Los Teros suspendieron la pretemporada: no hay dinero

Publicado en Destacadas

La falta de recursos, y de un preparador físico para llevarla adelante, obligó al seleccionado a suspender temporalmente los entrenamientos

Foto Victoria Acuña-Redaccion RugbyNews

Foto Victoria Acuña-Redaccion RugbyNews

El seleccionado de XV suspendió temporalmente ayer su preparación física de verano, ante la falta de recursos para encarar la pretemporada. De esa manera los jugadores quedaron liberados, aunque de encontrar una solución en los próximos días se reintegrarán a la estructura del seleccionado.

La difícil situación económica que atraviesa la URU en este momento forzó la decisión de parar toda la estructura, al menos por el momento. En realidad todo venía medianamente encaminado en los últimos días, ya que estaban planificados una serie de testeos físicos y médicos, que permitirían compararlos con los que se hicieron hace un año y de acuerdo a eso elaborar una pretemporada detallada para cada jugador. Incluso también se estaban realizando averiguaciones para equipar el gimnasio del Estadio Charrúa, y que Los Teros lo usaran como centro de entrenamientos. Se seguiría trabajando en conjunto en Montevideo hasta el 15 de diciembre, y a partir de allí los jugadores se llevarían trabajos individuales, para reencontrarse el 15 de enero.

Sin embargo, algunos hechos precipitaron la decisión que se tomó el martes por la tarde. El Preparador Físico Enrique Ferrari presentó su renuncia, ya que expresó que no podía hacer frente al incremento en los trabajos del seleccionado de XV, que antes de jugar con Portugal empezó a entrenar todos los días. Pero por sobre todo, no había fondos para poner en práctica los trabajos, lo que llevó a la URU a suspender al menos temporalmente la pretemporada.

La situación económica de la URU, siempre entre algodones, se complicó en la segunda mitad de este año, ya que el plan de High Performance, con fondos IRB, se acabó tras el Sudamericano de Chile, pero luego de eso Los Teros tuvieron mucha actividad internacional, de la cual el soporte económico corrió en gran medida por parte de la URU: Nations Cup, Americas Rugby Championship y amistoso con Portugal.

Seguramente la situación se mantenga incambiada al menos hasta el 5 de diciembre, cuando la URU llame a una asamblea de clubes en la que se deberían renovar seis de los ocho cargos de directiva (se mantienen el presidente Marcello Calandra y el tesorero Andrés Pieroni). En principio hay un compromiso para mantener los mismos nombres que habían sido elegidos el año pasado por cuatro años, aunque como los nuevos estatutos aún no han sido aprobados por el Ministerio de Educación y Cultura, los cargos se deben reelegir según el estatuto anterior.

Una vez clara la nueva comisión se buscarán soluciones más de fondo, o al menos hasta febrero, cuando deberían llegar los fondos del nuevo Plan de High Performance, al que se le están dando los retoques finales con la colaboración del argentino Hernán Rouco Oliva, gerente de IRB para Sudamérica.

Otra solución temporal podría ser llegar a un acuerdo con un preparador físico, de manera de empezar una pretemporada de emergencia, a la espera de poder normalizar la situación.

Pero además, a la incertidumbre sobre el futuro económico se agrega otra: la UAR aún no ha comunicado oficialmente los cambios en su calendario, que podrían mover el Torneo Argentino de Uniones a fin de año. La planificación de Los Teros estaba armada con el Argentino en febrero, pero si se corriera a octubre y noviembre, no habría muchos argumentos para realizar la pretemporada de manera tan intensa, lo cual le daría más oxígeno a la URU para esperar a los fondos IRB del nuevo Plan de High Performance.

Por el momento sí seguirán trabajando las estructuras de los seleccionados M20 y de Seven, aunque la difícil situación económica de la Unión abre un signo de interrogación a mediano plazo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder