Este lunes habrá presidente

Publicado en Destacadas

Los directivos electos tendrán su primera sesión formal en la que se votarán los cargos; la polémica de la semana pasada parece ir quedando atrás y seguramente Marcello Calandra será elegido como presidente
 
 
El rugby uruguayo tendrá definido este lunes a su Comisión Directiva, luego de que los miembros electos se reúnan desde las 19 en la URU en la primera sesión oficial.
 
Tras las idas y vueltas de la semana pasada, todo se encamina para que Marcello Calandra sea elegido esta noche como nuevo presidente de la URU. La posibilidad de que el presidente fuese Alejandro Sagasti parece haber ido perdiendo fuerza con los días. La falta de votos para ello, pero además la perspectiva de una crisis política ni bien comenzado el período hicieron que el intento –basado en la interpretación de que los 10 votos que había conseguido Sagasti en la Asamblea significaban  que era el nombre con más consenso- seguramente quede por el camino.
 
Así las cosas, todo indica que Calandra (presidente), Sagasti (vice) y Andrés Pieroni (como tesorero) sean tres de los miembros elegido por dos años, aunque aún no está definido quién será el cuarto  (que ocupará el puesto de secretario). 
 
Para eso, depende de la decisión que tome Carlos Pombo, quien fue votado por los clubes, pero aún  no decidió si aceptará. El gerente de marketing del Grupo Disco –candidato a presidente promovido por Polo, Old Boys, La Olla y Trébol- había manifestado que su intención era ingresar como presidente, y que en otro caso declinaría del ofrecimiento. En los últimos días anunció que se hará presente en la sesión de Directiva, pero no anunció si será para aceptar el cargo o para anunciar su alejamiento.
 
Si Pombo ingresara, quedará por definir si lo hace por uno o dos años, ya que quedó igualado en votos con Gabriel Garese (Carrasco Polo). Así, uno ingresaría como secretario, mientras que el otro como vocal. El que se quedaría fuera de la directiva sería Pablo Ferrari, uno de los directivos que Calandra había pedido para que lo acompañara. 
 
En cambio, si Pombo no ingresara, entonces Garese iría como miembro por un año, de manera de habilitar el ingreso de Ferrari como secretario. Esa movida puede verse como un gesto político de Carrasco Polo hacia Calandra, de manera de asegurarle gobernabilidad, reconociendo que –aunque no lo votó- fue el directivo al cual la mayoría de los clubes le dio el voto de confianza para hacerse cargo de la presidencia.
 
Todos los cargos que hoy figuran por uno dos años podrán duplicarse en cuanto el Ministerio de Educación y Cultura oficialice los nuevos estatutos, que fueron votados por los clubes, y que establecen que los períodos de cada directiva sean de cuatro años, renovables por mitades cada dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder