El sueño terminó en porrazo

Publicado en Destacadas

Rumania mostró las reales y crueles diferencias entre el rugby de ambos países, para derrotar a Los Teros 39-12 y elimianros del Mundial 2011

 
 
El sueño del Mundial tuvo un durísimo golpe contra la realidad. Al Rumania demoró dos semanas en aparecer en su real dimensión, pero lo hizo con toda la crueldad de la real diferencia entre el rugby profesional y el amateur, para poner el 39-12 que dejó a Los Teros afuera del Mundial
 
Las lágrimas en el final, tras las palabras de Pablo Lemoine en la ronda despidiéndose de Los Teros, reflejaron bien lo que fue el partido. Bronca por un partido donde hubo actitud, tackle y entrega total, pero también un rival superior en cada aspecto de juego. Y que, para peor, encontró la ayuda de Los Teros en unos nefastos primeros 21 minutos, donde dejó pasar las chances de pelear el partido de igual a igual. 
 
Para tener oportunidades, Uruguay debía hacerse con la pelota, jugar en campo rival y encontrar los espacios rumanos en el abierto, evitando los forwards, donde había  muchísima diferencia. Pero fue lo exactamente opuesto. En ese arranque, Uruguay nunca pudo tener posesión siquiera para salir con el pie. Una y otra vez, Rumania se adueñó del control, porque fue muy superior en el ruck, donde robó varias pelotas celestes, porque también le sacó los lines (se sintió la lesión de Horta, y la formación ya no se pudo arreglar), y porque en el scrum también fue muy superior
 
Pero además, Rumania fue otro equipo con respecto a la pobre expresión demostrada en el Charrúa. Dumitras fue un fullback infinitamente superior a Vlaicu, lo que le permitió integrar a sus forwards y tres cuartos, y darle mucho ritmo a la pelota. Si en la ida a Uruguay se le había complicado con el juego corto, ahora tenía que marcar a un equipo dinámico en toda la cancha, por lo que agrupaba gente cerca de las formaciones y los espacios aparecían por todos lados.
 
Así era lógico que llegara el primer try, a los 7: Rumania ganando agrupando gente de Uruguay, y abriendo a la punta, donde Gal quebró un flojo try de Etcheverry y apoyó.
 
El partido, que venía bravo, seguía estando al alance: había que capear el temporal en el arranque. Pero lo que llegaría después quebraría todo el esquema: a la siguiente jugada, un segundo try rumano nacido de una catarata de errores celestes: mala salida que no pasó las 10, scrum, prepush celeste, kick del apertura Dumbrava, falta de cobertura, Manteca Martínez que apareció para salvar presionado y tuvo que apoyar, scrum cinco, se cae Corral, flojo empuje y try penal de Manteca, pateando la pelota cuando el scrum empezaba a arrollar. ¿El resultado? Conversión y 14-0.
 
El partido se parecía en algo al de 2009, cuando los rumanos hicieron un 14-0 en los primeros minutos, y después ya no sumaron. Con ese panorama, la opción era clara: seguir aguantando hasta que Rumania dejara de ser una avalancha. El problema fue que ese ritmo se mantuvo 10 minutos más.
 
A diferencia de la ida, el duelo territorial era de Rumania, que con otro line y maul volvió a avanzar hasta llegar el penal y la amarilla de Magno por derrumbar. El desastre se consumaba, y unos segundos después, con Crosa incorporado como ala y Braun en la segunda, Manta apoyaba casi dificultad el 21-0 a los 24 minutos. Y a los 27 casi fue el cuarto. Los Teros no podían ganar una en el cuerpo a cuerpo, y sin pelota para jugar y con mala obtención, era el relato perfecto de una pesadilla.
 
Sin embargo, a partir de los 30, Rumania ya no tuvo el ritmo de antes para mover la pelota, ni para presionar en el ruck, y empezó a cometer penales. Uruguay fue a jugar a campo rival, pero otra vez la obtención falló. En la única pelota clara, los tres cuartos movieron la pelota buscando penetrar la defensa, hasta jugar a la punta, donde el Colo Leivas no pudo desnivelar. Ni haciendo las cosas bien, a Uruguay le alcanzaba para hacer pasar zozobra al rival. Y eso en un primer tiempo donde el 80% había sido muy malo.
 
La segunda parte empezó con un rápido penal de Rumania que le permitía irse 24-0. Otra vez se jugaba a lo que proponía Rumania, yendo una y otra vez al contacto, aunque ya sin tanta facilidad para ganar metros.
 
De a poco, Uruguay revertióel trámite y volvió a jugar en campo rival. El line siguió siendo malo, pero uno de los pocos scrums limpios trajo el try de Crosa, tras una buena jugada preparada, con De Freitas yendo al contacto, guardando la pelota y jugando justo (aunque con forward pass) a Crosa. 24-7 que  despertaba esperanzas contra un rival que parecía en caída.
 
Fue solo un espejismo, porque la falta de obtención y la diferencia física se volvería a sentir: primero fue un buen sombrero que tiró Jerónimo, pero que desató una contra rumana que casi termina en try. Al final llegó con otra contra: pelota perdida en un scrum propio en ataque, contra de Rumania, que movió la pelota hasta encontrar el espacio por la banda y liquidar todo con el 29-7.
 
Quedaban algunos minutos por jugar, pero ya no fueron partido. Llegó un try de Dugionjic, otro try y un penal de Rumania en el cierre para el 39-17. Una dolorosa derrota, que se hubiese dado igual si los celestes hubiesen hecho un partido completo, porque Rumania jugó a un nivel superior que el que Los Teros pueden alcanzar. Pero quedó la espina porque Los Teros hicieron muchos errores que le facilitaron más las coas al local.
 
De todos modos, en el balance, queda claro que no fue el equipo que entro a la cancha que perdió la clasificación. Quizás todo lo contrario: sorprendieron a todos, en el Charrúa, dejaron la serie abierta y dejaron el alma el Rumania, aún con los gruesos errores que los condenaron. Más bien, el que perdió la clasificación fue el rugby uruguayo, que como hace cuatro años, no supo encontrar los consensos que lo unieran como lo exige la camiseta celeste.
 
Rumania 39-Uruguay 12
Rumania ,Mihai / Balan / Tincu / Petre / Carpo / Burcea /Tonita / Manta / Sirbu / Dumbrava / Gal / Dimofte / Fercu / Nicolae / Dumitras DT: R. Gontineac
 
Uruguay ,Corral / Arboleya / Sagario / Magno / Fonseca / Gaminara / Braun / Vilaseca / Martínez / Arocena / Crosa / De Freitas / Leivas / Mieres / Etcheverry. DT : G. Camardón
 
Cambiios Rumania: Popescu, Dima, Ursache, Burcea, Calafeteanu, Cazan, Lemnaru
Cambios Uruguay: Lemoine x Sagario, Rombys x Corral, Espiga por Braun, Badano por Magno, Dugonjic por Etcheverry
Puntos: 9 try Gal (convertido por Dumbrava) (RUM), 13’ try penal (convertido por Dumbrava) (RUM), 2’ try Manta (convertido por Dumbrava) (RUM) , 42’ penal Dumbrava (RUM), 54’ try Martín Crosa (convertido por Arocena) (URU), 64’ try Fercu (RUM), 71’ try Dugonjic (URU), 73’ try Lemnaru (convertido por Calafeteanu) (RUM), 80’ penal Dumbrava
Cancha: Estado Arco del Triunfo (Bucarest)
Juez: Alain Rolland (Irlanda)
Amarillas: Magno (U)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder