“El equipo tuvo la virtud de darse cuenta que había una cancha ancha”

Publicado en Carrasco Polo Club, Clubes, Locales, Noticias, Old Christian's Club

Fernando “Bocacha” Silva y Mario Lamé, entrenadores de Carrasco Polo junto a Dirgo Ormaechea, analizaron la final y lo que dejó la temporada

Foto Victoria Acuá-Redaccion Rugbynews

Foto Victoria Acuá-Redaccion Rugbynews

Sorprendió la diferencia que lograron sacar.
Silva: En el segundo tiempo contra Old Boys pasó algo parecido, el equipo se larga y saca mucha diferencia. Es un equipo que cuando juega en serio en el tema defensivo va amainando al otro equipo, y luego larga un ataque que se hace insostenible.
Lamé: La verdad el club es duro. Cuando no están enchufados, como a principio de año, que les costó engancharse, es otro equipo. Pero cuando se enganchan es muy complicado. Ya lo veníamos viendo en la segunda parte del año. Nos costó Christians, nos costó Trébol, que lo ganamos en la hora. Y después hicimos el click, y cada partido nos íbamos superando. Llegamos paso a paso a esta definición y terminamos en el mejor momento.

¿Cuál fue la clave?
Silva: En la final y semifinales vi un scrum muy duro, que marca la diferencia. Un buen resultado en general en los movimientos a partir de las pelotas fijas. Además el equipo tuvo la virtud de darse cuenta que había una cancha ancha, y supieron cambiar el juego para jugar en el ancho, lo que nos dio un montón de posibilidades. Fue una lectura de ellos, lo vieron, y estuvieron muy bien en la toma de decisiones.
Lame: en el equipo hay un montón de penetradores, backs y forwards, y llega un momento que si uno controla el juego en defensa y empezamos a atacar y tener variantes, es un equipo difícil de parar. Entonces muchas veces el rival tiene referencias, pero cuando tenés tantas referencias se le hace difícil.

La defensa también fue muy buena, paró el envión con el que arrancó Christians.
Silva: A mí me gustó el centro de la cancha, hubo una defensa muy buena. Ellos propusieron y se encontraron con un sistema defensivo que los fue amainando. Te diría que a partir de eso y del scrum empezaron a sentirlo. Por suerte, como dice Mario, pudimos penetrar y buscar espacios, y allí vino e desorden de la defensa de ellos. Fue un mérito bárbaro.
Lamé: Y un nivel de concentración muy alto. Erramos un solo line en todo el partido, no se falló ni un scrum, cometimos pocos penales. Estaban enchufados, querían liquidarlo en la primera final. Y lo demostraron en la cancha. Fue muy lindo verlos jugar.

Además del trabajo de forwards y backs, se vio un juego integrado muy bueno.
Silva: Estos tres cuartos son los mismos de todo el año. La diferencia es el engranaje que te dan las pelotas de calidad, eso hizo que encontraran espacios y marcaran las diferencias. Por algo se van siete backs a Canadá, hay una realidad del rugby uruguayo, el que no la quiera ver que no la vea pero es real. Desde el momento que vienen pelotas de calidad hay que buscarlos.
Lamé: Sobre todo fuimos muy oportunos, marcamos una diferencia grande en pocos minutos, y cuando empieza el segundo tiempo hacemos otro try. Entonces como que al rival se le hace muy cuesta arriba. En los momentos clave les hicimos puntos. Le quedó salirse a jugar todo por el todo. Y eso también mostró las ganas de jugar de Polo, los chicos aguantaron los últimos cinco minutos defendiendo un apelota de try. Los sacaron para atrás y casi termina en try nuestro. Eso muestra el orgullo, la concentración.

¿Qué sienten al dirigir a tantos jugadores que pasaron por ustedes en formativas?
Silva: es un orgullo todo eso, y también es muy lindo pasar al plantel superior, después de muchos años volver con Mario y Diego me trae muchos recuerdos, y lo disfruté mucho. Todavía no terminó, ahora nos queda la final de Intermedia que va a estar dura y para la que va a haber que seguir trabajando. No te olvides que es un grupo de 60 jugadores, hay una revancha que se tiene que tomar y afinar todo para sacarla adelante.
Lamé: En el club se trabaja mucho. Desde entrenadores que se comen la más fea, de enseñar lo básico a los más chiquitos, con mucha paciencia, en sub 13, sub 12. Después uno los agarra más grandes y ya con un montón de conceptos de otros entrenadores. Es un trabajo lindo, mucho esfuerzo de todos. Pero da sus frutos. Terminar contentos de que se trabaja bien, en armonía. Ahora tenemos que apuntar a estas dos semanas para jugar la final de Intermedia, que va estar muy lindo y por lo menos estira un poco más el año, si no termina pronto. Por suerte hay revancha y hay que ir enchufaditos y no regalar nada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder