Lo aplanó al final

Publicado en Destacadas

Old Boys fue más que Los Cuervos y tuvo un final a toda orquesta, por eso goleó 46-6 para crecer en el juego pensando en el Super 4

Old Boys necesitaba ganar así. Porque luego de dos semanas de derrotas que pegaron duro, y porque el Super 4 ya se ve en el horizonte, Los Cuervos era una buena prueba para ver si lo de Polo y Christians eran tropezones o el síntoma de que la crisis de juego empezaba a ser profunda. Y Old Boys despejó todas las dudas, con una amplia goleada 46-6 que se explicó en las ganas de ser protagonista siempre, y en reponerse a una muy dura defensa planteada por Los Cuervos para terminar quebrándolo a base del convencimiento en una idea, para luego seguir goleando y terminar aniquilado al rival por una diferencia sensiblemente mayor a lo que se había visto.

Es que Old Boys había arrancando a todo tren, y en las tres primeras jugadas parecía que se lo iba a llevar puesto, apostando a un esquema dinámico, con forwards y tres cuartos corriendo la cancha e intentando pasar en el contacto para mantener la pelota viva, o patear cruzado para ganar metros. Pero poco a poco Los Cuervos empezó a emparejar la lucha en el ruck, sacándole velocidad a los balones del azulgrana. El negro se puso arriba 3-0 de penal en la primera que pudo cruzar a campo rival, aunque casi enseguida pudo empatar Old Boys, que seguía con el dominio, aunque cada vez con menos claridad y encima aún errando un par de chances claras.

El dominio de Old Boys se tradujo a los 27’ en el primer try, luego de intentar avanzar con el maul y terminar encontrando el espacio tras una confusa jugada con varios rebotes, luego de un tackle a Agustín Pereira cerca del ingoal, tras lo cual llegó un rebote, la tomó Francisco de Posadas y apoyo. Así, trabado y complicado, Old Boys se ponía arriba en un partido que le costaba y muchos, sobre todo luego que Janssen acortaba 8-6 de penal a los 35’ y que fallaba uno en la hora del primer tiempo, que pudo haberle dado la ventaja a los de negro. Los Cuervos estaba a tiro, aunque también había dejado pasar una chance importante, porque en el lapso que tuvo pelota y campo nunca pudo lastimar a fondo al azulgrana.

Pero todo lo que para el azulgrana había sido difícil en el primer tiempo se la abrió en el segundo, con el try de Santiago Vilaseca a los dos minutos tras la mejor jugada colectiva que se había visto hasta allí, con el equipo yendo hacia adelante, pasando bien en el contacto y avanzando hasta el ingoal manteniendo la pelota viva.

El try cambió el partido, porque a pesar de que el juego de Old Boys no terminaba de remontar con la velocidad y el ritmo de otras tardes, seguía siendo protagonista ante un los Cuervos que se iba quedando sin armas, y que cuando quiso jugar de manos fue impreciso. Precisamente, una pelota perdida derivó en otra jugada en la que Old Boys pudo jugar de lado a lado, con puntadas que permitían ganar metros y paciencia para seguir abriendo y volver al inicio apra finalmente encontrar el try con el que Martín Crosa amplió a los 13, con lo que puso casi la tapa con el 20-6.

Era el momento en que Los Cuervos podría reaccionar, pero se le había acabado la nafta. Sacó un poco el juego de su ingoal, sí, y hasta jugó con buen ritmo y con los forwards muy verticales en un par de jugadas,  todo pareció terminar con la tarjeta al medioscrum Ruffalini tras un pisotón en un ruck. Así, Cuervos nunca tuvo la quinta velocidad que le permitiera llegar a plantear peligro cerca del ingoal rival. Entonces, en esa falta de ideas, progresivamente volvió a retroceder, y se le hizo cada vez más difícil salir.

Eso, y que finalmente el azulgrana terminó de despegar en los últimos 20, hicieron el combo perfecto para que el cierre fuese todo azulgrana, que movió el balón, que volvió a darle ritmo, pero ahora sí con mucho más espacios. El rival cerró el partido antes de tiempo, sintió la ausencia de sus figuras Fonseca Y Giuria, y definitivamente bajó los brazos ¿El resultado? cuatro tries en 10 minutos, moviendo a la punta y encontrando el espacio –como en el try de de Posadas del 27-6-, u otra bien proyectada tras el scrum, que terminó en try a toda velocidad de Gortari. O también otro contragolpe con velocidad y pases a la punta, con Agustín Pereira vistiéndose de wing y apoyando contra la bandera el 41-6, o el último tras robarla en el line, meterse Pombo, abrir a la punta y que sin marca entrara nuevamente el Pingo para el 46-6 final. Quizás muy amplia para lo que fue el partido, pero que fue la diferencia entre un equipo que ya piensa en el Super4 y otro que ya puso la cabeza en 2011.

Old Boys 46-Los Cuervos 6

OBC: Garat / Pombo / C. González Lerena / Imaz / F. Pérez / Salveraglio / S. Vilaseca / Gaminara / Campomar / F. Vázquez / de Posadas / Gortari / M. Crosa / A. Pereira / Piacenza. DT: J. Bado-I. Naón

Cuervos: Médica / Fontes / Mujica / Nóblega / J. Fonseca / Varela / J. Sánchez / J. Ruffalini / Matías Fonseca / M. Ruffalini / Brancato / Silveira / Lewis / Barbé / Rienzi / Janssen. DT: Festorazzi-M. Martínez

Cambios Old Boys: Pollio, Cat
Cancha: Old Boys
Juez: R. Crocci
Puntos: 4’ penal Janssen (CUE), 6’ penal Pereira (OBC), 27’ try de Posadas (OBC), 35’ penal Janssen (CUE), 42’ try S. Vilaseca, 52’ try M. Crosa (convertido por Pereira), 69’ try de Posadas (convertido por Pereira), 35’ try Gortari (convertido por Pereira), 78’ try Pereira (convertido por él mismo), 80’ try Pereira
Amarilla: M. Ruffalini (CUE)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder