El Mundial de Montes

Publicado en Destacadas

El referee uruguayo arbitró dos de los tres partidos más importantes del torneo, incluida la final; recibió el elogio de la IRB y se perfila para continuar su carrera internacional

 
 
Qué torneo para Joaquín Montes. Ya la nominación –la primera de un uruguayo en un Mundial Juvenil como referee oficial – había sido un gran reconocimiento al trabajo y a los logros obtenidos en los últimos tiempos en el referato nacional. Así, la oportunidad de dirigir el Mundial juvenil de Georgia significaba para el mejor referee del país la oportunidad de mostrarse y seguir creciendo. Montes se entrenó duro durante esos meses, en silencio, y fue teniendo suficientes pruebas de entrenamiento, como la final del Crossborder, o el Sudamericano de seven.
 
Y vaya si lo hizo. Tras dos muy buenos partidos de la serie –nada menos que el segundo y el tercero del local Georgia-, el panel de especialistas de la IRB lo designó para el partido decisivo entre Samoa y Japón. Con dos de los tres partidos más importantes del torneo en sus manos, fue una actuación muy sólida de Montes, que redondeó el mejor torneo posible al máximo nivel en el que le ha tocado actuar. 
 
La actuación del uruguayo mereció incluso un reconocimiento de la IRB, que habló de él en una de los notas del sitio especial del campeonato. “Fue identificado por primera vez en su país, luego promovido a los juegos dentro de la región de América del Sur. Después de ser un árbitro asistente en el Mundiual IRB M20 en Argentina, estudió en el TOP (Programa de Optimización de Talentos) que cada año tiene lugar en Stellenbosch, Sudáfrica. A principios de este año, asistió Curso IRB Nivel 3 de Arbitraje. El rosarino Carlos Molinari, que mucho tiene que ver con su perfeccionamiento, asegura: ‘esta JWRT es una parte importante de su camino y en el futuro se espera que se conviertan en árbitros internacionales’”, expresa la nota. 
 
“La imagen más amplia es que la IRB sabe ahora qué está pasando con el referato en cada región y cada país. También nos da una estructura adecuada de arbitrajes de partidos. Esto quiere decir que tenemos programas de desarrollo adecuados para todos los niveles de arbitraje”, agregó Bernd Gabbei, el referee manager del torneo.
 
Por todo eso, la actuación de Montes es también extrapolable a la de Los Teritos, o muchos otros aspectos del rugby uruguayo: materia prima hay, y de sobra. La clave está en las apuestas y los planes consensuados, que permitan ayudar a que ese material que tiene el rugby uruguayo pueda brillar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder