Dejando en alto el espíritu

Publicado en Destacadas

Christians perdió la final, pero junto a Polo brindaron un hermoso espectáculo de color. Los azules terminaron juntándose en el club a pesar de la derrota, celebrando el espíritu de rugby

Los pitufos tomaron por asalto la cancha del Country Los Teros en los minutos previos a la final. Sí, aunque parezca salido de cuento, pasó el sábado. Y aún más rato todavía. Hicieron un improvisado haka, y luego le dieron la bienvenida a William Wallace, un astronauta, a Barney, un gladiador espartano, a Mr Increíble, un cura, la Reina de Inglaterra y hasta una réplica de Pachi Arocena.

Pasó de verdad. Fue el notable espectáculo que ofreció la hinchada de Christians en lo previo a la final. Una larguísima caravana azul llegó desde la sede, donde habían comenzado la fiesta, con banderas, bombos y fuegos de artificio. Los esperaba la hinchada de Polo, que estaba desde temprano y que sin tanta puesta en escena pero también con muchas banderas, papel picado y bombas y un aliento incesante que le dieron su toque a la final, ayudó a jerarquizar el partido más importante del año.

Finalizado el tercer puesto, primero varios chicos con las banderas de Carrasco a la cancha, y luego los Pitufos hicieron su entrada. No menos de 50, vestidos con la camiseta de Christians, que comenzaron hacer el haka y luego le dieron paso a los protagonistas de los espectáculos de los años anteriores. Después aparecieron en el cielo tres paracaidistas, que aterrizaron elegantemente en la cancha, salvo uno que se demoró un poco más.

Al final del partido, la hinchada del caballito ya cantaba y deliraba por lo que era un triunfo seguro. La tribuna azul comenzó la ovación hacia sus jugadores, que agradecieron con el saludo al final.

Pero la cosa siguió en el club azul. Porque al igual que en Carrasco Polo, en Christians hubo fiesta. Ya no importaba el título sino lo que de verdad debe juntar a la gente alrededor de la ovalada: el espíritu de rugby, ese que dice que el resultado es secundario. Lo mismo sucedió antes: no era un festejo anticipado, sino simplemente la alegría de vivir una fiesta. Por eso en Christians se hizo un asado en la sede, y luego música y baile hasta las cuatro de la mañana. Como debería ser siempre. Como es moneda corriente en Argentina, y como manda el espíritu de rugby. 

COMENTARIOS (Para que el comentario sea publicado se debe dejar una dirección de mail real, que no será publicada)


Sebastian Marturet -  Fecha: 15/09/2009

       No comparto que bajo el titulo dejando en alto el espíritu del rugby se mencione a la hinchada de carrasco polo. Una hinchada que escupe a personas que pasan por abajo de su tribuna e insulta simplemente porque no tienen su misma camiseta, esta bastante lejos de lo que es el espíritu del rugby, donde el respeto es uno de sus principales valores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder