La resistencia sanducera

Publicado en Destacadas

Emulando el sitio de Paysandú, Trébol resistió el sitio en el final y se quedó con una sufrida victoria 22-17 ante Champa como visitante

Champagnat hizo el mejor partido del campeonato, pero apenas se llevó un bonus. Trébol estuvo lejos de jugar un buen encuentro, y si lo sacó fue a base de defensa y practicidad para aprovechar los errores rivales. Quizás esos momentos de uno y otro, y el resultado final, marcan distancia es la diferencia que hay entre ambos esta temporada. Trébol le ganó como visitante a Champa por 22-17, pero en la cancha no se vieron las diferencias que se podían suponer en un principio. Porque Champa se olvidó de las contras y salió a  buscar el partido, y pudo habérselo llevado de haber tenido más paciencia y poder de fuego.

Trébol se lo quedó por su esfuerzo defensivo, y por pegar en momentos clave. Porque se pasó buen aparte del partido defendiendo, y porque le costó mucho tener pelotas limpias de ataque. Así fue el arranque, cuando el duelo de patadas fue más intenso, y en el que ambos tenían problemas al intentar jugar la pelota, con errores de pase o penales que una y otra vez hacían arrancar de cero.

En uno de ellos –penal por offside de Trébol en un scrum- Caffera acertó para poner el 3-0. El de Punta Carretas empezaba a mostrar sus armas: patada desde el fondo y presión de sus forwards para recuperar y jugar, aunque el plan se le acabó ahí por la defensa sanducera. Trébol intentaba contrarrestarle de la misma manera, aunque le costaba poner la pelota en campo contrario. Y empezaba a avisar de contragolpe, como una intercepción de Rey que casi termina en try de no ser por la salvada de Rodrigo “Lolo” Klappembach. Pero lo que no fue en esa, ocurrió a  los pocos minutos. Recuperación de Lussich en el ruck, otro fallo grande de la defensa de Champa, y el medioscrum sanducero que se fue expreso hasta el ingoal. Con poco, Trébol se ponía al frente 5-3.

De ahí en más los errores empezaron a ganarle a los dos. Complicada obtención -sobre todo en el line-, knocks on o errores de pase hacían que los ataques se acabaran pronto. Hasta que a Trébol por fin le salió el juego de patada y presión.  Knock on de la defensa de Champa, scrum y la pelota al ciego, para que Bulanti apoyara contra la punta aprovechando la falla en el tackle rival y con conversión de Morales pudiera el 12-3.

Y en un partido con un error tras otro, esta vez fue Champa el que no se equivocó. Jugó a la punta y no llegó a apoyar, pero tuvo la paciencia para guardarla y no jugar con riesgo. Avanzó metrito a metrito, generó un penal, siguió cuidándola y por fin, cuando se generó el espacio, se metió Mosquera y apoyó el descuento 12-10.

La lógica indicaba que en el segundo tiempo Champa se cansaría y Trébol empezaría a encontrar los espacios. Pero fue al revés. Los forwards de Champa ganaron la parada, presionaron y se mandaron. Los hermanos Klappembach lideraron la resistencia de un equipo que se negaba a bajar los brazos, y que ganó en la batalla de los forwards, peleó cada ruck pero mantuvo los errores de manejo lo llevaron a perder la pelota. Lo mismo del otro lado, con varios penales. Los dos se prestaban la pelota, y erraban procedimientos. Patada, patada, knock on, penal… un lío de partido. Con río revuelto, nuevamente ganancia del pescador: Morales transformó un penal de Champa para que Trébol se fuera 15-10.

Hasta que Champa encontró la paciencia para avanzar corto, Forzó un penal, jugó, se acercó y Lolo Klappembach se zambulló para atravesar la marca y apoyar contra el palo, que con conversión de Caffera fue el 17-15 para Champa.

Era la hora de que los de Punta Carretas defendieran para intentar cerrar. Pero una pelota perdida en ataque, y otra vez Trébol aprovechando para lastimar. Kick bien largo, Shoreder que corre hacia atrás, la pierde ante la presión de tres jugadores de Trébol, pase, y Lussich que corre hasta el ingoal; 22-17. Lo que a Champa le costaba varios intentos fallidos, Trébol lo lograba lastimando a fondo.

Y con más ganas que juego, Champa lo fue a buscar. Ganó metros con la fuerza de sus forwards, ganó en el ruck, forzó pelotas perdidas del rival, ganó en las formaciones fijas hasta cercarlo. Bombardeó de todos lados, pero como Leandro Gómez, Paysandú resistió el sitio. Defendió por afuera, defendió por adentro y siguió defendiendo por no poder tener pelotas propias para jugar. En la última pudo ser de Champa, pero fue el Chino Klappembach, el corazón del equipo, quien cometió el knock on. Por eso toda la bronca del capitán, yéndose solo y abatido y del campo cuando Caviglia pitó el cierre. Injusto final para una de las figuras del campo, que lideró a un equipo que se la jugó toda, que hizo el gasto, pero cometió más errores en la hora decisivo. Y por eso, Trébol mostró que tiene las armas para ganar sin jugar bien, lo que lo hace un equipo peligroso, que de a poco se gana la chapa de candidato.

Champagnat 17-Trébol 22

Champagnat A. Nieto / Klappembach / Alonso / C. O’Brien / Franchi / I. Arocena / Regules / Mosquera / R. Klappembach / Caffera / Risso / G. Nieto / P. Bueno / Lena / Shroeder. DT D. González

Trébol Benítez / Arboleya / Rombys / Medina / Alzueta / Krauss / Otegui / Grignola / D. Lussich / Morales / Zanoniani / Ariano / Fernández / Bulanti / Rey. DT M. Grille

Cambios champagnat: Nin, S. O’Brien, Posse 
Cambios trébol: Bota, Barragán, Pintos, Palomeque, Bianchi
Juez: Luis Caviglia
Puntos: 4’ penal Caffera (CH), 18’ try D. Lussich (convertido por Morales) (T), 28’ try Bulanti (T), 34’ try Mosquera (convertido por Caffera), 60’ penal Morales (T), 65 TRY R. Klappembach (convertido por Caffera) (CH), 68’ try D. Lussich (convertido por Morales) (T)
Amarillas: No hubo
 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder