anticipaban los movimientos del otro.
 
Ese trámite solo fue quebrado por una excepción: el try de Old Boys a los 7’, apostando a la fórmula del line y maul que tantos resultados le ha dado en los últimos tiempos. El azulgrana pegaba en un momento donde no se veía venir por ningún lado, y esos golpes serían los que le permitirían llevarse el partido.
 
Después de los 15, la leve tendencia de dominio territorial de Old Boys empezó a aumentar. Albanell, de gran partido, empezó a aprovechar el viento a favor paran encajonar a Polo, que no podía salir con el pie y que encima tenía una mala tarde en la en el line, con lobque los balones propios se le reducían cada vez más.
 
Así, con la pelota, Old Boys buscaba meterse dentro de la defensa rival para aprovechar las infracciones de Polo. Y completaba la labor con una soberbia tarea defensiva, que con tackles duros cortó cada intento del local de salir jugando de manos. No tuvo muchas opciones, pero otra vez, la virtud azulgrana fue sumar en cada una de ellas: dos penales y un drop del Colo, para irse al descanso con un 16-0 que imponía las condiciones del partido.
 
Rebelde, metedor y con oficio, Polo salió a buscarlo desde la primera jugada del primer tiempo, con el viento a favor y la tribuna de su lado. Asuaga acercó con un lejano penal para el 16-3, y luego, el único hueco que el ataque de Polo tuvo dentro de la defensa azulgrana: buena pelota jugada a la punta, el hueco que parece entre los centros, la marca que se desacomoda, el pase a Gibernau y Tati en toda su dimensión, letal con tiempo y espacio, ponía a Polo a nada más que seis puntos, 16-10.
 
Era el momento de Polo, que si bien no era firme en el line, si lo era en el srcrum y los rucks, y comenzaba a tomar la pendiente del partido, con puntos parecidos a los de Old Boys en el primer tiempo, aunque sin la sensación que había dejado antes el azulgrana, de que todo le cerraba. Otro penal de Asuaga desde la mitad de la cancha ponía el 16-13, y parecía que el empate era cuestión de minutos
 
Pero Old Boys supo reaccionar, como lo hacen los equipos maduros. Cuando tenía viento en contra, cuando estaba cerca del golpe del knock out, volvió a campo rival. Una patada larga de Crosa, derivó en una de las jugadas polémicas del partido, cuando Polo protestó por tackle sin pelota a Méndez, que continuó las protestas y vio la amarilla. El fallo se dio vuelta, Old Boys tuvo un penal, y a partir de ahí monopolizó la lota en el momento clave del partido.
 
Allí estuvo la clave: esos casi 10 minutos en los que el azulgrana tuvo una obtención absoluta. Apostó una y otra vez al line y maul, porque sabía que en ambas formaciones era mucho más. Probo cinco veces a partir del line, y luego, empujando con los forwards o también abriendo la pelota. La cantidad de penales de Polo forzó otra amarilla, a Colucci, y finalmente el try penal que le daba la ventaja 23-16.
 
Quedaba poco, pero Polo lo fue a buscar nuevamente, y tuvo opciones tanto a través del scrum como del line. Incluso se quedó con uno más, cuando volvió a quedar con 15 y Gaminara vio la amarilla, pero ni así Polo pudo quebrar nuevamente el ingoal de Old Boys. Y así el azulgrana zafó del último ahogo, y se fue a jugar lejos de su ingoal. La prueba que necesitaba Old Boys para redondear una gran victoria y demostrar que está en carrera. 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder