“Hicimos cinco errores en todo el partido, en cuatro nos marcaron”

Publicado en Selección, Selecciones, Teros XV, Uruguay

Pablo Lemoine, DT de Uruguay, analizo la derrota 29-18 ante Argentina y lo que se viene en el Sudamericano

Victoria Acuña-Redacción RugbyNews

Se estuvo cerca, aunque se pagó caro los errores. ¿Cuál es el balance que hacés del partido?
Si queremos jugar a este nivel los errores hay que dejarlos de lado, si no nos va arrastrar siempre a este resultado. No nos pueden meter cuatro tries. Para que nos apoyen tres o cuatro tries tiene que haber muchos errores. La verdad, defensivamente si vos contás las pataditas que perdemos o los errores puntuales, de ahí vienen los puntos. No hay tries de cinco fases, no hay dominio en el uno contra uno. Creo que tenemos que trabajar en eso, en erradicar esas cosas. Si no, no podemos lograr cosas. Podemos hacer todo, pero cuando entramos en la indisciplina táctica es donde hay que apretar diferente y encontrar formas diferentes de encarar las cosas. Insistimos mucho en la disciplina táctica, a veces en estos torneos hay bastante indisciplina por las diferencias de nivel. Es un tema de frustración, frustra un poco, a todos, al que hace el error, el que no lo hace, todos nos frustramos igual porque el objetivo es el mismo. Pero hay que seguir trabajando, creo que estuvo bueno, el equipo se conectó con el público, se vio el esfuerzo. Son cosas buenas, que se van recuperando de apoco.

Se cometieron errores después de hacer muchas cosas bien.
En el global, a lo que nos llevan los errores puntuales es a desconcentrar al equipo. Se encuentra con una situación que no está entrenada. Y esa situación es la que nos lleva a que la reacción no sea buena.

Por ejemplo, el offside por salir adelante después de defender varios minutos en cinco yardas y robar la pelota.
O patear un penal corto con todos los jugadores tomando agua, nos atacan y llegan al try. Son errores puntuales, el año pasado nos pasó el mismo penal, contra Argentina si no me equivoco, en el Sudamericano. El mismo. Entonces es complicado.

¿Qué cambió del primer tiempo al segundo?
Yo creo que claramente la diferencia es que pudimos lograr una superioridad en los forwards, que se plasmó inmediatamente en el partido, porque el juego de ellos parte del dominio de forwards, o de un juego de forwards organizado. Nosotros logramos desorganizar eso, y fue ahí donde se encuentran más espacios porque ellos se retraen, la defensa empieza a fallar cerca de la base, y una vez que falla cerca de la base después falla lejos de la base, es cómo una fórmula. Eso se reflejó inmediatamente.

Llamó mucho la atención la diferencia en el scrum de un tiempo al otro.
Basamos la charla en eso. En el entretiempo dijimos, ‘hay que pegar el golpe ahora’. Teníamos muy buen banco, teníamos que aprovecharlo. Y lo aprovechamos muy bien. Con esas cosas nos vamos muy contentos. Se empañan con otras, pero ahora hay que juntar a todos los chiquilines y seguir. Analizar a Brasil lo más que podamos, plantearle un partido duro y seguir. Pasar un escalón y después focalizarnos en el sábado con Chile.

Lo bueno es que, si no se cae en exceso de confianza, lo de hoy sirve para lo que viene.
Yo creo que tenemos que disciplinarnos tácticamente. Ser histéricos en eso. Hasta por demás, porque después todo lo demás surge. La táctica que armamos es en beneficio para nosotros, por eso la armamos, entonces hay que respetarla a rajatabla y tratar de que el otro no nos rompa la estrategia defensiva. Esa es la idea

Frases de la conferencia de prensa.
“Creo que claramente los errores individuales nos perjudican mucho porque te facturan. El resto, el sistema y lo que buscamos funcionó perfecto. Me parece que tenemos algunas cositas que nos sacaron, nos desalinearon y después se hizo difícil. Fueron pequeños errores individuales que nos llevan luego a cometer errores colectivos”.
“Me quedo con la actitud del equipo, cuando respetamos lo que venimos planteando, da resultado. Es importante que los chicos se den cuenta que el trabajo organizado se demuestra inmediatamente en la cancha, en la comodidad de jugar de una manera. Si respetamos todo lo que tenemos que hacer, los resultados vienen. “
“Creo que los dos sistemas, defensivo y ofensivo, funcionaron muy bien. Hay pequeños errores que no los tenemos previstos en la cabeza y cuando los cometemos enseguida nos facturaron. Hicimos cinco errores en todo el partido. Uno lo pudimos subsanar, en los otros cuatro nos marcaron”.
“Físicamente terminamos bien. Tenemos un jugador golpeado fuerte, Rodrigo Martínez, que salió lesionado a los 10 minutos. Ahí tenemos el punto más complicado de recuperación. El resto están todos bien, con molestias normales de calambres y acumulación de esfuerzo. Creo que para ser un partido ante Argentina y empezar el Sudamericano es muy positivo. Era el rival más duro, y los dos más importante son los que vienen. Si hoy acumulábamos lesiones se nos complicaba, pero por suerte solo tenemos que recuperar a Rodrigo”.
“Los puntos de contacto son el lugar donde más hemos insistido y donde nos cuesta más, porque en el Campeonato Uruguayo no se desarrolla mucho. Acá en el Centro de Alto Rendimiento trabajamos mucho en eso. La pretemporada estuvo basada en fortalecer el trabajo uno contra uno y en el contacto. Está bueno que ese trabajo se vea reflejado”.
“El resumen es muy positivo en cuanto al trabajo en el contacto, la defensa, el sistema ofensivo. Siguen habiendo coas negativas que si queremos Clasificar al Mundial tienen que corregirse, para lograr que el sistema crezca y que los jugadores ganen en confianza, porque cuando cometemos esos errores puntuales nos hacen mucho daño en la cabeza del equipo. Pero si se ven los avances es muy bueno”.
“Vamos por buen camino. Si analizamos la performance de los dos partidos es mucho mejor que el de hace tres semanas, más allá del resultado que lo dejamos un poco de lado. También se logra porque se va cerrando más el equipo, se va volviendo a la estructura típica de partido en gira o campeonato. Es ahí donde se genera más concentración y mejor nivel, recuperamos todos los chicos del seven, los de afuera, se agregan 10 o 12 y se engloban mejor las cosas, se juntan lo que se conocen más, se acumula trabajo y se nota rápidamente el cambio. Son jugadores con as trabajo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder