El justo premio

Publicado en Selección, Selecciones, Teros XV, Uruguay

Los Teros obtuvieron una gran victoria ante Estados Unidos 26-8, para asegurarse el tercer lugar en la Americas Rugby Championship

Foto gentileza Judy Teasdale

Foto gentileza Judy Teasdale

En la fría Victoria (Canadá), Los Teros dieron un enorme paso. Ratificaron todo lo bueno que venían mostrando en los últimos tiempos, eso que ha logrado cambiarle la cara al seleccionado uruguayo. Hoy, por fin, llegó la victoria: 26-8 a EEUU Select, para quedarse con el tercer lugar de la Americas Rugby Championship. Y sobre todo, demostrar que este equipo está para cosas grandes.

El equipo respondió ante rivales claramente superiores. Y esta noche, ante el más parejo, dio el paso que le faltaba: ganar. Fue quizás el rendimiento menos sólido de los tres, al menos en el juego ofensivo, de manos y velocidad para penetrar. Pero Los Teros volvieron a dar otra señal de confianza: cuando las cosas no salen con el plan A que se propone, los forwards están allí para tomar el protagonismo, y ganar el partido. Para demostrar que este equipo tiene presente, pero también historia. Dos tries y dos penales nacidos nacidos del trabajo de los ocho de adelante, más otras dos opciones con el pie, para completar el 26-8.

El partido
El scrum celeste impuso condiciones ya desde el arranque: una plataforma que le daba pelotas limpias a los tres cuartos, quizás con una calidad como no habían tenido en todo el torneo. Pero los backs no conseguían sacar esa ventaja que en los partidos anteriores si lograban con mucho menos espacios. Uruguay ganaba metros y penetraba, pero errores de manejo le impedían transformarlo en ataques profundos. Entonces fue lógico que el scrum generara el penal que Etcheverry cambió por el 3-0.

EEUU atacó y la defensa de Uruguay volvió a mostrarse sólida, aunque no tanto como en el partido ante Argentina, con tackle agresivo y doble que enloquecía al rival. EEUU ganaba algún metro más que los argentinos en el contacto, pero era mucho más inocuo, porque la presión celeste lo obligaba a más errores que el rival del otro día. Pelotas robadas en el contacto, knkock ons y penales le daban la chance a Los Teros de seguir dominando el encuentro, y de ir a jugar a campo rival.

Y con ese juego de ataque de Uruguay, se confirmaba la tendencia: eran las formaciones fijas el camino para crear peligro. Otro buen line y maul –el line fue una garantía en todo el partido- le daban un buen ataque a Uruguay, lanzando dos puntadas profundas, hasta que Rombys quebraba la primera línea de tackle y generala otro penal en el ruck, que Etcheverry cambiaba por el 6-0.

Era un aceptable partido de Uruguay, aunque jugando a una velocidad menos de lo posible por esa imposibilidad de aprovechar de mejor manera su superioridad. Y eso fue igualando el partido, sacándole un poco de confianza y concentración a los celestes, y generando un penal que McDonald aprovechó para poner el 3-6. Y unos pocos minutos después el único try de EEUU, luego de lanzar la pelota abierta y que uno de sus alas quebrara la primera línea defensiva por primera vez en el partido, para deshacerse de tres tackles y poner el 8-6. Era el peor momento celeste, lo que hasta transformó en buena noticia el final de la primera parte.

El segundo.
En el arranque del segundo, un par más de errores de manejo en el abierto tras avanzar en el maul ratificaban que no era la tarde para jugar de manos. EEUU crecía en defensa, proponia un juego bien físico allí, y además aprovechaba y atacaba, y lograba un penal frente a los palos, pero el remate de iba ancho.

Y quizás allí estuvo el click en el partido: en la siguiente, tras otro ataque de EEUU por adentro, Uruguay por fin recuperó la intensidad defensiva, robó y Duran pateó lejos. El line del rival fue torcido y Uruguay tuvo una plataforma limpia de lanzamiento. La aprovechó y no se movió más de ahí: scrum para ganar metros y meterse bien adentro de las 22 del rival.

Los nervios y la ansiedad seguían pesando, casi como un autoboicot, que provocaba desperdiciar dos chances clarísimas con el scrum: primero Vecino la sacaba antes de tiempo de una formación que avanzaba fácil, pero la suerte empezaba a estar del lado celeste, y por eso había otro knock on rival para tener otro scrum. El segundo se volvía a ganar, pero esta vez los forwards la sacaban apenas a un metro antes del ingoal por derrumbe del rival. Había penal para volver a tirar, y recién en la tercera llegaba el premio: otra vez rueditas a la formación, infracción de EEUU y try penal, para irse 13-8. Por fin, tranquilidad para jugar.

EEUU quemó cartuchos, pero la defensa volvió a demostrar que fue otro de los bastiones en este torneo: primero un ataque del rival por el abierto que quebró por segunda vez en la noche la marca y avanzó media cancha para jugar en campo celeste, hasta que llegó el tackle salvador y la pelota recuperada. Y luego otro avance de EEUU en varias fases por adentro, para lograr un penal, decidir jugar, no poder apoyar, y que el pack celeste volviera arrollar en el scrum 5, para forzar el penal de las Águilas e ir a jugar a campo rival.

Esas dos defensas fueron como tries psicológicos, al punto que de ambas vinieron más puntos uruguayos: primero un penal de Etehcverry tras el empuje del scrum en ataque para poner el 16-8. Y tras la segunda defensa, un ataque de pelota abierta –la mejor jugada ofensiva de la noche-, line, maul, pick and go, scrum y el try de Diego Magno levantándose para liquidar e partido con el 23-8.

Aunque pareciera insólito, hubo tiempo hasta mirar tranquilos los últimos minutos, ya con la victoria asegurada, aún mucho más luego que Favaro acertara un penal más y pusiera el 26-8. Para disfrutar de ese cierre. Hasta que para los jugadores pudieran pensar en todo lo bueno que han hecho en esta temporada, y que ahora, casi en el final, tuvieran un justísimo premio. No fue el partido ideal, pero el equipo fue maduro para encontrar las armas y ganar. Y para ratificar que camina en la buena senda.

URUGUAY 26-EEUU 8
URUGUAY: 1. Alejo corral, 2. Arturo Ávalo (c), 3. Juan Rombys; 4. Mathias Palomeque, 5. Cristofer Soares de Lima; 6. Franco Lamanna, 7. Juan De Freitas, 8. Diego Magno; 9. Francisco Vecino, 10. Alejo Duran; 11. Rodrigo Silva, 12. Rodrigo Martinez, 13. Santiago Gibernau, 14. Gaston Mieres; 15. Jeronimo Etcheverry. DT. P. Lempone-E. Caffera

EEUU 8: 1. Zachary Fenoglio, 2. Derek Asbun, 3. Tim Paulsen; 4. Nicholas Civetta, 5. Raham Harriman; 6. Eric Duechle, 7. Kris Headlee, 8. Tom Katzfey; 9. Shaun Davies (c), 10. Zachary Pangelinan; 11. Miles Craigwell, 12. Gearoid Mcdonald, 13. Dean Gericke, 14. Cornelius Dirksen; 15. Chris Chapman. DT: Mike Tolkin

CAMBIOS URUGUAY: Durán x Rombys, De Mula x Corral, Sanguinetti x Palomeque, Alonso x De Freitas, Favaro x Silva
CAMBIOS EEUU: Moaalii, Nick Wallace, Mateialona, Tracy
Puntos: 9’ penal Etcheverry (URU) 3-0, 20’ penal Etcheverry (URU) 6-0, 24’ penal McDonald (EU) 6-3, 38’ Duechle (EU) 6-8, 56’ try penal convertido por Etcheverry (URU) 13-8, 66’ penal Etcheverry (URU) 16-8, 70’ try Magno convertido por Etcheverry (URU) 23-8, 77’ penal Favaro (URU) 26-8
Cancha: Westhills Stadium
Referee: Bryan Arciero (Canada)
Amarilla: Franco Lamanna (URU)

Foto gentileza Judy Teasdale

Foto gentileza Judy Teasdale


3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder