Destrozados

Publicado en Internacionales, Noticias

Los Pumas no tuvieron respuestas de juego pero tampoco anímicas, y por eso fueron vapuleados por Sudáfrica 73-13 en el debut del Rugby Championship

Villar Press

Villar Press

Fue el golpe más duro que se pueda recordar en mucho tiempo para Los Pumas. Que deja huellas. Que no se olvida de un día para otro. Sudáfrica aplastó 73-13 a Argentina en el arranque del Rugby Championship. Un equipo que se quedó sin líderes, que no tuvo jugo y, la mayor sorpresa, no tuvo la rebeldía imprescindible cuando las cosas vienen torcidas.

El primer tiempo arrancó mal y terminó peor para Los Pumas, que nunca pudieron establecerse en campo. No tuvieron la pelota, porque fallaron desde el primer line (cuatro perdidos en la primera parte), porque no se adaptaron al nuevo scrum (dos free kicks, por pre push y pelota torcida). Y cometieron penales, algunos innecesarios y tontos, como el de Matías Díaz que le dio la primera ventaja los Boks, 3-0.

Sin pelota, Argentina quedaba limitado a su entrega y a los tackles para frente frenar a un Sudáfrica que podía parecer avaro, pero que se limitaba a hacer lo que todos esperaban antes: los kicks a cargar o al fondo de Morne Steyn, la potencia física para ganar metros o presionar las salidas argentinas, y el line y maul como estrategia para ganar metros. Le costó 10 minutos arrancar, y por eso hasta allí la diferencia era solo de 6-0, a través de dos penales. Corta diferencia, pero las bases argentinas empezaban a socavarse.

A los 15, con el partido 9-6, el equipo de Phelan tuvo su primer ataque, y aunque con posesión y cuidado, nunca pudo darle velocidad, por el trabajo en el ruck que proponía Sudáfrica. Contepomi volvía a acertar de penal para poner un 9-12 que, con cómo se había dado gasta allí el parido, era un gran negocio.

Pero Sudáfrica siguió poniendo sus cartas sobre la mesa. Ya con más dominio físico por 20 minutos de proponer y someter, empezaba a encontrar espacios y lograba quebrar una vez por afuera con los forwards. Conseguía un scrum en franco ataque, y lograba penetrar la defensa argentina, jugarle adentro, avanzar en el contacto. Con todo eso, no fue raro que los Boks apostaran al line cuando tuvieron un penal, y tras el maul, llegar al try penal por knock on intencional de Guiñazú, que encima se iba con amarilla.

Ya sin Hernández en la cancha, sustituido por Agulla, Los Pumas tuvieron una chance más. Sin orden y sin ideas, fueron las ganas del recién ingresado para buscar el hueco, y luego Camacho que se mandó, no encontró pase, la perdió, no hubo cobertura y en la vuelta Engelbretch metió un try de toda la cancha para poner el 26-6, que cerró un primer tiempo de suplicio para Los Pumas.

Pintaba muy feo para Los Pumas, pero nadie podía esperar lo que vendría después. Ya sin Albacete, sin Hernández, con Corcho Lobbe y Ayerza vestidos de civil, Argentina se murió. Físicamente se quedó sin tackle, y también sin el más mínimo orden defensivo, El scrum se derrumbó y le quitó las pocas chances a los argentinos de tener la pelota. El maul sudafricano fue implacable, y Los Pumas no le encontraron la vuelta. Y así la diferencia empezó a abultarse hasta lo absurdo.

Pero fue más que juego. Algo se quebró en Los Pumas, que a los 55 minutos ya había bajado los brazos, lo que explicó que en la segunda parte recibieran ocho tries para el 7313 final. Una herida que deja cicatriz, y que la enorme interrogante de preguntarse cómo se levanta, porque dentro de una semana vuelven a verse las caras en Mendoza. Y porque, para peor, el torneo ante las potencias acaba de arrancar.

Argentina: 1- Juan Figallo, 2- Eusebio Guiñazú, 3- Matías Díaz; 4- Manuel Carizza, 5- Patricio Albacete; 6- Pablo Matera, 7- Juan Manuel Leguizamón, 8- Leonardo Senatore; 9- Martín Landajo, 10- Nicolás Sánchez; 11- Juan Imhoff, 12- Felipe Contepomi (capitán), 13- Marcelo Bosch, 14- Gonzalo Camacho; 15- Juan Martín Hernández.
Suplentes: 16- Agustín Creevy, 17- Nahuel Lobo, 18- Juan Pablo Orlandi, 19- Mariano Galarza, 20- Julio Farías Cabello, 21- Tomás Cubelli, 22- Santiago Fernández, 23- Horacio Agulla.
Entrenador: Santiago Phelan.

Sudáfrica: 1- Tendai Mtawarira, 2- Adriaan Strauss, 3- Jannie du Plessis; 4- Eben Etzebeth, 5- Juandré Kruger; 6- Francois Louw, 7- Willem Alberts, 8- Duane Vermeulen; 9- Ruan Pienaar, 10- Morné Steyn; 11- Bryan Habana, 12- Jean de Villiers (capitán), 13- JJ Engelbrecht, 14- Bjorn Basson; 15- Willie le Roux.
Suplentes: 16- Bismarck du Plessis, 17- Gurthrö Steenkamp, 18- Coenie Oosthuizen, 19- Flip van der Merwe, 20- Siya Kolisi, 21- Fourie du Preez, 22- Pat Lambie y 23- Jan Serfontein.
Entrenador: Heyneke Meyer.

Estadio: FNB Stadium, Soweto.
Kick Off: 12:00 (hora Argentina)
Referee: Chris Pollock (Nueva Zelanda)
Árbitros Asistentes: Pascal Guazere (Francia) y John Lacey (Irlanda)
TMO: Eric Gauzins (Francia)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder