El galés rebelde entrena con Escocia

Publicado en Destacadas

Pese a que la IRB le prohibió a Steven Shingler defender al cardo por haber jugado un Mundial juvenil con la casaca de Gales, el jugador entrena con el equipo de cara al 6N
  
 
Fue el tema de la semana pasada. El caso de Steven Shingler da mucho para hablar, pensar y debatir, y si bien todos los involucrados pueden tener parte de razón en sus argumentos, nadie tiene la verdad absoluta. 
 
Haciendo memoria, este caso tiene dos partes involucradas. Por un lado, está Escocia que, considerando al jugador parte de su país por tener la nacionalidad y haber vivido allí varios años, citó al mismo de cara al inicio del Seis Naciones 2012.   
 
Por el otro, encontramos a Gales; país en el que Shingler nació y supo defender en el pasado Mundial juvenil, pero con el cual no se siente identificado. La WRU crítica esta actitud del jugador, considerando que el mismo no puede desempeñarse en otro seleccionado si ya ha defendido la camiseta de los de rojo, por lo que el debate está sobre la mesa.  
 
El cardo en cambio defiende esta posibilidad, considerando que una selección juvenil no debe ser considerada como algo definitivo para la vida del jugador.  
 
Si bien para este caso la IRB intervino como mediador negándole a Shingler la posibilidad de defender la camiseta de los de azul, este ha estado trabajando los últimos días con el plantel escocés de cara al 6N como si fuese uno más de ellos. Este comportamiento solo ha molestado más a las autoridades de la federación galesa. 
  
"No es ningún secreto el hecho de que Steven Shingler es parte de nuestro equipo de las Seis Naciones y sigue siendo así", dijo un portavoz de la Unión escocesa. Y agregó: "IRB dictaminó que no puede jugar para Escocia y hemos apelado esa decisión, pero lo que hemos hecho es invitarlo a nuestro campo de entrenamiento y él ha tomado esa oferta".
 
Ambas federaciones siguen luchando por quedarse con la joven joya que defiende los colores de London Irish. La riña parece extenderse para largo, ya que ambos tienen argumentos a favor, pero no toda la verdad de su lado.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder