Defensas que ganan campeonatos

Publicado en Destacadas

Carrasco Polo tackleó todo lo que se le pasó por delante, y así se llevó una enorme victoria 17-13 ante Old Boys en el inicio del Súper 4
 
  Ignacio Chans-Redacción Rugbynews. Fotos: Victoria Acuña
¿Vio la frase aquella de que los ataques ganan partidos y las defensas campeonatos? Bueno, con Carrasco Polo está punto de pasar eso. En la primera fecha del Súper 4 le ganó a Old Boys 17-13 y se sacó de encima al último Campeón Uruguayo, para dar un enorme paso hacia la reconquista de la corona.
 
Era el cuarto encuentro entre ambos en el año, todos con diferentes trámites. Y este no podía ser menos: el viento fue absolutamente preponderante para la estrategia de juego. Old Boys sorprendió en el inicio, dominando territorialmente a pesar de tener el viento en contra. Se hizo con la pelota, y sobre todo, la cuidó. Corrió desde el fondo, pero no abrió cada pelota que tuvo, sino que intercambió puntadas por adentro, avances en corto, y algunos pases a la punta, que se hacían difíciles porque el viento era enemigo de la velocidad en el pase. Polo no podía responder, porque no utilizaba bien el pie, o lo hacía para zafar de la presión que le ponía el azulgrana. Sin embargo, se adaptaba bien al plan B: involucraba poca  gente en las formaciones y defendía de pie, lo que no le facilitaba las cosas para recuperar pelotas, pero se resguardaba de las entradas cerca de la base que le habían costado puntos en encuentros anteriores.
 
Así y todo, ese dominio de Old Boys no pudo traducirse en puntos. Por eso, el partido llegaba a los 30 minutos con un pálido 3-3, que no se condecía con un intenso encuentro.
 
El trámite cambió cerca del final de la primera parte, cuando, Old Boys terminó con la disciplina que había tenido hasta ahí, avanzando sin perder la pelota. Jugando en su campo, cometió dos penales seguidos, que aunque fuesen de distancias difíciles, tenían enfrente a Tachuela Asuaga para aprovechar su casi infalibilidad para poner el 9-6 con el que se iban al descanso. El resultado, en definitiva, no convencía a nadie. A Polo porque era un primer tiempo para dominar, a Old Boys porque hasta los 30 había hecho un excelente negocio, pero no solo no había sumado un poco más sino que había sumado 6 puntos en contra en el cierre.
 
En el arranque del segundo tiempo pareció que el trámite empezaba a torcerse para el lado de Old Boys, porque otra vez, era el que sabía jugar con el viento. Muchos kicks para arrinconar al caballito, y jugar corto buscando el espacio por afuera. Sin embargo, otra vez los tackles del Polo le cerraron los caminos. No solo eso: con cambios, el equipo de Ormaechea comenzó a torcer la historia de un scrum que hasta allí venía parejo, y jugando desde su propio campo con las manos encontró algunos huecos para quebrar la primera marca de Old Boys e ir a campo rival.
 
Con eso, Polo tuvo una oportunidad, y no la desaprovechó: una pelota abierta a la punta, para luego avanzar dos puntadas por adentro en corto, generar el hueco y lastimar por afuera, a través de Agustín Ormaechea. ABC sencillo de juego en ataque, pero que lleva un complejo trabajo ponerlo en la cancha: con eso, Polo se iba 14-3 y amenazaba con liquidar el pleito.
 
Sin embargo, Old Boys le respondió enseguida, como para que el encuentro no se le fuera de las manos: kick al fondo, Crosa aprovechó la duda de Etcheverry cuando la pelota picó, y el centro azulgrana aprovechó para primerear y apoyar bajo los palos, para poner el partido a cuatro puntos, y luego un penal de Albanell que dejó a Old Boys a un solo punto: 14-13.
 
Era el momento ideal del equipo de Naón, que usaba el viento a favor, enloqueciendo con buenos kicks al fondo de un Polo que no sabía cómo responder. Sin embargo, nunca podía finalizar, porque a esa altura el scrum de Polo era muy superior, y por que la presión defensiva no le daba oportunidades a Old Boys de quebrar.
 
Entonces, hay veces que el caballito parece un boxeador. Sabe que cuando viene la mano torcida, hay que sumar puntos. Tirar golpes que lleguen a destino, para luego entreverarse, abrazar al contrario, esperar que pase el temblor. Así, Asuaga metió otra patada difícil y esquinada en una de las podas chances que el caballito cruzó el mediocampo, para irse otra vez a cuatro, a salvo de un penal.
 
Old Boys quemó las naves y dominó en el final. Intentó con el maul, pero Polo lo defendió hasta en la raya misma del ingoal. Probó en el juego corto, pero el caballito fue una máquina de tackles. Intentó tirar la pelota afuera, pero su rival nunca se desordenó. Así, y tras una jugada de más de cuatro minutos, Old Boys se equivocó. Polo no. Y eso es lo que lo tiene a un paso de reconquistar la corona de campeón uruguayo.
 
CARRASCO POLO 17-OLD BOYS 13
 
CPC: Capó / Ávalo / Colucci / Álvarez / Protasi / Berchesi / Conti / J. Ormaechea / Vecino / Berchesi / Parra / A. Ormaechea / Labat / Asuaga / Etcheverry. DT: Ormaechea-Amarillo-Mendaro
 
OBC: Gari / Rocco / González Lerena / Bordaberry / Badano / Medeiros / Gaminara / Cat / Campomar / Albanell /Crosa / Gortari / Tormenta / Sagarra / Piacenza. DT: I. Naón
 
Cambios CPC: Sánchez x Colucci, Durán x Sánchez, Rega x Protasi, Campomar x Conti, Rega x Berchesi, Martínez x Etcheverry
Cambios OBC: Core x Piacenza
Puntos: 31’ penal Asuaga (CPC), 36’ penal Albanell (OBC), 38’ penal Asuaga (CPC), 40’ penal Asuaga (CPC), 54’ try A. Ormaechea (CPC), 55’ try Crosa convertido por Albanell (OBC), 61’ penal Albanell (OBC), 68’ penal Asuaga (CPC)
Cancha: Country Los Teros
 Juez: Rodolfo Crocci
Amarillas: No hubo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder